Saltar a: navegación, buscar

Convento de San Esteban

Convento de San Esteban
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Convento)
Sanesteban.jpg
Descripción
Tipo:Convento
Estilo:Se considera un excelente ejemplo del estilo plateresco,con una mezcla de estilos que van desde el gótico final hasta el barroco.
Localización:Salamanca, Bandera de España España
Datos de su construcción
Inicio:1524

Convento de San Esteban (Salamanca). Situado en la plaza del Concilio de Trento, esta dedicado a San Esteban su construcción comenzó en 1524 y se extendió aproximadamente hasta 1630.


Historia

El convento actual, dedicado a San Esteban, se comenzó a construir el 30 de junio de 1524, bajo la iniciativa del cardenal Fray Juan Álvarez de Toledo. Su construcción se extendió, participando en ella Fray Martín de Santiago, Rodrigo Gil de Hontañón, Juan Ribero de Rada y Pedro Gutiérrez. Las obras se terminaron aproximadamente en 1630.Aunque se le considera un excelente ejemplo del estilo plateresco, lo prolongado de sus fases constructivas explica la mezcla de estilos que van desde el gótico final hasta el barroco, estilo éste poco apreciable en su arquitectura pero bien presente en el retablo mayor obra de José de Churriguera.


Descripción

La fachada está compuesta por la portada de la iglesia y el pórtico de acceso al convento que forma ángulo recto con ella.Donde la portada de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco. Dos fuertes pilares sostienen una gran arcada decorada en su interior con artesonado de tipo milanés. Debajo de la arcada se desarrolla en tres cuerpos una magnífica portada, "el martirio de San Esteban" es del milanés Juan Antonio Ceroni y el resto probablemente del escultor Alonso Sardiña. El pórtico, compuesto por arcos de medio punto, está inspirado en las logias renacentistas italianas, contrastando su escueta ornamentación con la exuberancia decorativa de la fachada de la iglesia. Fue realizado por Juan de Ribero Rada entre 1590 y 1592, pero los medallones de las enjutas son obra del escultor Martín Rodríguez. En el frontis aparece el escudo de Santo Domingo entre los de Alba. El conjunto se halla rematado por una espadaña. La exuberante riqueza de la fachada y su esplendor decorativo constituye una obra de arte, que alcanza su máximo esplendor al atardecer, cuando sus piedras resplandecen bañadas por el sol.

Iglesia

Es un monumental templo de estilo Reyes Católicos, como una catedral. Son 84 metro de larga por 14.50 de ancha, 27 metros de alta y 44 metros de crucero. Tiene una sola nave de crucería estrellada. Su planta es de cruz latina, con capillas laterales, crucero, ábside poligonal y pórtico sencillo. El coro está asentado sobre bóveda estrellada, casi plana, mantenida por nervios muy robustos. La sillería es obra de Alfonso Balbás (siglo XII) de inspiración clasicista y rematado por una crestería. El crucero, con la bóveda de planta cuadrada, se apoya en pilares de forma romana. El retablo del altar mayor es la obra maestra de José Churriguera. Se terminó en 1693. El cuerpo principal está formado por seis comumnas salomónicas recubiertas de pámpanos y racimos, y otras decoraciones. Las estatuas se atribuyen a Luis Salvador Carmona. Destacan Santo Domingo de Guzmán, San Francisco, San esteban y San Lorenzo.

Entre las capillas de la nave destaca la dedicada a San Juan Bautista, en la que se halla el sepulcro de Don Lope Fernández de Paz

Claustro

El claustro principal, denominado «de procesiones» o de los Reyes, es obra de Fray Martín de Santiago, religioso del convento. En la planta baja mezcla elementos góticos y renacentistas. Los arcos que lo separan del jardín son de medio punto, renacentistas, aunque tratados al estilo gótico ya que están divididos por tres maineles. Las bóvedas de sus cuatro lados son de crucería, características del gótico. En el centro del jardín se levanta un templete. En la planta alta la cubierta es un sencillo artesonado de madera, abriéndose las galerías mediante cuarenta arcos de medio punto, que descansan sobre pilastras cuyos capiteles están decorados con grutescos y otros motivos. Los pilares que separan las ventanas se continúan por el exterior en forma de contrafuertes y se elevan sobre la cornisa terminal en pináculos góticos. El atrio de aceso al convento es un claro ejemplo de la arquitectura del Renacimiento, que contrasta con la decoración de la fachada. Está formada por diez arcos semicirculares que se apoyan en columnas de granito de plintos cuadrados. En las enjutas hay medallones con bustos de santos dominicanos.

  • El Claustro de Colón, de finales del siglo XV, es un recinto formado por una larga nave rectangular, con arcos escarzanos y cubierto por armadura de madera. En esta sala Cristóbal Colón tuvo largas charlas con los frailes dominicos, principalmente con Diego de Deza y Domingo Soto.
  • El claustro de los algibes está formado por arcos escarzanos abocelados, muy sencilo. Fue edificado bajo el patronato del arzobispo de Santiago, Don Alonso de Fonseca.

Capítulos

Desde la planta baja se accede a los «Capítulos». El «Capítulo antiguo», oscuro, modesto y austero, data del siglo XIV, con obras en lo siglos siguientes; una de sus partes es la capilla, en la parte más elevada y donde se enterraron los más destacados miembros del convento, como Francisco de Victoria o Domingo de Soto. En la parte más baja se enterraban los demás religiosos y en los bancos adosados a sus paredes tomaban asiento los frailes en sus reuniones. El «Capítulo nuevo», más grande, monumental e iluminado que el antiguo, data del siglo XVII, pareciéndose en su traza a la Sacristía, a la que se accede a través del arranque de la Escalera de Soto.

El Panteón de los Teólogos

Aquí descansan los restos de los más ilustres teólogos de la Orden que dieron gloria a la Universidad de Salamanca: Francisco de Vitoria, medina, Mancio del Corpus Christi, y otros.

Escalera de Soto

Se construyó entre 1553 y 1556. Su nombre se debe al mecenazgo de Fray Domingo de Soto, catedrático de la Universidad (pertenece a la Escuela de Salamanca) y confesor de Carlos I de España. El autor fue el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, que utilizó una técnica nueva y revolucionaria, puesto que no se apoya en ningún tipo soporte, ascendiendo adosada a los muros, creando un espacio bastante diáfano que parece sostenerse milagrosamente, y que permite el tránsito desde la parte baja del clautro a la parte alta. Su decoración la constituyen casetones floreados y un relieve policromado en su tramo superior en el que aparece María Magdalena.

Retablo Mayor

Obra de José de Churriguera, que remata la cabecera de la iglesia. Seis grandes columnas salomónicas, recubiertas de decoración vegetal, recorren el primer cuerpo, en cuyo centro se haya el tabernáculo central concebido como un templete, flanqueado por un par de columnas a cada lado; entre éstas y la dos de los extremos se encuentran dos hornacinas que dan cobijo a las esculturas de Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís, atribuidas al autor del retablo. El segundo cuerpo tiene como centro y remate una pintura de Claudio Coello cuyo tema es el martirio de San Esteban. Todo está dorado y recubierto de profusa decoración, dando lugar a uno de los más monumentales retablosbarrocos típicamente españoles.

Zonas reservadas a la comunidad

En la zona no visitable por estar reservada a la comunidad existen dos claustros más. El primero de ellos, conocido como «claustro de Colón», es denominado así porque según la tradición fue aquí donde el descubridor conferenció con los monjes sobre sus proyectos. Data de fines del siglo XV, pero su trazado es sencillo, con arcos de medio punto que descansan en capiteles robustos y simples; cuenta con un ventanal barroco en el fondo. El otro claustro, llamado «claustro de los Aljibes», presenta arcos rebajados y una austeridad decorativa marcada por los espacios vacíos y las superficies lisas que contrasta con la exuberancia decorativa presente en otras partes del monumento.

Catalogación

Bien de Interés Cultural, el Convento y la Iglesia de San Esteban de Salamanca están catalogados como Monumento, según publicación oficial con fecha de 1890.

Fuentes

  • www.mcu.es
  • J.L. ESPINEL, O.P.- San Esteban de Salamanca. Historia y guía (siglos XIII-XX). Salamanca, Editorial San Esteban, 1995.
  • L. SASTRE VARAS, O.P.- Convento de San Esteban. Arte e historia de los Dominicos. León, Edilesa, 2001.
  • www.salamancapatrimonio.com
  • enciclopedia.us.es