Saltar a: navegación, buscar

José María Iglesias

José María
Información sobre la plantilla
JoseM.jpg
NombreJosé María Iglesias
Nacimiento5 de enero de 1823
Ciudad de México , México,Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento17 de noviembre de 1891
Ciudad de México, México,Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Causa de la muerteFusilamiento
PadresJuan N. Iglesias y Castro y Mariana Inzáurraga y Carrillo

José María Iglesias. Presidente “legalista” de México del 28 de diciembre de 1876 al 15 de marzo de 1877.

Síntesis Biográfica

Su padre fue, Juan N. Iglesias y Castro, y su madre Mariana Inzáurraga y Carrillo. El licenciado José María Iglesias era originario de la Ciudad de México, donde nació el 5 de enero de 1823. Pertenecía a una famulia de dinero, pero cuando tenía 12 años murió su padre y cinco años después quedaba huérfano de madre.

Su tío materno Manuel Inzaurraga se encargó de la familia y José María pudo terminar sin dificultades y con muy buenas notas la carrera de abogado.

Labor militar y política

Se desempeñó además, de 1849 a 1853, como funcionario de la Junta de Crédito, y fue destituido por Ignacio Aguilar y Marocho ministro de Gobernación en la última etapa de Santa Anna como represaria a su participación en los Apuntes antes mencionados. Al triunfo del Plan de Ayutla, Guillermo Prieto le dio un cargo en el Ministerio de Hacienda, que desempeñó con los ministros Ignacio Comonfort y Miguel Lerdo de Tejada.

Este último le confió el cabildeo de la Ley de Amortización de los Bienes Eclesiásticos del 25 de junio de 1856. El presidente Comonfort le nombró en 1857 ministro de Justicia, Negocios Eclesiásticos e Instrucción Pública. Le correspondió la expedición de la Ley sobre Obvenciones Parroquiales del 11 de abril de 1857, la Ley de Sucesiones por Testamento e Intestados, la Ley de Procedimientos Judiciales en los Tribunales y Juzgados del Distrito y Territorios y la observancia de los artículos de la Ley del 23 de noviembre de 1855, relativos a la supresión de los fueros eclesiásticos y militares.

De mayo a septiembre de 1857 se encargó del Ministerio de Hacienda. Fue electo magistrado de la Suprema Corte de Justicia. Durante la guerra de Reforma se mantuvo alejado de la política, aunque escribe artículos de prensa en defensa de la causa liberal.

Al entrar a la Ciudad de México el 25 de diciembre de 1860, el general José González Ortega le nombró administrador general de rentas, en lo que después se convertiría en la Aduana de México.

En la segunda mitad del año de 1863 acompañó al presidente Juárez en su recorrido por la República Mexicana. Fue nombrado visitador de la Administración de Rentas de la capital del estado de San Luis Potosí, luego ministro de Justicia y de Hacienda. Entre sus principales acciones figuró la creación de una Administración de Bienes Nacionalizados y la Ley del 12 de agosto de 1867 que fijó las reglas de la denuncia, adjudicación,redención o cobro de los bienes de la Iglesia. Los últimos años de su vida vivió en California, Nueva Orleáns y Nueva York.

Escritor

Participó como uno de los autores de la obra Apuntes para la historia de la guerra entre México y Estados Unidos, coordinada por Guillermo Prieto y publicada en Querétaro en 1848.

Durante tres años fue redactor en jefe del periódico El Siglo Diez y Nueve, de Ignacio Cumplido, y luego fue colaborador. De 1862 a 1866 escribió Revistas Históricas sobre la Intervención Francesa, sugeridas por Manuel Doblado al ocupar éste el Ministerio de Relaciones Exteriores. Luego escribió La cuestión presidencial de 1876.

Presidencia

Al estallar la rebelión de Tuxtepec, como efecto inmediato de la reelección arbitraria de Lerdo, el licenciado Iglesias, en su calidad de presidente de la Suprema Corte, desconoció a don Sebastián como presidente de la República, por haber sido reelecto en un fraude a todas luces.

Iglesias lanzó un manifiesto en el cual se declaraba, en calidad de presidente de la Suprema Corte, presidente interino de la República. Estableció su gobierno en Salamanca, bajo la protección del gobernador del estado de Guanajuato, general Florencio Antillón. El general Porfirio Díaz entró en México, mientras que Lerdo salía a los Estados Unidos.

Supo Díaz que Iglesias no reconocía el Plan de Tuxtepec reformado en Palo Blanco y que estaba en El Bajio, reconocido por algunos estados. Díaz encargó el gobierno al general Juan N. Méndez y se puso en marcha para combatir a los iglesistas. Iglesias asistió a una entrevista con el general Díaz en Querétaro, pero no se arregló la cuestión. Iglesias, con muy pocos seguidores, fue retrocediendo hacia Guadalajara.

Muerte

Hubo un simulacro de combate en un lugar llamado Unión de los Adobes, e Iglesias huyó con rumbo a Manzanillo, donde embarcó hacia los Estados Unidos el día 17 de enero de 1877. Vivió en San Francisco, California, algunos meses y en octubre del mismo año regresó al país sin ser molestado.

El gobierno le ofreció algunos puestos de importancia en la administración, los que no aceptó. Dedicado a su profesión y sin volver para nada a los asuntos políticos, murió en México el día 17 de noviembre de 1891.

Fuentes