Saltar a: navegación, buscar

El hombre invisible (óleo)

El hombre invisible
Información sobre la plantilla
Dalihombreinvisible.jpg
Datos Generales
Autor(es):Salvador Dalí
Año:1933
País:Bandera de España España
Estilo pictórico:Surrealismo
Técnica:Óleo sobre lienzo
Dimensiones:140 X 81 cm
Localización:Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid, España

El hombre invisible , (1933) es una pintura del español surrealista, Salvador Dalí. Fue la primera pintura en la cual Dalí empleó imágenes dobles.

Historia

Este cuadro fue realizado en el invierno de 1929 y expuesto inacabado en el año 1931 en la Galería Pierre Colle de París. Fue la primera pintura en la cual Dalí empleó imágenes dobles. En este caso se trata de una imagen a partir de otros objetos, como lo hacía el pintor Milanés Giuseppe Arcimboldo, pintor renacentista que pintaba rostros humanos a base de flores, frutas, plantas, animales u objetos.

Dalí sin embargo utiliza también las sombras para formar la imagen. Esta generación de imágenes múltiples será una de las características de su método paranoico-crítico. Aunque la pintura no satisfizo al artista, después siguió por el camino de los engaños visuales, creando algunas obras realmente buenas.

Descripción

El hombre invisible es el primer ejemplo en el que Dalí intenta duplicar una imagen como se puede apreciar en el cuerpo del hombre integrado al mismo tiempo en el paisaje, muestra a ese personaje de proporciones gigantescas y prolongadas, sentado ocupando todo la composición y acompañado por un paisaje desolado, ruinas, edificios clásicos, etc.

En la parte superior aparecen unas arquitecturas que, en realidad, constituyen la parte superior del hombre. En la parte inferior encontramos las inacabadas piernas.

La cabeza del individuo se forma con algunas sombras y relieves de construcciones y esculturas que se encuentran muy alejadas del espectador, los cabellos del hombre se convierten en nubes doradas en el paisaje y dos esferas azules, los ojos. El brazo derecho, que está inconcluso, está formado, en parte, por la espalda de la estatua de una mujer con un cuello desproporcionado.

El brazo izquierdo está formado por una columna y se delimita con el edificio negro que hay en primer plano a la derecha del cuadro. Esta estructura tiene, además, dos esculturas de mujeres diseccionadas y de distintos colores.

En medio en la parte inferior hay una especie de maniquí, el cual tiene una larga cabellera que asciende y se bifurca en su punta, definiendo así las manos del gigante. Las piernas están formadas por una cascada y una sección del suelo del mismo color azul.

Delante del maniquí hay un león dorado. A la derecha hay, en primer plano, un conjunto de esculturas satíricas: tres hombres y tres niños. A la izquierda se halla una pilastra sobre la cual, hay una escultura de un perfil de mujer que se repite en muchas otras pinturas de Dalí. Más atrás hay una plataforma y, sobre esta, un caballo blanco. Finalmente, sobre la mano derecha del gigante hay una forma simétrica y extraña la cual parece estar diseccionada.

El horizonte lo sitúa en la parte superior y además es más difuso al ubicar el instante en un atardecer, lo que hace que el color del cielo no sea el azul de otros lienzos. El simbolismo radica en el deseo de no ser visto y ver todo. La figura del hombre invisible está compuesta por elementos en distintos planos que hacen necesario un esfuerzo del espectador para ver o bien el conjunto completo, o bien un elemento concreto.

Fuentes