Saltar a: navegación, buscar

Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos

Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba Bandera de Cuba
Error al crear miniatura: Falta archivo
Siglas o Acrónimo:CECC
Fundación:26 de julio de 1962
País:Cuba Bandera de Cuba
Sede:Granma
Dirección:Bartolomé Masó, Granma
Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos. En la cercanía al municipio montañoso de Bartolomé Masó de la provincia de Granma se encuentra la primera obra educacional construida por la Revolución, La Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, por donde han pasado mas de 700 mil educandos a lo largo de su historia, con nueve unidades docentes; este complejo educacional abarca unos 5,2 km² y tiene en su interior una comunidad urbana con cuatro mil 314 residentes.

Ubicación

De un lado la vasta llanura Cauto – Guacanayabo y del otro la cordillera de la Sierra Maestra le imprimen al lugar una belleza y contrastante, al ubicarse cada una de sus once unidades de hermosa arquitectura rodeadas de vegetación, cultivos, bosques y vaguadas. El periférico Río Arroyón, además de abastecer de agua al conjunto y a los cultivos, constituye un complemento paisajístico y un escape para la recreación.

Ubicada en la zona central del municipio de Bartolomé Masó, en la provincia de Granma, la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos ocupa una extensión aproximada de 5,2 km² sobre una superficie semiondulada. Para llegar al lugar se accede por la carretera Bartolomé MasóLas Mercedes, principal enlace con el resto del territorio, especialmente con la cabecera municipal (al este) distante a unos 6.5 km, limita al este con la carretera Bartolomé Masó – Las Mercedes, al oeste con la Circunscripción 79 del Consejo Popular Caney de las Mercedes, al norte con el Río Arroyón y al sur con el Consejo Popular Sao Grande.

Historia

Idea de su construcción

En los primeros años de la Revolución la educación constituyó uno de los temas a los que se le prestó gran interés,  muestra de ello fue La Campaña Nacional de Alfabetización en 1961 y la construcción de centros docentes a lo largo y ancho del país, en aras de satisfacer las demandas existentes en los diferentes niveles educacionales.

En ese momento, las decisiones eran muy rápidas, plasmadas en la realidad, era necesario demostrar el significado de la acción revolucionaria del pueblo; la inmensa voluntad creadora de esta acción, capaz de superar las infinitas adversidades impuestas por el enemigo, empeñado por todos los medios en destruir la naciente Revolución.

En el territorio del actual, municipio Bartolomé Masó, al sur de la provincia de Granma, la educación presentaba un estado alarmante, el número de escuelas no llegaba a diez, en la zona montañosa la carencia era total, de las existentes la mayoría de las veces permanecían estaban cerradas por falta de maestros, situación que provocó que el 90 % de la población fuera analfabeta. La dirección de la Revolución desde los mismos días del triunfo, comenzó a generar un amplio plan de ideas para la zona.

Lo prometido en lo más alto de la Sierra Maestra, en momentos en que el Ejército Rebelde se fortalecía cada vez más con la apreciable ayuda del campesinado, comenzó a tornarse una hermosa realidad cuando, el 4 de septiembre de 1959, el Comandante en Jefe Fidel Castro nombró al Comandante Manuel Fajardo Rivero (Piti) como jefe de operaciones en la Sierra Maestra y director de la construcción, en el Caney de Las Mercedes, de una Ciudad Escolar para 20 mil niños campesinos.

El 27 de ese mes, el entonces Capitán Rogelio Acevedo González, con combatientes de la Columna Invasora No. 8 Ciro Redondo y de otras unidades rebeldes, arribó al lugar donde se ejecutaría aquella obra. Según se había proyectado, inicialmente la Ciudad Escolar abarcaría una extensión de 582 caballerías de tierra, de las cuales 65 corresponderían a edificaciones donde serían construidas 40 escuelas, de las ellas dos estarían dedicadas a preparar maestros y enfermeras, esta última con un hospital anexo de 200 camas.

Se construiría además un estadio con capacidad para 40 000 personas, contaría con un planetario, un zoológico, un jardín botánico, un instituto de bellas artes, un museo, una biblioteca, cinco cines con capacidad para mil personas cada uno, un mercado, un acuario, diez piscinas olímpicas y un hotel para las visitas de los padres.

El proyecto general se concluyó en el cuarto piso del edificio del MINFAR en Ciudad de la Habana en el año 1962, en la oficina del Primer Ministro y estuvo liderado por el arquitecto español republicano y comunista José Fábrega.

Los edificios estarían comunicados entre sí por una red de aceras, que evitarían la circulación de vehículos dentro del área escolar, éstos circularían por una vía de circunvalación que comunicaría los edificios entre sí con el exterior, el resto estaría cubierto por áreas verdes, árboles frutales, maderables y florales. La ciudad tendría capacidad para albergar a 20 000 alumnos que combinarían el estudio con el trabajo, con 500 caballerías para el abastecimiento agrícola y ganadero.

El día 26 de septiembre de 1959 "Año de la Liberación" a las 9:00 de la mañana se inicia la construcción de esta obra por el glorioso Ejército Rebelde, nacido del pueblo, al calor de la insurrección, trabajadores armados que vestían el glorioso uniforme verde olivo, sumergido ahora en la nueva tarea de hacer escuelas, de fabricar casas, de sembrar la enseñanza, de construir.

En aquellos momentos tomaron la jefatura de las tropas, ahora en la construcción, como antes en el combate, el entonces capitán Rogelio Acevedo, con 7 000 hombres y al aporte femenino del batallón Mariana Grajales; le sucedió en el mando el inolvidable comandante Pity Fajardo y otros destacados comandantes como Armando Acosta Cordero y Feliberto Olivera.

A fines de 1962 se encargó la continuación de la obra al Ministerio de la Construcción y a su delegación territorial en Santiago de Cuba. Singular significación tuvo para el desarrollo de las obras la continua presencia del Che, que le imprimió un nuevo carácter al trabajo, comenzaron a desarrollarse en las obras de la Ciudad Escolar a instancias suyas, el domingo 22 de noviembre de 1959, las jornadas de trabajo voluntario que generó un amplio movimiento popular y un entusiasmo en la región que de los poblados cercanos y hasta de las ciudades de Bayamo y Manzanillo se incorporaban obreros, milicianos, cederistas, federadas, y campesinos, a aportar su jornada. Se calcula en más de 15 000 los hombres y mujeres que de esta forma participaron en la construcción de la obra.

La inauguración de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, en homenaje a quienes en años atrás ofrendaron la vida en las acciones contra los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes coincidió con la celebración del primer 26 de Julio, luego del triunfo revolucionario, en 1960 y contó con la participación del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Proceso Histórico

Los primeros 500 alumnos llegaron en plena etapa constructiva de la primera unidad, así a principios de 1962 funcionaban tres unidades con 20 aulas cada una. Durante el período 1962 – 1965 en la Ciudad Escolar se desarrollaba la Enseñanza Tecnológica. Al finalizar esta etapa fue necesario adaptar una instalación para el círculo infantil “Granma”. Se contaba, además, con una fábrica de pienso, una de embutidos, una de helados, una de jabón y desodorante, una dulcería y una panadería donde los alumnos realizaban sus prácticas con una eficiente vinculación escuela - taller.

En el año 1970 al traer la Escuela Formadora de Maestros de Minas del Frío, las Unidades 7 y 8 fueron ocupadas para este fin, posteriormente se utilizaron otras. El funcionamiento de la escuela de arte en el año 1974 en la Unidad 11 contribuyó a impulsar el desarrollo de la cultura en la localidad, en 1977 ese centro fue trasladado hacia otra zona de la provincia. No es hasta 1974, en que se abren las primeras Secundarias Básicas: la unidad 4 “Walter Vives Vázquez” y la unidad 7 “Geonel Rodríguez”.

Hacia el año 1975 estudiaban en la Ciudad Escolar cerca de 6 000 estudiantes en las siguientes escuelas: un instituto tecnológico, una escuela de inseminación, un preuniversitario, una escuela de deportes, cinco secundarias básicas, dos centros escolares de primaria, un círculo infantil y una escuela de policía.

Aunque que no resolvía todos los problemas de la educación campesina existente en ese momento si tenía un papel extraordinario ya que el ejemplo incentivaba a intensificar los esfuerzos en otras zonas rurales, aunque no tuvieran las posibilidades de constituir ciudades escolares como esta.

Aquella vida de estudio y trabajo se complementaba con competencias deportivas, actividades culturales, festivales y carnavales estudiantiles protagonizados por artistas profesionales y grupos de los centros. La existencia de una imprenta (la más grande de Oriente en ese tiempo) fue aprovechada por el capitán Sidroc Ramos Palacios, periodista, para la edición del periódico mensual Camilos y el boletín mimeografiado Chupi, con trabajos en su mayoría elaborados por los propios alumnos, así como la presencia del pintor chileno Hugo Jaramillo quien desarrolló e instruyó diversas variedades de la plástica. Los elementos del mobiliario interior: literas, sillas, taburetes, etc. fueron trabajados en las mejores fábricas de muebles de La Habana asesorados por la diseñadora mexicana Clara Porset.

Por esta institución han pasado figuras relevantes de la Dirección Política y Educacional de este país dejando su legado imperecedero y su digno ejemplo como: Fidel Castro Ruz, Raúl Castro Ruz, Ernesto Guevara, Celia Sánchez Manduley, Juan Almeida Bosque, Vilma Espín, Ramiro Valdés, Guillermo García y diferentes ministros de Educación como: José Llanusa, José Ramón Fernández, Luis I. Gómez y Ena Elsa Velázquez Cobiella.

En esta Ciudad Escolar se han realizado actos conmemorativos de relevancia nacional:

Además de las personalidades antes mencionadas, también fueron formados en la Ciudad Escolar Camilos Cienfuegos los primeros dirigentes que han conducido el quehacer económico, político y social del municipio Bartolomé Masó Márquez y de la provincia Granma desde la nueva división político administrativa.

A los 50 años este complejo educacional sigue reluciente y con los brazos abiertos para continuar llevando el pan de la enseñanza a las nuevas generaciones que darán continuidad al victorioso proceso revolucionario cubano.

Desarrollo Socio-Económico

Con el avance en la construcción de escuelas se fueron creando repartos y viviendas para los trabajadores de las obras, así surgieron los repartos Mariano Pérez y Pity Fajardo, estos se fueron agrupando en un área exterior a lo largo de la carretera hacia Las Mercedes. Al mismo tiempo, atraída por las facilidades creadas comenzó asentarse la población en barrios populares periféricos como Regimiento, al oeste, aledaño a la fábrica de materiales de la construcción y La Gigante, Colchonera y Acueducto, cercanos a las instalaciones productivas que se ubican al norte.

Durante las décadas 70 y 80 se lograron importantes producciones en las áreas agrícolas internas, sobre todo en los cultivos varios, que no sólo abastecían a los centros internos, sino a la población circundante y a otros puntos del territorio, se alcanzaron también significativos volúmenes de leche, queso y carne. Las fuerzas estudiantiles apoyaban otras tareas importantes del territorio como la zafra azucarera y las contiendas cafetaleras.

Comenzó entonces un proceso de racionalización en las construcciones que conllevó a soluciones más ligeras. Durante la década del 80 se paralizaron las reparaciones y los mantenimientos periódicos, aparejado al maltrato de la propiedad social hizo que aquella monumental obra descendiera hacia un estado de deterioro y abandono que se acrecentó luego, con el periodo especial.

En el año 2001 que comienza una reanimación de las instalaciones de la Ciudad Escolar con la colaboración de Organizaciones no Gubernamentales entre ellas Eurosolar la cual ha ofrecido importantes donativos no sólo financieros, sino también de equipamiento y bibliográfico. Se construyó entonces, con el apoyo también del Gobierno y el grupo Cubasolar, el Centro de Estudios Solares y la Villa del Educador además de la reparación de todos los centros educacionales.

La Villa del Educador en Bartolomé Masó es el sitio ideal para la promoción de actividades pedagógicas, ambientales y educativas, el monto total de la obra supera los 15 mil dólares y los 50 mil pesos en moneda nacional y está patrocinada por el Ministerio de Educación, la Asociación Cubasolar en Granma, cuenta con un ranchón criollo, áreas deportivas y recreativas, un huerto ecológico y una cocina biogás.

A ello se suma la sustitución de más del 70% de la carpintería de madera por aluminio, la reparación de todo el mobiliario de la instalación, el mantenimiento a redes eléctricas, hidráulicas y sanitarias y la compra de nuevos equipos de audio. Se trabajó de igual modo en el remozamiento de las 14 cabañas y el edificio administrativo, el acondicionamiento de pasillos y jardinería y por último la pintura de todas las paredes del inmueble para darle el toque final a la obra. La primera etapa ejecutiva concluyó el 22 de diciembre de 1998 en saludo al Día del Educador y la ejecución total se culminó en el mes de febrero de 2009, en conmemoración del reinicio de luchas por la independencia.

Esta institución recreativa es la única de su tipo en Granma destinada a garantizar el ocio y el esparcimiento a quienes dedican todo su talento a la formación de las nuevas generaciones.

En la cercanía a la Unidad # 2 se encuentra el Centro Integral de Desarrollo de la Medicina Natural y Tradicional fundado en 1997, por estrategia del Ministro de la FAR, para elaborar fármacos con materia prima natural y que puedan sustituir importaciones, las producciones de este importante centro están destinadas a farmacias, hospitales y bodegas.

Existe dos sedes, una Pedagógica y otra del INDER que se encargan de la preparación desde el punto de vista teórico y práctico, lo que permite ampliar los conocimientos, incidiendo no solo el desarrollo social de la población; sino que de forma general repercute su impacto en el nivel de vida dentro del territorio, los cuales estarán mejor preparadas para asumir los diferentes roles de la sociedad.

Fuentes