Saltar a: navegación, buscar

Comercio por Gibara en la época colonial

Comercio por Gibara en la época colonial
Información sobre la plantilla
Bahia Gibara colonial.jpg
Muelles de la bahía de Gibara en la época colonial
Lugar:Gibara, Holguín
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba

Comercio por Gibara en la época colonial. Gibara, jugó un importante papel en la actividad comercial de la costa Norte Oriental de Cuba en la época colonial, debido a su puerto marítimo, relativamente cercano a Europa, y de buenas condiciones para el resguardo de los buques, contar con la fortaleza militar, Batería de Fernando VII que protegía la entrada de la bahía , y una rica zona de productores agrícolas en su juridicción , lo que influyó notablemente en el desarrollo comercial y social del territorio.

Comercio por Gibara

Gibara fue desde época temprana el puerto comercial de la extensa región holguinera, comercio que se realizaba en los primeros tiempos, con autorizaciones ocasionales, más tarde y con la habilitación o autorización definitiva, sin descartar el contrabando en la etapa anterior a 1867.

Principales renglones de exportación

En el voluminoso expediente formado para la tramitación de la apertura oficial del puerto se hace mención a los productos que la región estaba en condiciones de exportar, destacando entre ellos el Tabaco, como principal renglón, y además azúcares, mieles, aguardiente, cera amarilla, maderas de construcción, cueros curtidos, carnes saladas, así como algunas frutas, entre ellas guineos, piñas y cocos.

Desde el siglo XVIII existen reportes esporádicos e incompletos de exportaciones e importaciones hechas a través del puerto de Gibara. Estos datos son más frecuentes durante las dos primeras décadas del siglo XIX, pero adquieren un carácter sistemático a partir de 1827, año en que se estableció definitivamente la Aduana durante la etapa colonial.

Valor mercantil

En el año 1827 el valor de las importaciones ascendió a 22 662 pesos, mientras que las exportaciones alcanzaron la cifra de 72 340 pesos. Estas mercancías fueron movidas en 20 barcos, 14 de ellos de bandera española y 6 de bandera extranjera. En 1828, se aprecian aumentos en ambas actividades, alcanzando las importaciones la cifra de 39 754 pesos y las exportaciones la de 72 340 pesos, lo que representó un incremento considerable en comparación con etapas anteriores.

Estos productos fueron transportados en 23 barcos, 21 de ellos de bandera española.

EL siguiente cuadro, elaborado sobre la base de los datos de la época  nos da una idea de cómo se comportó el movimiento comercial del puerto en los tres decenios que corrieron a partir de 1829 y hasta 1858 contando ambos.

Comportamiento del comercio . Decenio 1829 a1858
Decenio Importaciones Exportaciones Buques Nacionales Buques extranjeros.
1829-38 642 203 1 191 903 376 168
1839-48 2 025 024 2 569 026 375 117
1849-58 1 644 362 3 555 162 212 --

El valor de las exportaciones fue siempre superior al de las importaciones, lo que representaba una utilidad neta a favor de la comarca.

Evolución del puerto

El puerto evolucionó hasta estar situado en la década de los sesenta del siglo XIX en el sexto lugar entre los puertos del país por el volumen del tráfico comercial alcanzado. Las principales mercancías que se importaban eran aceite de oliva, garbanzos, jamones y tocinos.

Tambien se importaba una gran cantidad de madera de pino procedente de Estados Unidos, la cual en el año 1884 sobrepasó la cifra de 72 millones de pies cúbicos.

Fuentes

  • Enrique Doimeadios Cuenca. Maria Hernández Medina. Apuntes para una Historia del municipio de Gibara. Investigación Histórica. Gibara 2007.