Saltar a: navegación, buscar

Guillermo Sardiñas

Padre Sardiñas
Información sobre la plantilla
Sacerdote de la Iglesia católica
El padre Sardña.gif
Ordenación30 de noviembre de 1941
Información personal
Nombre secularGuillermo Isaías Sardiñas Menéndez
Nombre religiosoPadre Sardiñas
TítulosComandante del Ejército Rebelde
Nacimiento6 de mayo de 1917
Sagua la Grande, Las Villas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento21 de diciembre de 1964
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
EstudiosTeología
ProfesiónSacerdote católico
Alma máterUniversidad Gregoriana

Guillermo Isaías Sardiñas Menéndez. El padre Sardiñas, conocido como el padre de la sotana verde olivo, fue comandante del Ejército Rebelde, que conmovido por los hechos del asalto al Cuartel Moncada ingresa al Movimiento 26 de julio.

Historia

El padre Sardiña nació el 6 de mayo de 1917 en Sagua La Grande, en la región central de Cuba, su modesta familia tenía raíces católicas. Sus primeros estudios fue en la el colegio Sagrado Corazón de Jesús, fue en su ciudad natal y cuando cumplió los 12 años de edad ingresó en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio para estudiar la carrera eclesiástica, aprendió también Teología en la Universidad Gregoriana. Fue designado sacerdote en Cienfuegos y el 30 de noviembre de 1941 ingresa a la parroquia de Corralillo.

El padre provenía de una familia muy humilde, era modesto y sencillo, compartía con todo el mundo; y realizaba cualquier tarea como jugar al dominó; montar a caballo, le gustaba la música y el cine, hacía cuentos; jugaba al béisbol con los niños y con los adultos en la novena del pueblo; visitaba a los campesinos, y realizaba trabajo de bautizo sin cobrar nada y hasta organizaba actividades fiestas para recrear a los jóvenes.

Ganó muchas enemistades por su forma de accionar estuvo siempre a favor de la Reforma Agraria consideraba que los campesinos tenían todo el derecho de trabajar un pedacito de tierra y siempre estuvo de acuerdo con cualquier medida que tomara revolución para favorecer al pueblo, por todo esto fue despreciado por sus colegas eclesiásticos que llegaron a pedir que lo expulsaran del sacerdocio

Después del triunfo de la Revolución

El sacerdote de sotana verde olivo lloró cuando conoció la noticia del triunfo revolucionario el 1 de enero de 1959, su apoyo desinteresado a la revolución como bien planteaba él mismo no fue solo de forma espiritual sino porque yo me sentía parte del pueblo, y como tal deseaba su liberación, no había lugar para la vacilación, de cualquier forma nuestro país debía reconquistar su libertad, su júbilo no tenía límite, todo el pueblo hombres y mujeres se abrazaban, el padre Sardiña no podía explicar lo que sintió en aquel instante pero un cosa si tubo claro en ese instante
¡Cuba era libre! (...) La guerra ha terminado. Cumplimos con nuestro deber de sacerdote y de cubano", en cierta ocasión Melba Hernández planteó que "Él no ocultaba su pensamiento revolucionario, el pueblo y todo el mundo lo conocía (...) Usó el púlpito para condenar la tiranía". “Ya fundado el Ejército Rebelde, nos planteó incorporarse a la Sierra Maestra y nos razonó lo útil que podía ser allí".

Carta publicada en la Revista Bohemia

Escrita en 1959 por el padre Sardiñas:

"Por medio de la Revista Bohemia defensora de los intereses del Pueblo de Cuba- envío un saludo cariñoso a todo el pueblo cubano y mi más sincero agradecimiento por todas las atenciones que recibí durante mi permanencia de año y medio en la Sierra Maestra, como capellán de los bravos soldados del Ejército Rebelde

Merecido reconocimiento

Recibió el título de comandante en reconocimiento a su jerarquía y sus méritos, el padre Guillermo Sardiña fue uno de los que apoyó la expulsión de los sacerdotes que participaban en actividades contrarrevolucionarias y trataban de utilizar la religión en contra de la revolución, hasta sus últimos días vistió una sotana verde olivo diseñada para él por Camilo Cienfuegos” y en ella los grados de comandante.

Error al crear miniatura: Falta archivo
El líder del Ejército Rebelde sentía por Guillermo Sardiña un respeto especial al referirse a él planteaba...
“Fue un soldado de la fe, un combatiente revolucionario y un cristiano verdadero que defendió a los desposeídos y para servir a la Revolución no tuvo necesidad de renunciar ni a sus principios religiosos ni a su condición de sacerdote, (…)”
ya que mientras estuvo en la sierra con el Ejército Rebelde enseño a leer y escribir a los campesinos de las zonas aledañas y a los propios guerrilleros ahí mismo en plena Sierra Maestra improvisó un escuelita donde las piedras del monte le servían de sillas.

Homenaje

Tarja conmemorativa en el lugar donde vivió el sacerdote guerrillero Guillermo Sardiñas, develada por la destacada luchadora revolucionaria Pastorita Núñez
El padre Sardiñas muere cuatro años después del triunfo revolucionario el día 21 de diciembre de 1964, este día el padre Sardiñas pidió permiso en el Hospital Piti Fajardo, donde estaba ingresado por hipertensión crónica, para oficiar una boda. Los médicos se opusieron pero él logró marcharse hacia la parroquia del Cristo Rey.
"Dijo que aún le dolía la cabeza, que ya se había tomado una pastilla y cuando le empezara a hacer efecto se sentiría mejor".

La Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista de Cuba realiza actos de conmemoración cuando se cumple aniversario de su muerte donde se destaca su accionar como patriota y el mérito de ser el primer católico guerrillero en América Latina.

Fuentes