Ciudad histórica de Trogir

Ciudad histórica de Trogir
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
MonumentalTrogir.jpg
Uno de sus monumentos
Coordenadas43°30′45″N 16°15′06.012″E
PaísBandera de Croacia Croacia
TipoCultural
Criteriosii, iv
N.° identificación810
RegiónEuropa y América del Norte
Año de inscripción1997 (XXI sesión)
La Ciudad histórica de Trogires un ejemplo notable de continuidad urbana. El planeamiento de las calles de forma ortogonal de este asentamiento en la isla, se remonta a la época helenística y fue embellecido por los sucesivos gobernantes con muchos elegantes edificios públicos y domésticos, así como también un grupo de fortificaciones. Sus bellas iglesias románicas se complementan con los excelentes edificios renacentistas y barrocos de la época veneciana. El lugar fue incluido en el año 1997 en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Descripción

Trogir es un excelente ejemplo de una ciudad medieval construida conforme a la disposición de una ciudad helenística y romana que ha conservado su tejido urbano a un grado excepcional y con el mínimo de intervenciones modernas, en las que la trayectoria del desarrollo social y cultural es claramente visible en todos los aspectos del paisaje urbano.

La ciudad vista desde el puerto.
La antigua ciudad de Tragurion (Isla de las Cabras), se fundó como un asentamiento comercial por colonos griegos de la isla de Vis en el siglo III aC en un islote en el extremo occidental de la bahía de Manios, en un estrecho entre el continente y una de las islas del Adriático, donde ya existía un pequeño asentamiento. La ciudad helenística estaba rodeada por muros megalíticos y sus calles fueron trazadas en un plan de la red Hippodamian: la línea del antiguo cardo maximus es el de la moderna calle principal. La ciudad floreció en la época romana como Romanorum civium oppidum; durante el último período romano se extendió y se refortificó. Cementerios romanos extensos han sido descubiertos, y una basílica fue erigida en uno de estos.

Aunque no se hizo un obispado en el período cristiano temprano, Trogir fue dotado de dos grandes basílicas de tres naves, situadas donde hoy se encuentran la Catedral y la iglesia benedictina de San Juan Bautista. En la segunda mitad del siglo IX, Trogir pasó a formar parte del tema bizantino de Dalmacia, con su capital en Zadar, y fue ocupada por Venecia a finales del siglo X. En la época medieval temprana, Trogir se expandió hacia el sur y se construyeron nuevas fortificaciones. Hubo un corto período de gobierno veneciano en el siglo XIV, pero no fue hasta 1420 que la ciudad se convirtió en parte del imperio veneciano. Entre los siglos XIII y XV fueron construidos nuevos edificios, como la catedral y la fortaleza Camarlengo, una remodelación radical de la plaza principal, y dos campañas de la reconstrucción y el fortalecimiento de las fortificaciones. El Tratado de Campo Formio (1797) entregó Trogir al Imperio Austro-Húngaro, a la que pertenecía, aparte de un breve período bajo el dominio francés, como parte de las provincias de Iliria hasta 1918.

Una de sus conservadas iglesias.
El planeamiento contemporáneo de Trogir refleja el trazado helenístico en su ubicación, dimensiones y formas de los bloques residenciales. Las dos antiguas calles principales, el cardo y el decumanus, todavía están en uso, y la pavimentación del foro ha sido localizada por la excavación en su intersección. El barrio medieval de Pasike se desarrolló hacia el oeste en una alineación diferente, y estaba rodeado por las fortificaciones construidas posteriormente. El puerto se encuentra en el lado sur. Por último, las fortificaciones venecianas masivas incorporan la fortaleza genovesa conocido como el Camarlengo.

La construcción de la Catedral de San Lorenzo, se llevó a cabo en el mismo sitio en que antes existiera una basílica, dominando la plaza principal, comenzando su construcción alrededor del año 1200 y ampliándose en el siglo XVI. Este período de tiempo relativamente prolongado de construcción, ha hecho que estén presentes los sucesivos estilos arquitectónicos (románicos, góticos y renacentistas). Es una basílica de tres naves, cada una de las cuales terminan en un ábside. En el interior del pórtico en el extremo oeste se encuentra el baptisterio. De los numerosos palacios aristocráticos, el Palacio Cipico, frente al extremo oeste de la catedral, es el más destacado: consiste en un complejo de estructuras que cubren toda una manzana de la ciudad. La mayor parte se remonta al siglo XIII, pero algunos elementos de edificios de finales del período romano se han incorporado en el mismo. Durante el siglo XV el dueño trajo a los tres artistas más célebres de la época para embellecer su fachada e interior.

Vista aerea de la ciudad.
A lo largo de la ciudad, y en particular en torno a las murallas, se encuentran los palacios de familias principales. Muchos de éstos se levantan directamente de las bases de las estructuras clásicas o del románico tardío y se encuentran en todos los estilos desde el gótico al barroco.

Justificación para la inscripción

El Comité decidió inscribir esta propiedad sobre la base de criterios (ii) y (iv), teniendo en cuenta que Trogir es un excelente ejemplo de una ciudad medieval construida sobre y conforme con la disposición de una ciudad helenística y romana que ha conservado su tejido urbano a un grado excepcional y con el mínimo de intervenciones modernas, en las que la trayectoria del desarrollo social y cultural es claramente visible en todos los aspectos del paisaje urbano.

Fuentes