Saltar a: navegación, buscar

Enfermedad renal terminal

Enfermedad renal terminal
Información sobre la plantilla
126429.jpg.gif
Concepto:Es la insuficiencia total o casi total en el funcionamiento de los riñones. La función principal de estos órganos es eliminar desechos y el exceso de agua del cuerpo.

Enfermedad renal terminal. La insuficiencia renal crónica muchas veces progresa desde insuficiencia inicial hasta la etapa terminal. No hay curación para la insuficiencia renal en etapa terminal (IRET) también conocida como enfermedad renal en etapa terminal (ERET). El daño a los riñones es irreversible. El tratamiento de la insuficiencia renal en etapa terminal consiste en sustituir las funciones que han perdido sus riñones mediante diálisis o trasplante de riñón.

Nombres alternativos

  • Insuficiencia renal terminal
  • Insuficiencia renal en estado terminal
  • Nefropatía terminal.

Causas

La enfermedad renal terminal (ERT) se presenta cuando los riñones ya no pueden funcionar a un nivel necesario para la vida diaria. Generalmente ocurre cuando la enfermedad renal crónica ha empeorado hasta un punto en el cual la función de los riñones es menos del 10% de lo normal. La enfermedad renal terminal casi siempre sigue a la enfermedad renal crónica. Una persona puede tener empeoramiento gradual de la función renal durante 10 a 20 años o más antes de progresar a enfermedad renal terminal. Los pacientes que han alcanzado esta etapa necesitan diálisis o trasplante de riñón. Las causas más comunes de enfermedad renal terminal en los Estados Unidos son diabetes e hipertensión arterial.

Síntomas

Los síntomas pueden abarcar

  • Sensación de malestar general y fatiga
  • Picazón generalizada (prurito)
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Inapetencia
  • Náuseas

Otros síntomas

  • Piel anormalmente clara u oscura y cambios en las uñas
  • Dolor óseo
  • Síntomas del sistema nervioso y del cerebro
  • Somnolencia y confusión
  • Problemas para concentrarse o pensar
  • Entumecimiento en las manos, los pies u otras áreas
  • Fasciculaciones musculares o calambres
  • Mal aliento
  • Susceptibilidad a hematomas, sangrados nasales o sangre en las heces
  • Sed excesiva
  • Hipo frecuente
  • Bajo nivel de interés sexual e impotencia
  • Cesación de los períodos menstruales (amenorrea)
  • Problemas de sueño como insomnio, síndrome de las piernas inquietas o apnea obstructiva del sueño
  • Hinchazón de pies y manos (edema)
  • Vómitos, especialmente en la mañana

Pruebas y exámenes

La hipertensión arterial casi siempre ocurre durante la enfermedad renal terminal. Una evaluación del cerebro y el sistema nervioso (neurológica) puede mostrar signos de daño nervioso. El médico puede escuchar ruidos pulmonares o cardíacos anormales con un estetoscopio. Los pacientes con enfermedad renal terminal producen menos orina o la producción de ésta se puede detener. La enfermedad renal terminal cambia los resultados de muchos exámenes. Los pacientes que reciben diálisis necesitarán que les realicen con frecuencia éstos y otros exámenes:

Exámenes frecuentes

  • Potasio
  • Sodio
  • Albúmina
  • Fósforo
  • Calcio
  • Colesterol
  • Magnesio
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Electrolitos

Esta enfermedad también puede cambiar los resultados de los siguiente exámenes:

  • Eritropoyetina
  • PTH
  • Examen de densidad ósea

Tratamiento

Los únicos tratamientos para la enfermedad renal terminal son la diálisis o el trasplante de riñón. Usted debe empezar a prepararse para la diálisis antes de que sea absolutamente necesario. La preparación incluye aprender acerca de la diálisis y los tipos de terapias con ésta, al igual que la colocación de un acceso para dicha diálisis.

Clases de tratamiento de diálisis

  • Hemodiálisis
  • Diálisis peritoneal.

Los pacientes con diálisis

  • Manejan su balance de líquidos limitando lo que beben.
  • Manejan las sustancias como calcio y otros nutrientes que introducen a su cuerpo observando su dieta renal.
  • Se practican pruebas para vigilar la eficacia de su diálisis.

El trasplante

El trasplante es otra opción de tratamiento. Usted aprenderá acerca de las pruebas que se utilizan para determinar si un paciente es adecuado para recibir trasplante, y para vigilar un trasplante.

Dieta

Tal vez necesite hacer algunos cambios en su dieta como:

  • Consumir una dieta baja en proteínas.
  • Obtener suficientes calorías si está bajando de peso
  • Limitar los líquidos.
  • Limitar la sal, el potasio, el fósforo y otros electrolitos.

Vacunas

Los pacientes con enfermedad renal crónica deben mantener al día las vacunas importantes

  • Vacuna contra el H1N1 (gripe porcina)
  • Vacuna contra la hepatitis A
  • Vacuna contra la hepatitis B
  • Vacuna antigripal
  • Vacuna antineumocócica de polisacáridos (PPV, por sus siglas en inglés)

Pronósticos

Sin diálisis o un trasplante de riñón, la muerte se presentará por la acumulación de líquidos y productos de desecho en el organismo. Ambos tratamientos pueden tener riesgos y consecuencias graves. El pronóstico es diferente para cada persona.

Posibles complicaciones

  • Anemia
  • Sangrado del estómago o los intestinos
  • Dolor óseo, articular o muscular
  • Disfunción cerebral, confusión y demencia
  • Cambios en los niveles de electrolitos
  • Cambios en el azúcar (glucosa) en la sangre
  • Daño a los nervios de las piernas y los brazos
  • Acumulación de líquido alrededor de los pulmones
  • Complicaciones cardiovasculares
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Arteriopatía coronaria
  • Hipertensión arterial
  • Pericarditis
  • Accidente cerebrovascular
  • Hepatitis B, hepatitis C, insuficiencia hepática
  • Hiperparatiroidismo
  • Aumento del riesgo de infecciones
  • Desnutrición
  • Niveles de fósforo que se vuelven demasiado altos
  • Niveles de potasio que se vuelven demasiado altos
  • Convulsiones
  • Resequedad de la piel, picazón o rascado que lleva a infección cutánea
  • Debilitamiento de los huesos, fracturas, trastornos articulares.

Veáse también

Fuentes