Saltar a: navegación, buscar

Henry Cowell

Henry Dixon Cowell
Información sobre la plantilla
Cowell.jpg
Nacimiento11 de marzo de 1897
San Mateo California, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento10 de diciembre de 1965
Nueva York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Otros nombresHenry Cowell
OcupaciónCompositor y pianista
Henry Dixon Cowell (Henry Cowell). Destacado compositor y pianista. Fue uno de los impulsores del experimentalismo musical, creó el cluster o racimo de notas que se obtiene tocando el teclado del piano con el antebrazo. Su extensa obra, de estilo ecléctico, busca las bases comunes entre la música oriental y la occidental.

Síntesis biográfica

Nace en la ciudad Menlo Park, ubicada en el condado de San Mateo, California, el 11 de marzo de 1897 y fallece el 10 de diciembre de 1965 en Nueva York Estados Unidos. Entre 1923 y 1933 realizó giras por Europa donde conoció al compositor húngaro Béla Bartók, Alban Berg y Arnold Schönberg.

Trayectoria artística

Fue profesor de New School for Social Research de Nueva York desde 1928 hasta 1963, y de la Universidad de Columbia de 1951 a 1965. Algunos de sus discípulos fueron George Gershwin y John Cage. Su contribución al mundo de la música fue resumida por Virgil Thomson, que escribió a inicios de los años 1950:

«La música de Henry Cowell cubre un amplio rango tanto en expresión como técnica que el de otro compositor cualesquiera. Sus experimentos comenzaron tres décadas atrás en ritmo, en armonía, y en sonoridades instrumentales fueron considerados por muchos como desquiciadas. Hoy son la Biblia de los jóvenes y aún, para los conservadores, "avanzadas"... Ningún compositor de nuestra época ha producido un cuerpo de obras tan radicales y tan normales, tan penetrantes y tan comprensibles. Agréguese a esta masiva producción su larga e influyente carrera como pedagogo, y los logros de Henry Cowell se harán todavía más impresionantes. No hay otra persona como él. El ser tanto fecundo como adecuado es dado a pocos.»

En 1930, invitado por la Sociedad de Música Contemporánea, actuó en el teatro Nacional el 28 de diciembre, interpretando al piano su Concierto (para piano y orquesta) acompañado por la Orquesta Filarmónica de La Habana, bajo la dirección de Pedro Sanjuán. En 1931 volvió a presentarse en La Habana los días 23 y 26 de octubre, esta vez como intérprete de sus obras, e invitado por la misma institución.

En cierta ocasión Cowell explicó al auditorio cubano sus concepciones como compositor:

«En muchas de mis obras para piano, este instrumento se utiliza en una forma completamente nueva. No se hace esto con el fin de innovar la técnica pianística sino por ser el único medio posible de ejecutar las nuevas modalidades armónicas empleadas en las composiciones. Tales combinaciones armónicas, que a veces contienen hasta sesenta notas tocadas simultáneamente, acentúan la brillantez tonal del piano en el registro agudo y aumenta la sonoridad del registro grave, dándole al instrumento una mayor capacidad sonora. Estas grandes agrupaciones de sonidos no resultan imprecisas sino que son acordes perfectamente definidos, estando construidos con las partes superiores de la serie de armónicos en segundas mayores y menores consecutivas, en vez de las terceras empleadas convencionalmente, y son utilizadas, por lo tanto, no como sustitutos de los viejos acordes sino para dar a éstos nueva fuerza. Por su relación con la serie de armónicos ambos pueden combinarse, y facilitan el empleo de los viejos acordes en una forma nueva. Con el uso de estas agrupaciones la tríada cobra nueva sonoridad y un nuevo sentido armónico. En cuanto a la manera de tocar las cuerdas del piano tañéndolas directamente con los dedos, no obedece tampoco a un prurito de innovación o al deseo de tocar en una forma extravagante, sino que se hace para introducir nuevas y bellas calidades sonoras que de ninguna otra manera y en ningún otro instrumento pueden obtenerse.»

Estos conceptos expuestos por Cowell, fueron demostrados en la interpretación que hizo de Overtoniana, «obra en extremo original por la gran belleza obtenida con los armónicos que Cowell hace oír con gran claridad en el piano.» El compositor Alejandro García Caturla dijo:

«En mi afán de divulgación científica de la música he estudiado [...] con Cowell [...] toda su teoría de innovaciones.»

Cowell divulgó en Estados Unidos y Europa, las obras de Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla. El 22 de octubre de 1933, la Filarmónica, dirigida por Amadeo Roldán, ejecutó Hornpipe y American pipers reel.

Bibliografía

Fuente