Reinhard Heydrich

(Redirigido desde «Heydrich»)
Reinhard Heydrich
Información sobre la plantilla
Reinhard Heydrich.jpg
Reichssicherheitshauptamt, Jefe de la policía alemana, Jefe de la Gestapo para las zonas ocupadas, Protector del Reich en Bohemia y Moravia.
1934 - 1941
Datos Personales
NombreReinhard Tristan Heydrich
Nacimiento7 de marzo de 1904
Halle del Saale, Alemania
Fallecimiento4 de junio de 1942
Praga, República checa
Causa de la muerteAtentado
OcupaciónMilitar y político
Partido políticoPartido Obrero Nacionalsocialista Alemán

Reinhard Heydrich. Jefe de la policía del Reich y de la Gestapo nazis. Fue uno de los máximos artífices del plan para exterminar a millones de judíos.

Primeros años

Reinhard Tristan Heydrich nació en Halle del Saale, 7 de marzo de 1904; su padre era músico. Heydrich pronto tuvo contacto con círculos de la derecha radical y no tardó en convertirse en partidario de su ideología de raza. En 1922 se alistó en la Marina del Reich en Kiel, de la que fue expulsado en 1931 debido a su "conducta deshonrosa", es decir, por mantener relaciones con la hija de un superior de la Marina. En ese mismo año se afilió a la NSDAP y a las SS, convirtiéndose en uno de los favoritos de Heinrich Himmler. En julio de 1932 ya se había convertido en Standartenführer de las SS y a partir de 1933, en calidad de Oberführer de las SS, fue director de la Sección Política de la Dirección de la Policía de Munich.


Cargos en el III Reich

El general de las SS Reinhard Heydrich fue el jefe de:

- El Servicio de Seguridad del Reichsführer-SS (Sicherheitsdienst, SD) de 1931 a 1942.

- La Policía Secreta Estatal Alemana (Geheime Staatspolizei, Gestapo) de 1934 a 1936.

- La Policía de Seguridad Alemana (Sicherheitspolizei, SiPo), formada por la Gestapo y las fuerzas de investigación de la policía criminal (Kriminalpolizei, Kripo), de 1936 a 1942.

- La Oficina Principal de Seguridad del Reich (Reichssicherheitshauptamt, RSHA); después de septiembre de 1939, la Policía de Seguridad y el SD se unieron formalmente bajo el mando de Heydrich en la RSHA.

Un año después, ya era Jefe de la Policía Política de Baviera. En 1934, cuando todas las fuerzas de policía pasaron a depender de Himmler, le confió a Heydrich el servicio central de la Gestapo, pero a la vez que jefe de la Gestapo, Heydrich siguió conservando el mando del Servicio de Información del Ejército. En 1936 fue nombrado Jefe de la Policía de Seguridad y SD, en 1939 fue Jefe de la Central Nacional de Seguridad del Reich. En 1940 es nombrado presidente de la Interpol.

Al mando de Heydrich, la Policía de Seguridad y el SD eran la principal agencia a cargo del análisis de inteligencia y las medidas ejecutivas para eliminar a los numerosos enemigos internos y externos del estado nazi. El SD creó departamentos de inteligencia para el estudio de los presuntos artificios a largo plazo de cada uno de los enemigos del Reich: "judíos de todo el mundo", "marxistas" (comunistas, socialdemócratas y sindicalistas), "iglesias políticas" (por ejemplo, luteranos y el clero católico que se oponían al régimen y miembros de otras religiones protestantes, tales como los testigos de Jehová, cuyos miembros no aceptaban la autoridad del estado nazi), opositores nacionalistas de derecha y masones. La Gestapo arrestaba a estos opositores políticos y, cuando correspondía, los incorporaba a campos de concentración mediante la autoridad policial otorgada por una orden de custodia preventiva (Schutzhaftbefehl).

Participación en el Holocausto

Heydrich Jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich

Reinhard Heydrich fue uno de los arquitectos principales del holocausto que respondía directamente a Hitler. Heydrich presidió la infame conferencia de Wandsee, en la que se aprobó la deportación de los judíos a los campos de exterminio y acompañó la construcción de la Solución Final con gran vigor. Más tarde se convirtió en el "Protector" de los territorios checos ocupados de Moravia y Bohemia, los cuales dirigió con mano de hierro. Es imposible exagerar lo desagradable que fue Heydrich. Él mismo organizó las ejecuciones y deportaciones en masa de los judíos y llamó la atención de los aliados desde el comienzo de la guerra.

Atentado en Praga

Mercedes descapotable en el que viaja Reinhard Heydrich cuando el atentado

En Londres, el gobierno checoslovaco en el exilio fue alentado por el gobierno británico para planificar el asesinato de Heydrich. Todos sabían que su muerte provocaría la toma de represalias, pero tanto los británicos como los checos estimaron que el costo valdría la pena. Dos hombres especialmente entrenados por el SOE británico o Grupo de Operaciones Especiales, Kubiš Jan y Gabík Jozef, fueron designados para la operación. Después de recibir entrenamiento de los británicos, regresaron en el mes de diciembre y fueron lanzados en paracaídas sobre Halifax por el escuadrón 138 de la RAF.

Heydrich despreciaba a los eslavos y les preparaba un destino de esclavitud en el Reich de los mil años. Ese desprecio y el alto concepto que tenía de sí mismo y del miedo que provocaba le hicieron descuidar su seguridad personal. Los paracaidistas entrenados en el Reino Unido le tendieron una emboscada el 27 de mayo de 1942 cuando se trasladaba como cada día, a la misma hora y sin escolta, en un coche descubierto junto a su chófer SS Joharmes Klein, desde su domicilio en las afueras de Praga (una suntuosa mansión confiscada a un judío) hasta su despacho oficial en el castillo Hradcany. Aprovechando un recodo del camino en el que el automóvil del Reichprotektor debía reducir la velocidad, ya en los suburbios de la capital, el sargento Gabcik se abalanzó esgrimiendo su metralleta Stein para rociar el coche con una ráfaga mortal. Apretó el gatillo y... nada. El arma se le había encasquillado.

En ese momento, Heydrich tomó una decisión fatal: en vez de ordenarle a Klein que acelerara, le mandó parar para enfrentarse al atacante con su pistola. Entre los muchos defectos de Heydrich no estaba la cobardía. Muy al contrario, era un tipo descerebradamente arrojado.

Al detener el coche aquel día en Praga, Heydrich posibilitó que el otro ejecutor del atentado, el sargento Kubis, cumpliera su misión complementaria de arrojar una bomba de mano confeccionada para la ocasión a partir de un proyectil antitanque. El artefacto impactó contra el costado del Mercedes 320 y explosionó, hiriendo al mandatario nazi con esquirlas y trozos de la carrocería.

En el momento del atentado, Heydrich preparaba un nuevo salto en su carrera. Confiaba en ser nombrado por Hitler Reíchkommisar encargado de la seguridad global de todos los territorios ocupados. Era su objetivo extrapolar la experiencia del Protectorado especialmente a Francia para reducir a la resistencia gala con los mismos métodos despiadados. Sumado a sus responsabilidades en Interior y contraespionaje y sus tareas en la deportación de los judíos, el nuevo cargo hubiera hecho de Heydrich una figura de primerísima fila del III Reich,

Ingresado en el hospital Bulovka, pareció en principio que las heridas del mandatario nazi no eran mortales y se recuperaría; pero, al cabo de unos días, su estado se complicó repentinamente, se le declaró una septicemia, sufrió un colapso general y murió el 4 de junio de 1942.

Represalias contra el pueblo checo

Pueblo Lídice

Después del atentado a Heydrich, el jefe de las unidades SS, Heinrich Himmler envía desde Berlín a Praga a Karl Hermann Frank un despacho en que ordena tomar como rehenes a 10 mil checos, sobre todo de la clase intelectual,y fusilar inmediatamente a cien de ellos. Durante los primeros cinco días después del atentado los nazis dictan 539 sentencias de muerte.

Las SS ocuparon el pueblo checo de Lidice y asesinaron a todos sus habitantes masculinos mayores de 16 años, haciendo otro tanto en Praga, donde ejecutaron a 1.331 checos, entre ellos a más de 200 mujeres.

La RSHA que Heydrich creó y la política de la "solución final" que inició serían terriblemente efectivas después de su muerte. Los alemanes y sus aliados del Eje exterminaron a alrededor de seis millones de judíos entre 1941 y 1945. Los jefes de las SS y la policía en la Polonia bajo ocupación nombrarían una operación de exterminio de 1,7 millones de judíos Operación "Reinhard" en "honor" al más despiadado profesional del asesinato en masa.

En el cine

En la película The Man with the Iron Heart (El hombre del corazón de hierro en español) se exponen algunos pasajes de su biografía, atentado del que fue objeto y la represalia nazi.

Fuentes