Saltar a: navegación, buscar

Iglesia San Pedro Apóstol (Matanzas)

Iglesia San Pedro Apóstol
Información  sobre la plantilla
Sanpedromatanzas.jpg
Fundación14 de mayo de 1870
Consejo Popular Versalles, Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Unión con RomaOrden Franciscana

Iglesia de San Pedro Apóstol (Matanzas). Uno de los más hermosos exponentes de la arquitectura religiosa en Matanzas del siglo XIX. Situada en las alturas del Consejo Popular Versalles y con una excelente vista, la obra, de estilo neoclásico, dirige su fachada principal hacia el sitio fundacional de la ciudad de Matanzas.

Historia

El 25 de enero de 1849 se constituyó una junta para la construcción de un Templo en Versalles. El primer proyecto fue realizado por el ingeniero Carlos Benítez, pero por lo costoso de este no se aprobó. El 11 de junio de 1855 el Coronel Ingeniero Don Antonio Montenegro propuso otro proyecto aún más costoso, sin que se aprobara.

El Obispo Fleix y Solans, el 22 de agosto de 1860, declaró con lugar el levantamiento de una parroquia, señalándole como patrono a San Pedro Apóstol. Con la donación de cien mil pesos oro hecho por Doña María Josefa Santa Cruz de Oviedo y Hernández y los terrenos cedidos por la Srta Rosa Encinosa de Abreu, religiosa de la orden del Sagrado Corazón de Jesús, más otros cuatro solares que se compraron, ya se tenía todo lo necesario para comenzar la edificación.

La loma de piedra en que se erigió el templo fue cortada abruptamente en su base para crear una especie de escenario desde el cual la Iglesia se asoma a la ciudad. Los planos de la futura iglesia, con un valor estimado de 88 560 pesos fuertes, fueron aprobados por Fray Jacinto María Martínez, Obispo de La Habana. Desde el 29 de mayo de 1867, fecha en la que se bendijo la primera piedra, se trabajó intensamente y en menos de tres años el templo estuvo listo para su apertura el 14 de mayo de 1870.

El sábado 15 de mayo de 1870, Don Antonio Pereira de la Catedral de La Habana, bendijo el templo y trasladó al día siguiente al recinto de la iglesia las honras fúnebres de la Señora Doña Maria Josefa Santa Cruz de Oviedo.

Templo

Error al crear miniatura: Falta archivo
Templo
El primer párroco de la iglesia fue José Rivera y Pino. La hermosa iglesia de Versalles esta decorada con varios altares de bella presencia. Sobre las puertas que finalizan los colaterales se encuentran grabadas tarjas que recuerdan su inauguración.

La iglesia de San Pedro Apóstol recrea su nave central, aunque disminuida, a su similar del Vaticano, intención bien lograda por el italiano Daniel Dall Aglio, constructor, decorador y escenógrafo, a quien también se le debe la edificación del Teatro Sauto, fue el arquitecto escogido para llevar adelante el proyecto, quien con solo 25 años hizo presencia en Cuba donde dejó impresionantes obras.

El templo, está compuesto por tres naves anchas y cortas; la central, abovedada a cañón y las laterales en arista; sobre el crucero, una pequeña cúpula. Las dos torres, aunque de dimensiones menores, muestran proporciones nobles, y se desenvuelven en una concepción plástica gradual y ascendente, en la que el cuerpo inferior es liso por completo, el central exhibe recuadros y ósculos, para concluir en el último con pilastras y frontones adosados y que a su vez forman la base de la cubierta piramidal.

Una de las torres
En el interior Dall Aglio se proyectó con mesura y sencillez, haciendo resaltar como punto focal el altar mayor, obra del escultor Timoteo García. El artista tuvo la colaboración del maestro albañil Bartolomé Borrel, las entradas de luz, convenientemente colocadas a ambos lados de la bóveda central, proporcionan gran luminosidad. A la derecha del altar mayor está ubicada una representación del calvario hecha en madera que puede considerarse entre las más bellas de Cuba. La figura central, Jesús en la cruz, data del siglo XVIII. Luego de ser traída a Matanzas se le adicionaron las demás: María Magdalena y San Juan el Apóstol .

El cuadro que adorna el altar mayor: Jesús entregando las llaves del cielo a San Pedro, obra del pintor Florentino Martínez, está en la Iglesia desde su fundación.

Restauración

Error al crear miniatura: Falta archivo
Altar Mayor con el cuadro de Jesús
En los últimos años la Iglesia de San Pedro Apóstol de Matanzas fue sometida a labores de restauración, gracias al respaldo económico del Padre Silvano Castelli, párroco de la institución, quien representa a la Orden de los Franciscanos en Cuba. El proyecto de remozamiento correspondió al arquitecto Pedro Graniela. Silvano Castelli llegó a la ínsula a principios del año 2000, y asumió los trámites para la remodelación del templo, que a finales de la década de los años 90, había llegado a un estado de deterioro avanzado.
Error al crear miniatura: Falta archivo
Altar con Jesús en la cruz
Debido a las labores de remodelación, el templo ostenta el mismo esplendor de los primeros días, a tal nivel que obtuvo el Premio Nacional de Restauración 2009, entre las 20 nominaciones aspirantes de catorce provincias del país. Integrado al paisaje urbano desde 1870, es uno de los monumentos religiosos más importantes y bellos del país; las líneas neoclásicas de la fachada y del interior que conforman su estilo, fueron restauradas con alto rigor técnico y artístico, y con materiales de la mejor calidad, lo que influyó en una terminación de excelencia, después de muchos años de total abandono, lo que había afectado hasta la propia estructura del inmueble y elementos valiosos del patrimonio religioso como documentos, obras plásticas, luminarias y otros bienes muebles de gran valor.

Correspondió a la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAIC), evaluar las propuestas. La declaración se le confirió por el significado del edificio, considerado el más importante inmueble religioso del siglo XIX en Cuba, valorado también como una de las siete maravillas de la arquitectura de la provincia en todos los tiempos, según encuesta de la UNAIC en Matanzas.

Fuentes