Saltar a: navegación, buscar

Eleuterio Paz

Eleuterio Paz
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Destacado médico
NombreEleuterio Paz y Gómez
Nacimiento18 de abril de 1852
Provincia de Toledo, España
Fallecimiento8 de julio de 1918
Jagüey Grande, Matanzas. Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaJagüey Grande
NacionalidadEspañola
CiudadaníaEspañola
EducaciónUniversitaria
Alma materUniversidad de Madrid
OcupaciónMédico
TítuloMédico
Término19 de junio de 1872
CónyugeMaría Eloisa Gutiérrez y Hernández
Obras destacadasClínica de Enfermedades de los Ojos

Eleuterio Paz y Gómez. Médico español que residió en Jagüey Grande en la segunda mitad del siglo XIX y prestó sus servicios al Ejército Libertador cubano durante la Guerra de 1895, además de luchar por preservar vidas durante la Reconcentración de Weyler entre los campesinos de la zona.

Síntesis biográfica

Adolescencia y Juventud

Nació el 18 de abril de 1852 en Castilla de Bayuela, provincia de Toledo en España. Cursó sus estudios de medicina en la Universidad de Madrid, graduándose el 19 de junio de 1872. Durante sus estudios residió con un grupo de cubanos, formado por Vicente de la Guardia y Madan, los hermanos Santos, Francisco Fernández y María Fernández, con los que jamás tuvo la más leve diferencia, a pesar del apasionamiento de éstos a causa de los sucesos que se desarrollaban en Cuba con motivo de la guerra, especialmente el del Fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina el 27 de noviembre de 1871. Tal era su espíritu de comprensión.

Por esa época conoció y trató a José Martí, de cuya amistad nunca hizo mención, lo que es evidencia de sus más relevantes virtudes: la tolerancia y la modestia, pero es posible que el hecho de su amistad y trato con este grupo de cubanos le haya inducido a venir a Cuba, después de residirse de médico. El caso es que en diciembre de 1875 vino a Cuba. Colaboró con la Clínica Médica Quirúrgica de La Habana, y con Domingo Madán su fraternal compañero, publicó el primer tomo de Clínica de Enfermedades de los Ojos en 1879, sobre trabajos del doctor Santos Fernández.

El 19 de diciembre de 1885 contrajo matrimonio con la señorita María Eloisa Gutiérrez y Hernández, de cuyo matrimonio nacieron once hijos: María, Amelia, Victoriana, Ofelia, Herminia, Rita, Enrique, Ricardo, Rodolfo, Domingo y Alberto.

Fijó su residencia en Jagüey Grande en el año 1896. Anteriormente había vivido en el poblado de Pedroso, actual municipio Pedro Betancourt.

Trayectoria en la localidad

Su estancia en la localidad coincidió con los años de la Guerra de 1895, la reconcentración dispuesta por el capitán general Valeriano Weyler, el cese de la dominación española, los períodos de la primera y segunda intervención norteamericana y los primeros años de la República Neocolonial. Fueron tiempos muy duros para el pueblo de Jagüey Grande en los cuales el Dr. Eleuterio Paz desempeñó sus funciones de médico con ejemplar dedicación a sus enfermos, alto espíritu de desinterés y bondad infinita.

Fue el primer jefe local de sanidad en Jagüey Grande, cargo que desempeñó con acierto y rectitud, y supo hacer compatible con la bondad de su carácter. Entre tantas virtudes que atesoraba el Dr. Paz sobresalían su infinita bondad, su desinterés por las cosas materiales, y amor al prójimo, aún estando enfermo y delicado por la falta de un pulmón, el Dr. Paz no dejaba de visitar diariamente a sus enfermos más graves, aún en lugares distantes y de difícil acceso. Cuando el paciente o la paciente carecían de dinero para comprar las medicinas que le recetaba, sin decir palabra, el mismo las adquiría para los necesitados, sin esperar otra recompensa que la satisfacción de salvar vidas. Y no sólo recetaba, sino que aconsejaba como si fuera un padre, en cuanto a la higiene que debía observarse.

El Doctor Paz era según decían: el paño de lágrimas de los pobres y otros en frase certera que el Doctor Paz había hecho de su profesión un sacerdocio.

Muerte

Los testimonios son muy enaltecedores para el galeno al que en reconocimiento a sus
Casaeleuterio.jpg
virtudes se le colocó una tarja en la casa donde vivió, y murió el 8 de julio de 1918, la vivienda está situada en la calle Pedro Betancourt entre Céspedes y Reyes. El sepelio del Dr. Paz constituyó una gran manifestación de duelo popular en la localidad. El pueblo sensible y agradecido, ha honrado siempre la memoria del Dr. Paz. Su nombre lo llevó la Casa de socorrro del municipio y designa actualmente el parque de Jagüey Grande, en el cual se ha instalado un busto en
Error al crear miniatura: Falta archivo
Placa.jpg
permanente homenaje al facultativo de noble corazón.

Fuentes