Saltar a: navegación, buscar

Joropo

Joropo Venezolano
Información sobre la plantilla
Joropo.jpg

Joropo venezolano. Género musical y baile que identifica a los venezolanos.

Origen y características

Por Joropo se conoce en Venezuela las tres cosas: la fiesta, la música y el baile. Pasa un tanto como con la rumba en Cuba. Es actualmente el baile más representativo del país porque se baila en toda la República. Argeliers León ha agrupado la música del joropo dentro del fenómeno de “lo Son” en el área del Caribe. Sobre el baile se puede decir que es una modalidad del vals, por lo tanto su origen es europeo, sin embargo se distingue del vals en ese “algo” tan propio de los bailes Latinoamericanos y que los diferencia definitivamente de la danza que les dan origen.

Figuras

Hay tres figuras fundamentales en la ejecución del baile: el valsiao, el escobillao y el zapatiao. Según los temas del Golpe cambia el baile. La música va diciendo cuando escobillea y cuando zapatea. Cuando el Golpe se apura se zapatea; al calmar, se escobillea. El Valsiao: se realiza estando la pareja asida por la manos (excepcionalmente el hombre suelta una de ellas). La figura corrida, no es más que un recorrido amplio de la pareja por el salón, asidos de las manos. Ambos escobilleando realizan el recorrido el hombre de frente y la mujer retrocediendo.

Coreografía

Asidos de las manos, hombre y mujer girando brevemente sobre su eje, adelantando el pie para golpear sobre el suelo una vez a la izquierda y otra a la derecha, y a compás. Cuando el hombre gira sobre su izquierda y golpea con pie derecho la mujer gira en sentido contrario para golpear también con su pie derecho. En ese vaivén de ambos lados permanecen todo el tiempo que quieren. Una vez que la música comienza, las parejas empiezan a bailar valseando, es el único momento en el que coinciden. Apenas un instante después puede observarse que unos zapatean, mientras otros escobillean y otros realizan la figura corrida o dan vueltas sobre su eje. Pasando otro rato cada pareja a su turno y placer ejecuta las figuras que antes no han realizado o bien las repite. Así continúan durante todo el tiempo que suena la música. Solo excepcionalmente la mujer toma la falda y juega con ella o recoge un poco. Se usa que alguno de los que mira entre a bailar “pidiendo paloma”, es decir, pidiendo que le cedan la compañera.

Fuentes

  • Chao Carbonero, Graciela. Folklore Latino. Edición Consejo Nacional de Casas de Cultura. 2002. ISBN 959-7169-27-4.