Saltar a: navegación, buscar

Iván Camejo

Iván Camejo
Información sobre la plantilla
Iván Camejo.jpeg
El humorista piensa que el humor en Cuba hay que verlo con la seriedad de una profesión que, intrínsecamente, puede salvar la espiritualidad, cruzar los puentes de la censura, pero ante todo, reflexionar sobre la contemporaneidad de los cubanos de hoy.
NombreIván Camejo Vento
Nacimiento24 de septiembre
Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaCiudad de la Habana,Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónEscritor, Actor , Humorista.

Iván Camejo Vento. Destacado humorista cubano que se ha mantenido vinculado a las principales producciones humorísticas realizadas en el país durante los últimos años.

Trayectoria artística

Iván Camejo se vincula al teatro desde que cursaba el tercer grado de la primaria en un grupo de aficionados de la Casa de Cultura en su natal Pinar del Río. Las primeras obras en las que participó tenían elementos humorísticos ya que el teatro infantil lo utiliza mucho. Luego en la secundaria básica hacía imitaciones. Profesionalmente debuta en el año 1993 cuando en el Primer Festival del Humor Aquelarre, fue premiado con su monólogo llamado “Cocina al minuto”, un homenaje al programa de igual nombre de la televisión cubana que conducía Nitza Villapol.

Iván es graduado de la Facultad de Artes y Letras especialidad Filología de la Universidad de la Habana. Allí en la Universidad se mantiene vinculado seriamente al humor y una vez graduado se convierte en actor profesional. Su preparación académica como filólogo y el poseer un amplio bagaje cultural le ha permitido crear de forma diferente. Se ha mantenido vinculado como guionista y actor del grupo Humoris Causa y al Centro Promotor del Humor (CPH) desde su fundación en el año 1993 a partir del Aquelarre y oficialmente desde 1995, cuando se crea el Centro. En sus inicios el Centro estuvo dirigido por Osvaldo Doimeadiós y en el año 2003 entra Iván como Director. Entre sus trabajos principales donde el público cubano lo reconoce se encuentra el programa No quiero llanto junto a Antolín el Pichón (Ángel García) que alcanzó una alta teleaudiencia en el país. Muy ovacionado resultó su presentación en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional, con el monólogo suyo que trataba el tema astrológico `Walter Camejo` En el año 2012 estuvo a cargo del guión y dirección de “Reír es cosa seria”; espectáculo humorístico-musical, fruto de su ingenio presentada en la Sala Covarrubias, del Teatro Nacional de Cuba, una de las subsedes del Festival del Humor Aquelarre de ese año.

Confesiones de Iván

  • Hacer humor
    “Es algo innato…para hacer buen humor. Por lo general, nos encontramos en el barrio con personas con cierta simpatía: el carnicero, el bodeguero, gente que tienen la capacidad de entablar una conversación hilarante, mas eso no significa que puede desarrollarse en un escenario; trabajar para un público lleva preparación. El humor no es una carrera, ni se estudia en el Instituto Superior de Arte. Las personas parten de un principio: la bis cómica que buscan en su interior pero es muy necesario, aprender, tener un nivel determinado para poder abordar un buen humor”.
  • Aquelarre
    es “la gran fiesta del humor cubano que sirve de termómetro para medir la temperatura del género actual, es decir el humor contemporáneo. Permite conocer lo último que se está haciendo y lo más novedoso que presentan los espacios teatrales, lo más importante; porque a veces tenemos más cercanías con el humor de la televisión y el de los centros nocturnos. No obstante, el humor que se hace en teatro es el más importante y de mucha mayor calidad. Para mí, el Aquelarre adquiere su máxima representación.”
  • Humor inteligente
    “Yo creo que el humor siempre es inteligente y lo que no sea inteligente, no es humor. Lo que sucede es que le llamamos humor a todo. Detrás del humor siempre hay ingenio, siempre hay inteligencia y el buen humorista por lo general es una persona con información cultural. Prefiero llamar humor a lo que es humor de verdad; a lo que es talentoso, ingenioso. Lo demás podrá llamarse de otra manera.”
  • Crisis del humor
    “No veo el humor cubano en crisis. No. Pienso que le falta trabajo; porque el humor responde mucho al ingenio y al talento y no todas las personas que hacen humor son talentosos. Te puedo añadir que en el caso de la televisión, creo que el humor no es el género más representativo dentro de su programación. En cambio es el teatro, el escenario que nos permite más libertad para abordar algunos temas.”


Fuentes