Dolores Umbridge

Dolores Umbrigde
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
Dolores u.jpg
Es una bruja del Ministerio de Magia, con el alto cargo de Asistente Especial del Ministro de Magia.
NombreDolores Umbrigde
CreadorJ. K. Rowling
Obra a la que perteneceSaga Harry Potter
OcupaciónBruja del Ministerio de Magia

Dolores Umbrigde.Es una bruja del Ministerio de Magia, con el alto cargo de Asistente Especial del Ministro de Magia.

Descripción

Es una mujer de baja estatura y cuerpo rechoncho, generalmente descrita como semejante a un gran sapo, con ojos saltones y cabello corto y rizado de color café. Siempre lleva ropa de color rosa chillón, y feos y exagerados anillos en los dedos. De carácter altivo y arrogante, tiende a interrumpir a la gente cuando habla y a cortarles con un sonoro y particular carraspeo.

Su voz es exageradamente aguda, como la de una niña, casi llegando al falsete. Aparentemente le tiene un odio exagerado a cualquier criatura que ella considera "semihumana", como los centauros, los hombres-lobo e incluso a Hagrid por ser medio gigante, y también siente antipatía hacia los magos nacidos de muggles. Estas particularidades provocan el odio de Harry y sus compañeros del Ejército de Dumbledore.

Dolores en la saga

Dolores Jane Umbridge es una bruja bajita, rechoncha y con cara de sapo, además de su característica voz chillona. Sus manos son pequeñas. Su varita es inusualmente corta y su patronus es un gato peludo.

Ella tiene muy poco respeto por las criaturas mágicas, y las considera inferiores. Luchó contra los hombres lobo, y se cree con poder de mandar a los centauros por el simple hecho de tener un puesto importante en el Ministerio de Magia.

Estuvo presente en el juicio de Harry el 12 de agosto de 1995, e intentó desprestigiarle, con burlas y gracias que los presentes (con pocas excepciones) rieron a carcajadas. Sin embargo había sido ella quien había enviado a los dos dementores por Harry.

En verano de 1995 el Ministerio de Magia escribe una ley que determina que si el director de Hogwarts no encuentra profesor para una asignatura, el Ministerio puede elegir la persona que cree conveniente para el cargo. Quien sale elegida es Dolores Umbridge, obviamente con el propósito de estar cerca de las actividades de Albus Dumbledore y así poder vigilarle.

Sus clases como profesora de Defensa contra las Artes Oscuras son monótonas y aburridas, únicamente teóricas, pues se niega a admitir que la práctica es necesaria. Umbridge trata de eliminar todo rumor sobre el retorno de Voldemort con castigos. Castiga a quien le contradice, obligando a escribir frases con una pluma que produce heridas en la mano. Se convierte en Gran Inquisidora de Hogwarts, con muchos poderes, y capaz de escribir nuevas normas. El Ejército de Dumbledore se hace para suplir sus inútiles clases, pero pronto conoce ella la actividad del grupo. Por culpa de Marietta Edgecombe, la chivata, Umbridge descubre el propósito del grupo, pero entonces Dumbledore "admite" su culpabilidad y se marcha de Hogwarts.

Desde ese momento hasta el final de curso Dolores Umbridge se convierte en directora de Hogwarts, pero sin acceso al despacho del director (gracias a que las gárgolas no le permiten entrar). Al final de curso es atacada por un grupo de centauros y rescatada por Dumbledore.

Después de este incidente (de donde sale con vida milagrosamente) va a parar a la enfermería de Hogwarts. Dumbledore le exige a Cornelius Fudge que Umbridge deje el cargo y el colegio. Umbridge regresa al Ministerio de Magia, donde sigue gozando de los mismos privilegios que antes, como si nada hubiese ocurrido. Su despacho está en el nivel 1 y su puerta tiene el ojo mágico de Alastor Moody hasta que Harry lo retira; Estuvo presente en el funeral de Dumbledore.

Cuando Mundungus Fletcher intenta vender el medallón de Slytherin en el Callejón Diagon, Umbridge se lo confisca y se lo queda para uso personal, asegurando que es una prueba de que es descendiente de los Selwyn. Ella puede seguir invocando su Patronus con el medallón gracias a la afinidad que existe entre la bruja y el objeto tenebroso, lazo que no tiene con Harry. Umbridge asegura que está emparentada con la mayoría de familias de sangre pura del mundo mágico. El trío consigue quitárselo durante una entrevista de la Comisión para el Registro de los Nacidos de Muggles. Con la caída definitiva de Lord Voldemort y Kingsley Shacklebolt como Ministro de Magia, Umbridge es arrestada, interrogada y encarcelada por crímenes contra los nacidos de muggles.

En La Orden del Fénix

Dolores Jane Umbridge es una bruja que aparece por primera vez en la Orden del Fénix, la quinta novela de la saga Harry Potter, en una escena en la cual el joven Harry asiste a una audiencia disciplinaria por haber efectuado magia en presencia de un muggle, fuera del colegio Hogwarts (lo cual está prohibido para los menores de edad según el Estatuto del Secreto).

Participa como jurado y subsecretaria del ministro Cornelius Fudge en el interrogatorio efectuado en el Ministerio de Magia. Dolores es una de los magos que votan a favor de la culpabilidad de Harry al término del juicio. Posteriormente, por orden del Ministerio de Magia que pretende tener al director Dumbledore vigilado de cerca, Dolores es nombrada profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras en Hogwarts.

Sus clases se basan casi exclusivamente en la teoría defensiva, estando prohibido el uso de magia o siquiera el aireo de varitas en su clase. Esto se debe al temor del ministro de que Dumbledore esté usando sus clases para entrenar a los estudiantes en magia ofensiva para luego emplearlos como su propio ejército en un hipotético intento de golpe de estado. Para evitar eso, Dolores se dedica en cuerpo y alma a destruir todo tipo de rumorología sobre el regreso del Señor Tenebroso lord Voldemort (generalmente, neutralizando, ridiculizando y torturando a Harry, llegando al punto de usar medidas fuertemente ilegales, como intentar utilizar la maldición imperdonable Cruciatus o la poción de la verdad Veritaserum contra él).

Con el paso del tiempo Umbridge va escalando posiciones en el colegio mediante inapelables Decretos Ministeriales; desde nombrarse Suma Inquisidora de Hogwarts, encargada de supervisar el cumplimiento de las normas de la escuela, hasta reemplazar a Dumbledore como director de ésta. Respaldada por el Ministerio de Magia y por el celador Argus Filch, otro torturador en potencia, Umbridge va endureciendo las normas del colegio hasta conseguir convertirlo en una especie de miniestado fascista con sus propias fuerzas paramilitares, la Brigada Inquisitorial, un cuerpo formado mayormente por alumnos de Slytherin y que tiene un nivel de autoridad superior al de los prefectos, pero con la aprobación directa de la Suma Inquisidora.

Censura, etiqueta, nada está fuera de su jurisdicción. Entre las nuevas normas impuestas por la Suma Inquisidora están la prohibición de leer El Quisquilloso, revista que publica una entrevista de Rita Skeeter a Harry en la que revela toda la verdad sobre el regreso de Lord Voldemort; la obligación de que el correo privado de los alumnos pase antes por sus manos o la anulación del derecho de los alumnos a formar asociaciones estudiantiles. Llega a expulsar a Harry del equipo de quidditch, así como a los gemelos Fred y George Weasley, tras un enfrentamiento con Draco Malfoy.

Además, Dolores realiza personalmente una serie de pruebas y exámenes a cada uno de los profesores para saber si son competentes o no (pero también para conocer su grado de fidelidad al director Dumbledore); los más afectados, el tosco Hagrid y Sybill Trelawney, la patosa e incompetente profesora de adivinación.

Harry odia especialmente a la profesora Umbridge, debido sobre todo a la serie de dolorosos castigos que le ponía para hacerle desistir de su insistencia en el retorno de lord Voldemort. Su principal método de castigo era hacerle escribir frases como «no debo decir mentiras» con una pluma especial que se caracteriza por usar la sangre del escritor en vez de tinta, grabar el mensaje en la mano del que la usa, rajando la carne y provocando un dolor agudo y unas cicatrices que tardaban mucho en curar. Otras veces, y esto era lo que más aborrecía Harry, le retiraba privilegios como el anteriormente mencionado puesto en el equipo de quidditch.

En la mañana de la batalla en el Departamento de los Misterios, Harry Potter y Hermione Granger llevan a Umbridge al Bosque Prohibido. Su insolencia y arrogancia le llevan a insultar y atacar a un centauro, hecho que paga caro cuando sus compañeros se lanzan al rescate y cuando Grawp, atraído por los lamentos de Hermíone, se enfurece. Esto llevó a la Suma Inquisidora a la enfermería de Hogwarts durante un tiempo, tras el cual el reinstaurado director Dumbledore la expulsa fulminantemente y para siempre de la escuela.

En El misterio del Príncipe Mestizo

Tras su fracaso en Hogwarts, Dolores vuelve al Ministerio, ya con el mandato de Rufus Scrimgeour, y es una de las asistentes al funeral de Albus Dumbledore en el sexto libro, Harry Potter y el Misterio del Príncipe Meztizo.

En Las Reliquias de la Muerte

En el séptimo libro de la colección, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, al morir el ministro Rufus Scrimgeour, fue nombrada en Jefa de Comisión de Registros de Nacidos Muggles, que se encarga de "interrogar" a los llamados "sangre sucia".

Si éstos no demuestran que tienen antecedentes mágicos de familia se les quita la varita y son acusados de robar la magia a un mago auténtico. Su modus operandi al momento de sacar información, consistía en el auxilio del mortífago Yaxley y un par de dementores. Dolores tenia en su poder el Horrocrux más famoso hasta el momento: El Guardapelo de Slytherin, según ella para denotar que era sangre pura pero en verdad, ella se lo quitó a Mundungus Fletcher a cambio de su libertad. Harry lo hurta para así poder destruirlo. Ingresa en la prisión de Azkaban por maltrato a los nacidos de muggles tras la Segunda Batalla de Hogwarts.

Dolores en el cine

En la adaptación de La Orden del Fénix, llevada al cine por David Yates, Dolores Umbridge es interpretada por la actriz británica Imelda Staunton, nominada a un premio Oscar por su papel en El secreto de Vera Drake.

Según Yates en las entrevistas para la edición especial del DVD, Dolores Umbridge es «una mezcla entre Doris Day y Freddy Krueger». La vestuarista Jany Temime agrega que pensó el vestuario del personaje en base a su obsesión por el color rosa: a medida que transcurre el largometraje el color del vestuario de Umbridge se va intensificando en paralelo al poder que gana minuto a minuto.

Etimología

Originalmente, Dolores Umbridge iba a llamarse Elvira, pero la autora cambió de idea por razones desconocidas (Ambos nombres dan idea del origen de la bruja, obviamente español o hispano). El nombre "Dolores", palabra española que proviene del latín "dolor", posiblemente refleje la miseria que sus acciones causan a los estudiantes, como por ejemplo sus dolorosos castigos y torturas psicológicas (Una de las posibles razones desconocidas del cambio del nombre de la autora) . Por su parte, Umbridge: tiene una sonoridad similar a la palabra inglesa "Umbrage", que se refiere a una ofensa causada por un malentendido o una predisposición a pensar mal. Lo más probable, sin embargo, es que el origen del apellido sea la palabra latina "umbra", "sombra".

Curiosidades

  • Su varita es la más pequeña que se ha dado a conocer (solo 15cm).

Apariciones

Fuente