Saltar a: navegación, buscar

José María Sardá

José María Sardá Ginorella
Información sobre la plantilla
Jose maria sarda gironella.png
Nacimiento1824.
Tarragona, provincia de Cataluña.
Fallecimiento6 de mayo de 1889.
Finca El Abra. Isla de Pinos.
NacionalidadEspañola.
CiudadaníaEspañola.
EducaciónCoronel de las tropas de Ingenierías y Maestro de Obras de Construcción.
CónyugeMaría Trinidad Basilia Josefa Valdés Amador
HijosCatalina, Rosita, Juan de Mata, José Regino, Domingo, Carmela, José Elías y Conchita.

José María Sardá. Fue el dueño de la Finca El Abra en 1868.

Inicios

Hombre de negocios constructivos, Maestro de Obras graduado en la Escuela Profesional de La Habana en 1865 ejecuta contratos con el gobierno español en varias obras de la capital, entre ellas la Plaza del Polvorín, La Plaza Vieja, La cerca de la Quinta de los Molinos, entre otras.

Labor

Fue miembro del cuerpo de ingenieros del ejército colonial español. Maestro de obras y arrendatario de la cantera "La Criolla" donde trabajaban los presos políticos.

Por ser español el gobierno lo prefería para encargarle determinadas construcciones, especialmente militares, labor que hoy realiza un arquitecto. A él se le debe la construcción de:

  • La Plaza del Polvorín, hoy La tienda Yumurí.
  • La plaza del Vapor, hoy Museo de Bellas Artes.
  • La cerca de la Quinta de los Molinos, que no es la que hay hoy, porque debió correrse hacia atrás, para agrandar la calle, pero se conservan las lancetas.
  • Hotel frente a la Real Casa de Beneficencia y Maternidad, que fungía como escuela para jóvenes, hoy Hospital Almerjeiras.

Fuerte y cercana debió ser la amistad de Sardá con el Capitán General ya que se le encargaban tan importantes construcciones.

Deceso

Fallecido a las 3:30pm el 6 de Mayo de 1889, como consecuencia de Hipertrofia del corazón, José María Sardá Gironella fallece en su casa, a los 65 años de edad y deja todos sus bienes a la esposa Trinidad Valdés.

Aquellos constituidos por el tejar, los talleres y el horno de cal, todos ellos en explotación, trece lotes de tierra y dos casas ubicadas en Nueva Gerona, así como la responsabilidad de la familia, formada por ocho hijos. Todo este caudal permanece indiviso un tiempo, pero luego, en concordancia con la crítica situación económica que atraviesa el gobierno colonial y su comercio en los años de la tregua Fecunda y la guerra de independencia de 1895, la señora Trinidad se ve obligada a vender parte considerable de sus propiedades por una parte y por otra, al hacerse adultos sus hijos, realiza actos de partición de la herencia y bienes a favor de algunos de ellos, principalmente los mayores.

Fuente

  • Revista Cultural Pinera Carapachibey.