Saltar a: navegación, buscar

José Basulto

José Basulto
Información sobre la plantilla
José Jesús Basulto León.jpg
Terrorista Anti Cubano
NombreJosé Jesús Basulto León
Nacimiento8 de agosto de 1940
Santiago de Cuba

José Jesús Basulto León. Nació el 8 de agosto de 1940, en Santiago de Cuba. Se marchó a los Estados Unidos en 1957. Después de una corta estancia en Cuba, en los primeros meses de enero de 1960, regresó a los Estados Unidos donde fue reclutado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Formación Terrorista

José Basulto formó parte desde el mes de mayo de 1960 de una de las operaciones más secretas y criminales ejecutadas por la CIA que consistió en la infiltración en el país, semanas antes de la invasión por Playa Girón, de un grupo de terroristas encargado de crear condiciones operativas favorables para esta criminal agresión.

Entre estas misiones se encontraban la búsqueda de información sobre la capacidad militar de la isla, el reclutamiento y entrenamiento de nuevos terroristas, unir a grupos dispersos y entrenarlos en acciones de emboscadas, ataques, utilización de armas y explosivos, la realización de acciones criminales de sabotaje y terrorismo así como de propaganda interna.

Entrenamiento

El entrenamiento de José Basulto en los “teams de infiltración” de la CIA se inició en una isla nombrada Ussepa, situada en Fort Mayers, en la Florida. Este lugar, acondicionado por la CIA, aparentaba una instalación de recreo y constituyó la primera fase de un proceso de adiestramiento consistente en clases de criptografía y guerra de guerrillas.

Posteriormente, Basulto recibió entrenamiento en otras materias especiales en las bases de Fort Peary en Virginia, Estados Unidos y en Camps Trax, en la finca Helvetia en Retalhuleu, Guatemala, a cuyo frente se encontraba el coronel del ejército norteamericano Napoleón Valeriano, de origen filipino, graduado en West Point. En este lugar los agentes recibieron entrenamiento en diferentes armas de guerra, explosivos de alto poder, demolición, comunicaciones, guerra de guerrillas, supervivencia básica, paracaidismo, inteligencia, guerra psicológica, mapas y recepción marítima y aérea.

Basulto concluyó esta preparación en febrero de 1961, en una base de entrenamiento en Panamá, integrando definitivamente como radista un “team de infiltración”, cuyas misiones estarían determinadas por las características de la zona donde operarían en Cuba.

Actos Terroristas en Cuba

Como agente de uno de estos teams terroristas de la CIA, viajó por vía aérea a La Habana, con falsa identidad, semanas antes de la invasión por Playa Girón, utilizando el nombre de Ernestino Martínez.

Según testimonios, Basulto fue uno de los cinco infiltrados enviados por la CIA a la ciudad de Santiago de Cuba, para la organización clandestina de grupos terroristas, encargados de apoyar la invasión mercenaria. Al fracasar la agresión, según la misma fuente, fue el único de su grupo que logró huir del país a través de la cerca de la Base Naval de Guantánamo en junio de 1961. En este lugar fue inmediatamente recibido y devuelto a Estados Unidos. De regreso a ese país militó activamente en la organización terrorista denominada Ejército de Liberación Anticomunista (ELA), siendo acusado años más tarde 1969 de “malos manejos” de los fondos de esta organización.

Se vinculó igualmente a las organizaciones contrarrevolucionarias en Miami DRE y a la Brigada 2506, la cual integró con el número 2522. Esta Brigada se creó con el financiamiento de la CIA en 1962. Sus miembros eran mercenarios de Girón y de otras organizaciones terroristas de Miami.

El 24 de agosto de 1962 participó como artillero en una lancha pirata que proveniente de los Estados Unidos tiroteó el antiguo teatro Blanquita Karl Marx y el entonces hotel Rosita de Hornedo, en Miramar, Ciudad de la Habana. Según Basultó, esta acción estaba dirigida contra supuestos asesores soviéticos. Con posterioridad se adjudicó el hecho terrorista por indicación de la CIA.

En el año 1963, el gobierno de los Estados Unidos ofreció a un grupo de terroristas de origen cubano, en su mayoría miembros de la Brigada 2506, entre los que se encontraba Basulto, un curso especial de adiestramiento en la academia militar de Fort Benning, en el Estado de Georgia. Entre los “distinguidos” compañeros de curso de Basulto, muchos de ellos alumnos aventajados de los instructores yanquis, se encontraban un numeroso grupo de criminales que años después, y aún en la actualidad, continúan fraguando planes contra Cuba. Esto explica los estrechos vínculos que existen entre ellos y la complicidad de quienes los adiestraron desde el principio en esta guerra sucia que dura más de 40 años.

El 21 de noviembre de 1963, después de culminar estos entrenamientos en Fort Benning, Basulto integró un grupo terrorista armado que se infiltró por la zona de Santa Cruz del Norte.

Ya en los años 1970, Basulto aparece activamente vinculado a la organización contrarrevolucionaria Asociación Católica Universitaria en Estados Unidos, e integra la junta directiva de la Brigada 2506, que promovió distintas acciones contra Cuba en la ciudad de Miami.

Basulto, que en ese entonces se subordinaba en Miami al oficial de la CIA, Carl Jenkins, expresó en agosto de 1982 que junto al también terrorista Oscar Alfonso Carold Armand, disponía de un artefacto explosivo para atentar contra el presidente cubano Fidel Castro, y estudiaba la posibilidad de introducirlo en Cuba.

Creación de Organizaciones Contrarevolucionarias

En la ciudad de Miami Basulto integró en 1983 la organización terrorista Junta Revolucionaria Cubana, y realizó reclutamientos de personas en ese país para integrar grupos paramilitares.

En agosto de 1983 acompañó al terrorista Tony Varona, (fallecido), en un recorrido por la frontera de Honduras para brindar apoyo a la contrarrevolución nicaragüense, a la cual ya habían proporcionado medicinas y dinero. Durante esta etapa se vinculó con el negocio de la droga.

En ese período aparece vinculado a una empresa “fachada” de la CIA llamada Commitee Ransom of Centroamerica. Además, trabajaba para una compañía constructora de Miami y al morir su padre, heredó una parte de sus bienes, dedicándose al negocio de pavimentación de calles.

Basulto fundó la organización Hermanos al Rescate el 15 de mayo de 1991, junto al terrorista William Shuss, quien organizó también junto a Basulto la organización contrarrevolucionaria Veteranos de Misiones Especiales, en recordación de los primeros tiempos de guerra sucia al servicio de la CIA.

El surgimiento de esta organización terrorista y su posterior desarrollo estuvo también estrechamente relacionado con la FNCA, a cuyo cabecilla en aquellos momentos Jorge Mas Canosa, muchos en Miami atribuyen la idea de su creación como pantalla para sus actividades criminales contra Cuba, como ya se ha explicado.

Es un hecho cierto que la FNCA se convirtió a partir de entonces en uno de sus principales patrocinadores, aunque sus cabecillas nunca han desestimado movilizar otros fondos mediante los conocidos “maratones” y otras colectas públicas o secretas en Miami.

Coincidentemente con esto, en marzo de 1993, Basulto comentó privadamente que debido al elevado costo de los vuelos de la organización, había estrechado sus vínculos con Jorge Mas Canosa, logrando que la Fundación Nacional Cubano Americana , le brindara apoyo económico sistemático.

Alegando una supuesta actividad “humanitaria” para salvar “balseros”, bajo la dirección de Basulto, Hermanos al Rescate (HAR) realizó estudios de la situación operativa de las costas cubanas, cayos adyacentes y del movimiento de los buques, así como rastrearon las comunicaciones de naves e instalaciones cubanas.

Basulto concibió en esta etapa múltiples planes subversivos contra Cuba. Proyectó sabotajes contra torres de alta tensión en San Nicolás de Bari y la introducción de armas para atentar contra el presidente Fidel Castro.

A lo largo de estos años, Hermanos al Rescate trabajó para estimular las salidas ilegales del país.

En octubre de 1993, José Basulto incrementó la agresividad de su discurso político y utilizó a la prensa de Miami y a las fonías contrarrevolucionarias para promocionar las acciones violentas en Cuba y los atentados contra dirigentes de la revolución.

También pretendía volar por el corredor aéreo Girón para tomar fotos de aéreas sensibles, con intenciones de sabotearlas posteriormente.

En el mes de octubre de 1994 Basulto pretendía entrenar a un miembro de la organización terrorista Militares y Profesionales por la Democracia, para conjuntamente sabotear la Refinería de Cienfuegos.

En enero de 1995 trató de promover la denominada Operación Concertación, mediante la cual aglutinaría a organizaciones terroristas e introduciría armas y explosivos en Cuba.

En su obsesión por tratar de subvertir el orden interno en la isla, adicionar nuevas tensiones políticas entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos y fabricar provocaciones que desencadenaran una posible agresión militar norteamericana, los aviones de Hermanos al Rescate (HAR) han escenificado decenas de provocaciones y violaciones del espacio aéreo cubano y fueron los responsables directos del incidente ocurrido con las avionetas el 24 de febrero de 1996.

En agosto de 1996 las autoridades norteamericanas le revocaron temporalmente la licencia, prohibiéndole pilotear aeronaves, la que le devuelven seis meses después. Basulto ha sido objeto de fuertes críticas de familiares de los pilotos derribados por considerarlo responsable del incidente.

En esos años continuó participando en acciones provocadoras de “flotillas”, incursiones aéreas cercanas a la costa norte cubana y brindando apoyo material y financiero a grupúsculos contrarrevolucionarios dentro del país.

Desde la llegada del niño Elián González a Miami en Noviembre de 1999, Basulto participó activamente en su secuestro junto a otros personeros de la mafia.

En ese mismo año de 1999, acorde a su nuevo disfraz de “luchador pacífico” Basulto introdujo en el país 9 ejemplares de un libro elaborado por la institución Albert Einstein, radicada en Estados Unidos, titulado De la Dictadura a la Democracia, enmascarando cada ejemplar con la carátula de un libro de ajedrez, los que fueron entregados a un cabecilla de grupúsculo contrarrevolucionario.

Se trata de un manual elaborado por una institución norteamericana, que recibe donaciones de la National Endowment for Democracy (NED), que mantiene estrechos vínculos con la mafia de Miami, en particular con Hermanos al Rescate (HAR). y que contiene 198 métodos provocativos para tratar de subvertir el orden interno de un país, por medio de huelgas, boicots, motines, vigilias, mítines de protesta, falsos ayunos, huelgas de hambre e incursiones aéreas para regar propaganda, todo extraído de la experiencia contrarrevolucionaria del Europa del Este]].

Esta es la nueva estrategia de supuesta lucha pacífica que este connotado terrorista intenta asumir.

Hubiese sido imposible para el terrorista Basulto realizar todos estos crímenes a lo largo de tantos años sin contar con el apoyo de las autoridades de los Estados Unidos que le ha permitido actuar con total impunidad.

Fuente

José_Jesús_Basulto_León