Saltar a: navegación, buscar

Día Mundial sin Fumar

Día Mundial sin Fumar
Información sobre la plantilla
Dejar-de-fumar-10.jpg
Concepto:Es la principal causa de 10 tipos de cáncer, del 95 porciento de los cánceres de pulmón, del 90 porciento de las bronquitis y de más de la mitad de las enfermedades cardiovasculares.

Día Mundial sin Fumar. El 31 de mayo de cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo consiste en señalar los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo. El consumo de tabaco es la segunda causa de muerte en el mundo, tras la hipertensión, y es responsable del deceso de uno de cada diez adultos.

Historia

Con el lema en el 2011 “Protégete del humo del tabaco ajeno” se celebró en la capital cubana el día mundial del tabaco. En toda la isla se desarrollaron diversas acciones: conferencias, concursos y una Jornada Científica Nacional de Lucha Contra el Tabaquismo, donde participaron diversos profesionales de la salud y la población en general, con el objetivo fundamental de profundizar sobre los efectos nocivos del tabaquismo y en especial el daño que se provoca al exponer a personas no fumadoras al humo del tabaco; la actividad culminó con un concierto de la agrupación musical Cubanos en la Red.

En Cuba hay un altísimo porciento de la población expuesta al humo del tabaco ajeno. A pesar de que existen restricciones estatales acerca de los lugares donde no se puede fumar, estas se incumplen a diario tanto en lugares públicos como en centros laborales o estudiantiles. Este año se celebró la fecha en el parque Mariana Grajales, sito en la barriada del Vedado, del capitalino municipio de Plaza de la Revolución.

Por otra parte, se afirma que un tercio de la población adulta fuma y que el 17 porciento fallece a consecuencia del tabaquismo.

Hay más hombres que mujeres, pero cada año aumenta el número de féminas, y lo más preocupante es el incremento de adolescentes de ambos sexos que adquieren este mal hábito.

Según la OMS el tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo de 29 enfermedades. Es la principal causa de 10 tipos de cáncer, del 95 porciento de los cánceres de pulmón, del 90 porciento de las bronquitis y de más de la mitad de las enfermedades cardiovasculares.

Es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo, mata a la mitad de los fumadores, perjudica a los fumadores pasivos, y es muy dañino durante el embarazo, con consecuencias fatales para los niños que se exponen a diario al humo del tabaco.

Iniciativa de celebrar este día en el mundo

Desde 1988 y por iniciativa de la OMS, cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Fumar, con el propósito anunciado de poner en primer plano de atención este verdadero flagelo de la salud y contribuir con ello a la movilización de las comunidades, de las familias en general, en torno a conceptos preventivos que promuevan una vida saludable.

Muchos países adoptan medidas para combatir un hábito que registró en la última década del siglo XX un crecimiento importante en el número de consumidores, sobre todo mujeres, así como una disminución en la edad de inicio de su consumo.

Daños provocados por el mal hábito de fumar

Cada año más de siete millones de personas mueren de cáncer en el mundo y aproximadamente 10 millones de casos nuevos son reportados.

En Cuba el cáncer sigue siendo la segunda enfermedad de muerte en el país, superada solo por los padecimientos cardíacos. A la población cubana la afectan mortalmente en primer lugar el cáncer de pulmón, seguido por el de próstata en el hombre, el de colon y el de mama a las mujeres.

De acuerdo con criterios especializados de la Organización Mundial de la Salud, el 30 por ciento de los casos de cáncer son previsibles, otro 30 por ciento curables, y un 30 por ciento más, si son bien tratados, permiten mejorar la calidad de vida de los enfermos.

El programa cubano de lucha contra el cáncer ha logrado avances sensibles en la producción de citostáticos y compuestos nuevos como la vacuna contra la hepatitis B para evitar el cáncer de hígado, interferones, anticuerpos monoclonales, medicamentos de soporte y vacunas terapéuticas.

Pero la prevención es una posibilidad real contra el cáncer más allá de los tratamientos medicamentosos y que depende en buena medida del propio individuo.

El humo de tabacos y cigarrillos también puede ser mortal para quienes, sin ser adictos, permanezcan expuestos a las emanaciones tóxicas de nicotina, alquitrán y un largo etcétera de compuestos letales.

El hábito de fumar no solo daña la salud

El consumo generalizado de ese producto agrava la miseria de las naciones, ya que les supone una enorme carga financiera, aumento de la inversión sanitaria, pérdida de productividad debido a la muerte prematura y a la enfermedad e incremento de los daños en el medio ambiente, indica la OMS.

A escala mundial, asegura la entidad, el ochenta y cuatro por ciento de los fumadores vive en países en desarrollo, mientras que a nivel nacional el consumo varía en función de los grupos socio-económicos, pero es más elevado entre los pobres.

La lucha contra el tabaco debe ser incansable

Evitemos el tabaco, avancemos hacia el desarrollo

En todas las épocas la humanidad ha buscado fórmulas para preservar la vida. En ese quehacer ocupa un lugar determinante la lucha contra las enfermedades.

En Cuba el lema es “Sin fumar se vive mejor”, y el propósito es alcanzable si existe una voluntad férrea. El tres por ciento de los adictos al tabaco logran dejarlo sin tratamiento, mientras que otros necesitan apoyo.

Esa ayuda en Cuba se halla en las instituciones de medicina natural y tradicional y en los centros comunitarios de salud mental. El esfuerzo de los fumadores para vencer la adicción es grande, pero mayores son los resultados, porque gana la vida.

Algo que se debe conocer

La nicotina es un alcaloide que produce más dependencia que la heroína o la cocaína. El humo de un cigarro tiene más de cuatro mil productos químicos, entre ellos amoníaco y arsénico, ambos sumamente tóxicos. De esa extraordinaria cifra, alrededor de 40 productos pueden causar cáncer.

Cada 10 segundos en el mundo muere una persona como consecuencia del consumo de tabaco. Los estudios demuestran que los fumadores pierden siete minutos de vida casa vez que se fuman un cigarro.

Las compañías de tabaco gastan en total en propaganda 13 millones de dólares diarios. El consumo de tabaco origina más muertes que la acción combinada del SIDA, los accidentes de tránsito, las drogas ilegales, los asesinatos y los suicidios.

En el mundo fuma el 47 por ciento de los hombres y el 12 por ciento de las mujeres. Desde 1950 hasta el 2000 el tabaco provocó la muerte de 60 millones de personas en los países desarrollados, cifra mayor a las ocurridas en la Segunda Guerra Mundial

El tabaco, un producto químico con efectos psicológicos sobre las personas

Cuando el vicioso desconoce razones científicas que demuestran el daño que se causa a sí mismo y a quienes lo rodean, simplemente se entrega en la sensualidad del humo y de la sensación de saciedad que este provoca. Pero cuando se sabe la verdad, es irracional seguir auto envenenándose con las sustancias tóxicas del tabaco y contribuir al envenenamiento de la familia y de las amistades.

Por supuesto, no basta con un día al año para erradicar esta peste contemporánea del tabaquismo. Es menester la acción cotidiana de los activistas, cara a cara, de los médicos y otros profesionales de la salud y sobre todo de narrar con la crudeza que sea necesario los hechos reveladores de que el gran asesino sigue actuando impunemente con el consentimiento de sus víctimas.

Fuentes