Saltar a: navegación, buscar

Klaus Barbie

Klaus Barbie
Información sobre la plantilla
Klaus.jpg
Capitán de los Servicios de Seguridad se hizo cargo de la Cuarta Sección de la Gestapo
NombreKlaus Barbie
Nacimiento1913
Bad Godesberg, Bandera de Alemania Alemania
Fallecimiento1991
Cárcel de Montluc, Bandera de Francia Francia
Conocido porEl carnicero de Lyon
PremiosCruz de Hierro de Primera Clase con Espadas

Klaus Barbie. Capitán de los Servicios de Seguridad se hizo cargo de la Cuarta Sección de la Gestapo. Su larga sucesión de horrores, fue premiada por Hitler con la Cruz de Hierro de Primera Clase con Espadas, que le otorgó meses después de la cruel tortura y muerte del líder de la resistencia Jean Moulin. Klaus Barbie vivió casi cuarenta años en la impunidad, refugiado en Bolivia. El 5 de febrero de 1983, fue trasladado por fin a Francia e ingresado a la prisión de Montluc, para responder por delitos contra la humanidad.

Síntesis biográfica

Klaus Barbie nació en 1913, en la villa bucólica de Bad Godesberg. Su padre era maestro de escuela, le impartió las primeras letras y posteriormente ingresó al Instituto Friedrich-Wilhelm.

Trayectoria política

Hacía tres meses que Hitler había accedido al poder en Alemania, cuando el primero de abril de 1933 Barbie se inscribió en las Juventudes Hitlerianas. En 1934, obtuvo su título de bachillerato, e inmediatamente después (1935) ingresó a los servicios de seguridad de Himmler, uno de los hombres más cercanos al Führer. A partir de entonces, su participación en la maquinaria hitleriana fue constante.

En 1937 se afilió al partido Nazi con el número 4.583.085 y dos años después, cuando contrajo matrimonio con Regina Margaret Maria Willms, ya ocupaba una posición de alto rango.

Para 1940, Klaus Barbie era un hombre de confianza del sistema y empezaron a recaer sobre sus hombros misiones de importancia. En mayo, llegó a La Haya como parte de un grupo de investigación que debía conocer a fondo la situación de los judíos en la ciudad. De La Haya pasó a Amsterdam y de ahí a Lyon, a donde llegó en noviembre de 1942. En esa ciudad francesa, escenario de sus más famosos crímenes, como capitán de los Servicios de Seguridad se hizo cargo de la Cuarta Sección de la Gestapo. Su larga sucesión de horrores, fue premiada por Hitler con la "Cruz de Hierro de Primera Clase con Espadas", que le otorgó meses después de la cruel tortura y muerte del líder de la resistencia Jean Moulin.

Sometido a juicio en su ausencia en la ciudad de Lyon, al término de la guerra, fue condenado a la pena de muerte por su participación en 4 mil 342 asesinatos, el envío de siete mil 591 judíos a campos de concentración y el arresto y tortura de 14 mil 311 miembros de la resistencia francesa. El sobrenombre de "El carnicero de Lyon", tiene pues, su razón de ser.

Entre 1945 y 1955, Barbie vivió protegido en la zona de ocupación norteamericana, pero cuando en 1956 fue solicitada su detención las autoridades estadounidenses dijeron haberle perdido la huella. Después, obtuvo un pasaporte falso a nombre de Klaus Alttman, el cual le permitió viajar a Bolivia, donde obtuvo la nacionalidad en 1957.

Últimos años

Al cabo de 40 años de vida al margen de la justicia (en que incluso se atrevió a declarar que sólo se arrepentía de haber dejado vivos a algunos judíos) Klaus Barbie fue detenido en Bolivia el 25 de enero de 1983. Trasladado a Francia el 5 de febrero de 1983, un día después ingresaba a la cárcel de Montluc.

Durante el vuelo en avión desde El Alto (Bolivia) a Francia el periodista Carlos Soria Galvarro le realiza una entrevista publicada bajo el título Klaus Barbie: Hice mi deber[1]:
¿Qué cargos ocupó durante la ocupación de Francia?
Yo era jefe del grupo antiguerrillero en Francia y hubo varios grupos que han tenido su trabajo, mi trabajo especial era la guerra contra la guerrilla.

¿Qué acciones descollantes desarrolló en ese período?
No sé, eran acciones casi permanentes, no puedo dar un detalle… sería… son 40 años que han pasado ¿no? Yo no me acuerdo.

¿Ud. cree que Francia, Europa y el mundo deben olvidarse de sus crímenes?
Sí, absolutamente porque se han producido tantos crímenes nuevos, más de cien guerras después de la II Guerra Mundial y todos los recientes crímenes que son de conocimiento público.

Pero Ud. sabe que los pueblos de Europa y particularmente Francia no los han olvidado(...)
Yo los olvidé. Si ellos no los han olvidado es otro asunto. Yo olvidé. En todo caso, después de la guerra y de todo lo que pasó, he hecho mi deber.

¿Esto implica que olvidó también la ideología nazi-fascista, que renunció a ella?
Eh... mira, eso no tiene nada que ver con la idea de lo que hemos sido nosotros, ya le expliqué anoche las causas, pero causas dentro de Alemania, no fuera. Mucha gente ha podido seguir ese movimiento ¿no? Casi el 80 por ciento de la población alemana.

Ud. justifica las acciones del gobierno alemán de esa época
Ya le he dicho que no. Yo no soy quien pueda justificar sobre esas cosas, esto por fin puede se tal vez un día de la historia, no sé, porque Napoleón también fue condenado casi por toda Europa durante sus acciones pero sin embargo, después de 200 años él es un héroe para la historia.

¿Tiene la conciencia tranquila?
Si.

Los crímenes que cometió "El carnicero de Lyon" durante la Segunda Guerra Mundial ya habían prescrito, pero fue juzgado bajo la figura jurídica de crímenes contra la humanidad y el 4 de julio fue sentenciado a cadena perpetua. Muere de cáncer estando en prisión.

Referencia

  1. Parte de la entrevista del 4 y 5 de febrero de 1983 que le hizo el periodista Carlos Soria Galvarro a Klaus Barbie durante el vuelo en avión desde El Alto a Francia. La misma forma parte del libro Barbie Altmann. De la GESTAPO a la CIA.

Fuente

Artículo sobre Klaus Barbie publicado en la Enciclopedia del Terrorismo de Estado en las Américas.