Saltar a: navegación, buscar

Década de 1950 (Varadero)

Década del 50
Información sobre la plantilla
Vendedor Artesanía 3.JPG
Vendedor de Artesanía
Fecha:1950 a 1959
Lugar:Varadero (Cárdenas), Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Descripción:
Situación económica, política y social de Varadero
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba

Década de 1950 (Varadero). Situación económica, política y social de Varadero en la década de 1950.

Historia

El auge turístico de Varadero después de la Segunda Guerra Mundial, propició que un gran número de residentes y vecinos del lugar se dedicaran a la rama de la construcción, donde percibían bajos salarios y empleo esporádico, pues los contrataban por el tiempo que durara la obra.

Situación de los obreros de la construcción

Salario

Muchas veces el contratista era el arquitecto o empresario que cobraba la obra, por lo cual los salarios eran fluctuantes; había quienes pagaban a un peón $ 1.10 y a otro por el mismo trabajo $ 2.60, lógicamente, para pagar más exigían más.
La plantilla de cualquier obra oscilaba según las ganancias. Era frecuente ver hasta 500 hombres buscando trabajo, de los que a veces trabajaban dos y del resto no pagaba nadie.

Si el operario lograba convencer al contratista de que él era de afuera y por lo tanto tenía experiencia, le pagaba $ 6.00 al día, pero si era de Varadero el salario disminuía ya que el maestro de obra tenía el concepto de que los pescadores no servían para este trabajo pues al llegar la temporada de pesca abandonaban el mismo, ya que estaban atados al mar, como el campesino a su tierra.

Sindicato obrero

Como Varadero era un barrio de Cárdenas, la dirección de las organizaciones políticas y obreras radicaban allí por lo que los dirigentes del Sindicato de la Construcción y demás sectores representados en el territorio dirigían a sus trabajadores desde Cárdenas.

En cada obra elegían a un delegado que era el encargado de sindicalizarlos y cobrarles; en la mayoría de las ocasiones se ponía de acuerdo con los contratistas de las obras, para descontarles el descanso retribuido y la cuota sindical, esto motivaba lógicamente que casi todos los obreros del ramo de la construcción estuviesen sindicalizados.

Esto no significaba que el Sindicato los defendiera cuando tenían algún problema; cuando existía una reclamación salarial, casi siempre terminaba con el despido del demandante.

Maternidad

Caso similar pasaba con la maternidad pues mensualmente se rebajaba una cuota para ello y cuando un obrero tenía que acudir a un hospital por esta situación, tenía que pagarlo todo, desconociéndose el destino del dinero descontado al salario para este concepto.

La inestabilidad de los constructores hacía difícil la organización obrera.

Nuevas obras

Dársena, puente vascular y aeropuerto

Bajo el gobierno de Batista se desarrolló en el país un plan de inversiones parásitas, (no productivas), que en Varadero tiene una de sus máximas expresiones. Es en esta época cuando las vías de comunicación mejoran pues se construye la Vía Blanca, aunque todos conocen los arreglos que devenían, ya que este tramo de la misma no correspondía en lo planificado; la Dársena para yates; el Puente Bascular Carlos María de Rojas y se amplía el aeropuerto.

Hoteles y casa de huéspedes

Aparecen los grandes hoteles como el Hotel Internacional (1950) y el Hotel Oasis, (1956) se amplía el Hotel Kawama convirtiéndose en los tres centros más importantes de la zona. También se fabrican en esta época las llamadas construcciones horizontales.

En total existían 15 hoteles, 9 de ellos de nueva construcción, 16 casas de huéspedes de renombre y varias casas particulares que se dedicaban al alquiler, propiciando el surgimiento de una pequeña burguesía y se sostenía por este medio e invertía ampliando sus posibilidades de hospedaje para ganar más.

Centros recreativos

En cuanto a centros nocturnos existían un total de 30, que unidos a los bares, boleras y cafeterías contribuían a hacerse más grata la estancia a los adinerados, que tenían acceso a esos lugares vetados para el pueblo.

Consecuencias

Error al crear miniatura: Falta archivo
Casino Español
Es en los años 50, que los juegos de azar toman mayor auge, siendo su principal centro el Hotel Internacional, donde los norteamericanos establecieron sus casinos, máquinas traganíqueles, espectáculos pornográficos, así como el establecimiento de jugadores profesionales, posibilitando las actividades mafiosas, de los politiqueaos y de los magnates criollos y convirtiendo a Varadero, en el segundo lugar de Cuba (después de La Habana) en centro de juego y prostitución.

Fuentes de empleo

Servicio gastronómico

Paralelo a todo esto, se fue ampliando otra fuente de trabajo; el servicio gastronómico que tomaba su fuerza en su gran mayoría proveniente de Cárdenas, trabajaban en los hoteles, casas de huéspedes y demás centros turísticos durante la temporada de verano (junio-julio-agosto) y la temporada extranjera (enero-febrero-marzo), el resto del año caían en el tan temido tiempo muerto, durante el cual sólo recibían un alivio si el hotel recibía algunos extranjeros y eran llamados para trabajar los días que estos permanecían en el hotel.

Sindicatos

El Sindicato “Asociación de Cafés y Hoteles de Cárdenas” agrupaba también a los obreros gastronómicos de Varadero, y que fue dirigido durante toda esta década mujalista Rafael González Vega conocido por Villegas.

Contrato colectivo de trabajo

Aunque desde años anteriores los verdaderos representantes de la clase obrera, lucharon por otras reivindicaciones, exigían lo relacionado con el establecimiento de los contratos colectivos de trabajo no es hasta después de 1950, que se establecen en el sector gastronómico en Varadero, al abrir sus puertas el Hotel Internacional, y sólo en algunos hoteles como Hotel Dos Mares. Hotel Torres, Hotel Varadero, Hotel Miramar, Hotel Kawama.

Otros más pequeños entre ellos el Hotel León, la Casa La Rosa y el Hoppines no lo establecieron.

El Club- Náutico de Varadero tenía contrato firmado desde 1935, así como el Casino de Varadero del que Villegas era uno de los dueños y que por razones obvias debía representar bien su papel de defensor de los derechos obreros. Estos contratos le garantizaban una fachada de dirigente honesto al llamado Villegas, aunque otras actitudes lo desenmascaraban y lo identificaran con el batistiano Eusebio Mujal.

Opciones

La firma de los contratos colectivos posibilitó la creación de los escalafones, la aprobación del horario de 7:20 horas, el pago de 48 horas con trabajo de 44, el descanso un día a la semana, sin embargo estos logros, al exigir el Sindicato que sólo se le diera trabajo a sus afiliados favorecían a aquellos que tenían trabajo estable o que de alguna manera podían, a pesar del desempleo y los rigores del tiempo muerto abandonar sistemáticamente la cuota sindical.

Huelga

Como hecho notable de las luchas obreras en la localidad aparece la huelga que en febrero de 1952 protagonizaron los trabajadores del Hotel Internacional.

La administración del hotel planteó la disminución del personal del cabaret en un 30% y la rebaja de los salarios.
Inmediatamente se produjo una reacción de protesta de empleados del cabaret, lo que obligó al Sindicato “Asociación de Cafés y Hoteles” a apoyar y convocar la huelga, que se extendió al resto de las áreas de trabajo, ocasionando situaciones verdaderamente críticas para la dirección del Hotel. La supresión de los servicios fundamentales y el caos general que se originó hizo que los huéspedes abandonaran el mismo.

Consecuencia

La huelga duró 5 días, al cabo de los cuales la administración decidió pactar con los trabajadores, accediendo a sus demandas, aunque con posterioridad recrudeció las medidas represivas y los despedidos a tenor de la legislación burguesa y las componendas con algunos elementos de la dirección sindical.

Las luchas de los trabajadores gastronómicos en Varadero, en este período no difieren de las libradas por trabajadores de otros sectores en el país, éstos tuvieron que dirigir su nación tanto hacia los patrones, como contra los representantes de un sindicato plegado a los intereses de la oligarquía burguesa.

Criado doméstico

Otra fuente de trabajo en el territorio fue las actividades como criados domésticos que se dedicaban a cuidar y mantener las casas, yates y demás propiedades de los millonarios y la burguesía veraneante del lugar.

Pescadores
Error al crear miniatura: Falta archivo

De todos los sectores laborantes de Varadero, el de más bajo nivel de vida era el de los pescadores, pues el precio de su mercancía variaba de acuerdo a la demanda, y así tenemos que había épocas en que la docena de langosta se vendía a 5 c, e igual sucedía con el pargo y otras especies, por lo que generalmente llevaban sus productos al campo para cambiarlos por viandas.

Además sufrían la explotación de intermediarios al que tenían que recurrir con frecuencia para vender su mercancía.
Los pescadores encontraban en estas costas abundancia de especies que además de servirles de sustento, les permitían obtener algunas ganancias con la venta en diferentes lugares de Cárdenas.

Artesanía

La artesanía constituyó otro medio de ingreso para los pescadores y la cual alcanzó su mayor expresión en la década posterior a 1940.

Esta labor se desarrollaba fundamentalmente durante el tiempo muerto, la aprovechaban para recoger conchas, que vendían a los pequeños comerciantes, los que a su vez confeccionaban los objetos y los comercializaban personalmente en los hoteles a través de intermediarios.

Las propias condiciones de vida motivaban rivalidades entre los artesanos pues todos luchaban por el sustento de sus familias.
Algunos vendedores artesanales eran niños, que necesitados de ayudar a sus familiares tenían en ello una forma de contribuir al sostén del hogar.

Fuerzas represivas

Las fuerzas represivas representadas en Varadero en esta década del 50 eran la policía, la guardia rural, la marina y la policía privada.

La guardia rural radicaba en un cuartel de Boca de Camarioca y estaba compuesta por un sub-teniente, un sargento, un cabo y siete guardias, bajo las órdenes del Tte. Jacinto Mena Este grupo operaba en el vario de Guásima y Santa Marta, mientras que en Varadero fungía como representante de la rural un teniente apellidado López.

Ubicación de la marina

La marina radicaba en la calle 43, pasando en 1954 para La Dársena, siempre su plantilla fue de un solo delegado. En esta época el delegado de la marina era el Sargento Ibarra Martínez, a pesar de ser batistiano no aceptó posiciones criminales. Fue sustituído por Mariano del Toro Vizcaíno y este por Claudinier Alemán en 1944 (de la fracción juvenil auténtica). Después del golpe hasta el triunfo revolucionario lo fue el teniente Luaces Ojeda.

Misión

La misión fundamental de este órgano era cuidar la playa los días de fiesta y en esos casos se apoyaba en una pareja cardenense que custodiaba el puente.
En Boca de Camarioca había otro delegado de la marina, Reinaldo Chávez que por simpatizar con la lucha contra la dictadura de Batista fue despedido cuando el golpe.

Ubicación de la policía

La policía radicaba en la calle 49 siendo su principal jefe Sergio Alzugaray a quien sustituye el Tte. Jiménez por poco tiempo, pues Alzugaray regresa, permaneciendo hasta el triunfo revolucionario, asistido por 10 policías.

Policía privada

Existía otra fuerza que era la policía privada que trabajaba en los repartos exclusivos, guardajurados que no permitían pasar a todo el que llegara al reparto, llamando por teléfono a las casas para que autorizara el acceso.

Organizaciones políticas. Funciones

En esta década se manifiesta en Varadero, como en otras regiones del país, la labor de organizaciones políticas como el Partido Revolucionario Cubano (Auténtico), el Partido Acción Unitaria (P.A.U), el Partido Liberal, el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo).
Aquí los políticos también hacen su trabajo, valiéndose de promesas nunca cumplidas, sobornos masivos entre capas más humildes de la población, con lo que no lograban mitigar el hambre secular y muchas veces haciendo uso de agentes represivos, se nutren de las cédulas electorales que necesitaban para triunfar en los períodos electorales. Siempre se mantuvo al margen de esta politiquería la fracción insurreccional del Partido Ortodoxo.

Papel de la juventud ortodoxa

La juventud ortodoxa fue la que ejerció en el despegue revolucionario un papel decisivo, ya que propició con su labor, la aglutinación de los elementos revolucionarios y más progresistas de la localidad. Estrechó filas con jóvenes socialistas y militantes del P:S:P en la lucha por lograr la emancipación de nuestro pueblo y como fenómeno generalizado en el país, sus miembros, partidarios de la lucha insurreccional, derivan en su inmensa mayoría en militantes activos de la organización que junto al glorioso ejército rebelde llevaría el peso del enfrentamiento antibatistiano, el MR-26-7.

Partido de la clase obrera

El P.S.P, partido de la clase obrera, aunque con pocos miembros, también estaba organizado en Varadero y los mismos apretaban filas alrededor del movimiento obrero por sus reivindicaciones definitivas.

Habitantes. 1953

En el censo de 1953 la población de Varadero incluyendo Boca de Camarioca era de 3 406 habitantes.

Educación

En cuanto a la situación educacional existía una escuela pública en Varadero con seis aulas, una en Santa Marta con dos aulas y una en Boca de Camarioca con un aula. Existía además una escuela privada de monjas “Santa Teresita del Niño Jesús” que impartía clases de primaria y segunda enseñanza.
Tal situación influyó en que el índice de analfabetos en Varadero fuera elevado.

Véase también

Fuente

  • Equipo de Investigación Histórica del CM-PCC. (1987). Lucha Insurreccional y clandestina en Varadero.