Saltar a: navegación, buscar

Condón

Condón
Información sobre la plantilla
Condon1.jpeg
Concepto:Utilizado para evitar los embarazos indeseados y Enfermedades de Transmisión Sexual ETS.

Condón “Condus”. Receptáculo. El condón o preservativo es una vaina o cubierta fina de goma o tripa para el Pene durante el coito, y desde hace varios siglos se alertó de que podía proteger contra las enfermedades de trasmisión sexual (ETS) y embarazos no deseados.

Con el desarrollo de la vulcanización del caucho, en los años 1840 fue factible producir condones sintéticos. La introducción del látex líquido unos cien años después preparó el terreno para los preservativos de mayor resistencia a la tensión.

Historia

En la antigüedad los egipcios usaban protectores de penes para protegerse. Falopio hace referencia de condones de intestinos de oveja.

Otra historia se le atribuye al Dr. Condom en la época del Rey Carlos II (1660-1685).

El Rey se sintió alarmado por la cantidad de hijos que se le atribuían y el buen médico le resolvió el problema. En 1843 la empresa de Goooyear diseñó el condón látex (caucho).

En la I Guerra Mundial con la llegada de la penicilina, los métodos preventivos quedaron en un segundo plano y en la II Guerra Mundial se dieron condones a los soldados y comenzó un debate sobre valores morales y validez del condón que terminó con la aparición de la epidemia del VIH/SIDA en los años 80 y los estudios sobre la efectividad del condón.

Tipos de condones

  • De látex
  • De membrana animal
  • De poliuretano

El látex es resistente y ha demostrado ser efectivo para la protección de ITS/VHI/SIDA se usen correctamente de manera frecuente y utilicen un lubricante a base de agua.

Características y Beneficios

  • Hechos de látex natural.
  • Protegen contra VIH/SIDA y otras ITS.
  • Tienen diferentes dimensiones.
  • Complace diferentes gustos
  • Lubricados.
  • Facilita la penetración sin irritación
  • Tienen un bajo precio.
  • Cualquier persona pueda comprarlo
  • Empaque individual de aluminio.
  • Brinda protección higiénica a cada condón
  • Se guardan en una cajita de cartón.
  • Protege los condones que no se han usado
  • Instrucciones de uso dentro de la cajita.
  • Permite recordar como usarlo correctamente.
  • Fecha de expiración fuera de la cajita.
  • Indica hasta cuando se puede usar.
  • Pruebas de calidad brindan seguridad y protección
  • Cumplen con las normas de la OMS Organolépticas: Largo, ancho, grosor.

¿Cómo se pueden conseguir?

Puedes encontrar los condones sin receta en todas las farmacias del país y en los centros gastronómicos,pues asi de esta manera todos tienen la posibilidad de acceder a ellos y así de esat manera evitar un embarazo no desado o un enferemdad.

Ventajas

  1. Previenen ITS-VIH/SIDA y embarazos cuando se usan sistemáticamente y correctamente.
  2. Seguros. No efectos colaterales por hormonas.
  3. Previenen embarazos no deseados (97%).
  4. Previenen ITS durante el embarazo.
  5. Pueden interrumpirse en cualquier momento.

Desventajas

  1. No es igual que no usar
  2. Pueden ocasionar escozor (alergias)
  3. La pareja debe tomarse el tiempo de colocarse el condón correctamente antes del coito
  4. Deben tenerse a mano (disponibles)
  5. Existe la mínima posibilidad de que el condón se deslice fuera del pene o se rompa durante el coito
  6. Pueden debilitarse y romperse durante el uso si se guardan por tiempo prolongado o en condiciones no adecuadas
  7. Se necesita la cooperación del hombre para lograr la protección de la mujer
  8. Tienen reputación muy baja. Se relacionan frecuentemente con relaciones sexuales inmorales, y extramaritales
  9. Vergüenza

Condón Masculino

El condón masculino consiste en una funda que se ajusta sobre el pene erecto. Para su fabricación se usan habitualmente el látex natural y el poliuretano (utilizado básicamente en casos de alergia al látex).
Condón Masculino de latex

El preservativo masculino generalmente posee un espacio en el extremo cerrado llamado depósito, diseñado para contener el semen. Sus medidas varían de 16 a 22 cm de longitud y de 3,5 a 6,4 cm de diámetro. La medida estándar de un preservativo es de 170 mm de largo, 48 mm de ancho nominal y entre 0,055 y 0,07 mm de grosor.

Los preservativos pueden presentarse en color natural y en toda la gama del arcoíris, pudiendo ser transparentes, opacos e incluso fosforescentes. Algunos tienen estampados en su superficie. Pueden ser lisos o con texturas (anillos, tachones) para lograr una sensación más intensa; con aromas diversos (vainilla, fresa, chocolate, banana, coco, entre otros); con formas anatómicas especiales para aumentar la comodidad o la sensibilidad; más largos y anchos o ajustados; más gruesos (extra fuertes) o más delgados (sensitivos); con lubricante saborizado; sin lubricar, lubricados ligeramente, extra lubricados, entre otros. Los preservativos suelen presentarse con cierta cantidad de lubricante y espermicida. Si fuera insuficiente puede añadirse lubricante para facilitar la relación sexual.

Condón femenino

El condón femenino, disponible en Europa desde 1992, consiste en una funda o bolsa que cubre el interior de la vagina y los genitales externos. Inicialmente se hicieron de poliuretano. En la actualidad se fabrican de poliuretano, nitrilo y látex. Además de cubrir los labios genitales y el clítoris, evita que los testículos estén expuestos a contagio o contagiar enfermedades de transmisión sexual (como el virus del papiloma humano - VPH, VIH).

El preservativo femenino mide de 160 a 180 mm de largo y de 76 a 82 mm de ancho, su grosor varía entre 0,041 mm y 0,061 mm. La abertura del preservativo tiene un anillo con un radio de 65 mm. En el interior se encuentra otro anillo -no integrado estructuralmente en la bolsa- que conforma al preservativo, y que sirve para insertarlo adecuadamente en la vagina

Condón Femenino

Ventajas del condón Femenino

  • Método controlado por la mujer
  • Diseñado para prevenir ITS-VIH/SIDA
  • Ninguna condición médica limita su uso
  • No efecto secundario, no reacción alérgica
  • Se puede colocar hasta 8 horas antes
  • Puede usarse varias veces

Desventajas del condón femenino

  • Método costoso actualmente
  • Por lo general requiere aprobación de la pareja
  • La mujer tiene que tocar sus genitales
  • Se necesita de alguien que enseñe su uso correcto y práctica
  • Pocas estadísticas de estudios

¿Cómo funciona?

Archivo:Colocacion del coondon.jpg
Colocación correcta del preservativo masculino

El preservativo debe ser puesto sobre el pene erecto inmediatamente después de alcanzar la erección, y antes de cualquier contacto con la vagina o el ano de la pareja, dejando en el extremo superior una cavidad vacía y libre de aire, para almacenar el semen luego de la eyaculación. Si el pene no es circunciso, se debe tirar el prepucio hacia atrás y dejar el glande completamente al descubierto al colocarlo. En caso de que al colocarlo, resulte demasiado largo para el tamaño del pene, no se lo debe desenrollar del todo, sino sólo lo bastante para cubrir el pene completamente. Debe utilizarse un solo preservativo a la vez. El uso de doble preservativo (uno sobre el otro) no es recomendable, ya que se pueden romper por el calor que genera la fricción entre las dos superficies de látex no lubricadas. Si la vagina de la pareja no produce una buena cantidad de lubricación natural, se debe usar lubricante para reducir la abrasión del preservativo. El uso de lubricante es prácticamente necesario en el sexo anal, ya que la mucosa anal no genera su propio lubricante. Se debe usar un lubricante apropiado dependiendo del material del preservativo. Con los condones de látex hay que usar un lubricante con base de agua y glicerina o de silicona médica, ya que el hule es soluble en petrolatos y otras sustancias presentes en la vaselina, los aceites para bebés y aceites para masaje. Los preservativos fabricados en poliuretano sí pueden usarse con cualquier tipo de lubricante, sin que se deterioren. Para realizar sexo anal, se pueden conseguir preservativos especialmente diseñados para ello (más gruesos, por lo tanto más difícil de rasgarse). No se recomienda el uso de preservativos de poliuretano para coito anal, porque no se ha comprobado la efectividad del poliuretano para brindar protección en estas situaciones, y hay, en cambio, evidencia de inflamación y desgarramiento del recto cuando éstos se emplean con este modo. También es peligroso el uso de espermicida en prácticas anales, ya que existen estudios que demuestran que afecta a las defensas del epitelio rectal, debilitándolas, y por tanto, haciendo vulnerable al usuario a una infección transmitida sexualmente. No se deben guardar los preservativos directamente en el bolsillo del pantalón, ya que la fricción y el calor corporal durante periodos prolongados tiende a debilitar el látex. Lo mismo sucede si los preservativos se guardan en la guantera del automóvil. El pene se debe retirar inmediatamente después de la eyaculación, cuando todavía está erecto, ya que no hacerlo implica un riesgo innecesario. Al retirar el pene de la vagina o el ano, se debe tomar con los dedos la base del preservativo para evitar que se resbale y quede dentro, con riesgo de contagio o concepción. Deben lavarse las manos y el pene antes de continuar el contacto sexual con la pareja. Para quien nunca antes ha usado un preservativo, es recomendable provocarse una erección y colocárselo a solas. Las mujeres también pueden practicar utilizando una verdura elongada (como, por ejemplo un pepino o una zanahoria). Los preservativos son desechables, no se deben volver a usar.


¿Quiénes lo utilizan?

  • Las parejas que son lo suficientemente responsables como para detenerse y colocar un condón antes de tener relaciones sexuales.
  • Las personas que desean protegerse contra enfermedades de transmisión sexual.
  • Los condones son actualmente el único método anticonceptivo para hombres, permiten que ellos asuman la responsabilidad de protección contra enfermedades de transmisión sexual y contra embarazos no deseados.
  • Los condones también son una buena opción para las personas que no puedán usar otros métodos anticonceptivos.
  • Es muy util para los que han contraido el VIH/SIDA.

Bibliografía

Fuentes