Saltar a: navegación, buscar

Decalcomanía

Decalcomanía
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Concepto:Técnica pictórica que consiste en aplicar gouache negro sobre un papel, el cual se coloca encima de otra hoja sobre la que se ejerce una ligera presión, luego se despegan antes de que se sequen.


Decalcomanía. Técnica píctórica más famosa del surrealismo, creada por Óscar Domínguez en el año 1936. Técnica automática de gran efectividad y de aportaciones personales como son sus objetos surrealistas, los «paisajes cósmicos» o las «superficies litocrónicas» creados por su representante.

Técnica del azar

Tradicionalmente el oficio artístico exigía el control del proceso de realización de la obra. En el siglo pasado, por la acción de algunas vanguardias, sobre todo del Surrealismo, se desechó -en mayor o menor medida- ese control para incorporar los resultados del azar. Algunos artistas buscaron la inspiración en la imprevisión total a través de nuevos procedimientos técnicos, mientras que otros nunca dejaron totalmente de controlar el proceso creativo. Pero en ambos casos el proceso recibió tanta o más importancia que la obra acabada. El resultado del azar se ha utilizado más en dibujo y pintura, por la mayor facilidad de ejecución. Surgieron así varias técnicas, de las que las principales fueron el «cadáver exquisito», el frottage, el grattage, la decalcomania y el dripping.

La decalcomanía

La decalcomanía corresponde a una de las últimas manifestaciones desarrollada por su creador Óscar Domínguez y considerada por André Breton como un descubrimiento excepcional, una de las mayores aportaciones de este pintor al movimiento surrealista.

Se trata de una especie de monotipia en la que el color se extiende sobre una superficie lisa. Entonces se presiona contra ella una hoja de papel, que a continuación se retira; la obra así creada se puede modificar y transformar en una composición nueva, o bien puede considerarse como autónoma.

En esta técnica se suele utilizar papel, como su inventor Óscar Domínguez, o lienzo usado, como Max Ernst, pero en cualquier caso se vuelve a plantear el problema central de la función del azar y del subconsciente. En la mayoría de los casos el resultado de este proceso, similar a los del collage y el frottage, no se logra, como señalaba Max Ernst en 1936 en Audelá de la peinture, sin la intervención consciente del artista.

Tipos

Se distinguen dos tipos:

  • Decalcomanías sin objeto preconcebido. Las imágenes surgidas de estas resultan enegmáticas, son representaciones amorfas o paisajes no figurativos, producto del azar absoluto y de rica plasticidad. Logran despertar la imaginación del expectador extrayéndole del interior sus propias imágenes y asociaciones. Estas son un anticipo de las tendencias informalistas.
León y Grisou. Decalcomanía de Óscar Domínguez y Marcel Jean. 1936
  • Decalcomanías de interpretación premeditada o del deseo. Son fruto de la colaboración de Óscar Domínguez y Marcel Jean, y para ellas inventan calcos y plantillas que controlan el azar absoluto. Marcel Jean crea una plantilla con la queretoca la mancha surgida de la tinta y con la que juega despertando asociaciones imprevistas.

Consiste en un cruzamiento de cristales que se abren a una tormenta salpicada de estrellas. Oscar usa ventanas de las que emerge el león.

Fuentes