Saltar a: navegación, buscar

Hermann Broch

Hermann Broch
Información  sobre la plantilla
Hermann Broch.jpg
Escritor austriaco
Nacimiento1 de noviembre de 1886
Viena, Bandera de Austria Austria
Defunción30 de mayo de 1951
New Haven, Connecticut, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Lengua maternaAlemán.
Obras notablesLa muerte de Virgilio, El maleficio, Los inocentes.
PremiosBeca Guggenheim en Artes Creativas, Estados Unidos y Canadá.

Hermann Broch. Escritor austriaco, autor de varios ensayos y de un poemario, es uno de los renovadores de la narrativa en lengua alemana.

Nacimiento

Nacido en 1886 en Viena, Austria, en una de las pocas grandes familias judías aceptadas por la aristocracia.

Trayectoria

Emigró a Estados Unidos en 1938 y enseñó en la Universidad de Princeton. Es autor de varios ensayos y de un poemario. Inició su obra de novelista con la trilogía Los sonámbulos: Pasenow o el romanticismo 1931, Esch o la anarquía 1931 y Huguenau o el realismo 1932. Su obra maestra es La muerte de Virgilio 1941. Otras obras suyas son Los inocentes 1950, colección de novelas cortas, y El tentador 1953, novela consagrada al problemas de la religión.Broch es todavía un desconocido fuera del ámbito de la literatura germánica. No tiene la fama que merece, pero su prosa se afirma en la lenta progresión de las valoraciones y se sitúa como una de las mayores obras del siglo XX, junto con las de Joyce y Proust.

Se formó como ingeniero y durante un par de décadas se limitó a dirigir la fábrica textil de la familia. Se convierte al catolicismo y se casa con Franziska von Rothermann, casi como un intento de no seguir su vocación, sus pasiones literarias. Su sensibilidad y su talento lo aproximan a aquella Viena deliciosamente decadente, en aquel Imperio Austro-Húngaro condenado a fenecer entre las presiones feroces. Es la Viena de los grandes músicos; de los palacios adustos construidos como desafío de permanencia; de aquellos cafés donde el joven industrial conocería a Musil, a Kafka, a Rilke. Una Viena infinita, desde el nacimiento del psicoanálisis hasta la noche sin término de sus Kabaretten y burdeles sofisticados. La Viena que se despedía del Imperio vencido y donde la cultura era la última llamarada de grandeza. Esa fuerza vital que ya se aleja del materialismo y busca en el desorden y las aventuras estéticas el renacimiento todavía lejano. Fallece en el año 1951.

Legado

Cuando Thomas Mann leyó La muerte de Virgilio no vaciló en declarar que se trataba “del poema en prosa más importante escrito en lengua alemana”. Extraña honestidad de un escritor comprometido con la narrativa tradicional. Para Aldous Huxley, Broch fue la mayor revelación y conmoción. El británico, narrador de costumbres y de su época, quedó maravillado ante la eclosión de este talento capaz de abolir las fronteras tradicionales de la novela y pasar de la prosa al drama y al poema, como momentos necesarios y nunca antagónicos de la realidad de nuestra vida. Para Hannah Arendt, sería el novelista que pudo llegar más lejos en la reflexión acerca de la enfermedad social de su siglo en relación a la existencia individual.

Fuente

  • Hermann Broch o el esteta absoluto - El Cultural [1]
  • Biografia de Hermann Broch - Biografías y vidas [2]