Saltar a: navegación, buscar

La Carolina (Yateras)

Consejo Popular La Carolina
Información sobre la plantilla
Consejo Popular de Cuba
Ubicación de La Carolina
EntidadConsejo Popular
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaGuantánamo
 • MunicipioYateras
Población 
 • Total2800 hab.
La Carolina 1.jpg
La Carolina

La Carolina. Tercer Consejo Popular del municipio Yateras ubicado a 38 Km. de la ciudad de Guantánamo, asentada en un Valle a lo largo de todo el río Guayabal y que se extiende desde El Rosario hasta su desembocadura en el río Toa.

A principio del siglo XIX los colonizadores españoles y franceses comenzaron la fomentación del cultivo del café, por lo que surge el cafetal La Carolina, por lo cual la localidad debe su nombre, y siendo este uno de los primeros en la zona de fértiles tierras ideales para el cultivo del café y otras variedades de productos agrícolas.

Dentro de sus particularidades se destacan el estilo constructivo de sus viviendas fundamentalmente individuales y de arquitecturas acorde con la geografía territorial.

Historia

Colonización del territorio

La Carolina fue escenario de relevantes acontecimientos que quedaron plasmados en la historia de Cuba. En 1871 con la invasión de Máximo Gómez y Antonio Maceo al Valle de Guantánamo existían en el territorio varios palenques de esclavos que habían huido de las haciendas y centrales azucareros, por lo que los encuentros entre esclavos y rancheadores era cada vez más frecuentes, esto no impidió la colonización de todo un territorio ya que el café por aquella época era junto al azúcar uno de los renglones económicos fundamentales del país, por lo que los colonos ocupaban cada vez más territorio. La colonización no solo se mantuvo durante el Siglo XIX sino que aumentó para el principio del siglo XX.

Influencia en la guerra de independencia

En 1878 durante la guerra de los 10 años la Carolina fue transitada por algunos jefes mambíses y sus tropas quienes ubicaban su retaguardia en estos lugares aprovechando el difícil acceso para las tropas españolas, entre ellos se encuentra el coronel Limbazo Sánchez.

En 1895 los generales José Maceo y Antonio Maceo hicieron estancia en Guayabal de Yateras en su camino hacia el Valle de Guantánamo. Después de la dispersión luego del combate en la Alegría los expedicionarios de la Goleta Honor, que el día 2 de abril de 1895 desembarcaron por las costas de Baracoa se dividieron en pequeños grupos, uno de los cuales se encontraba el General Antonio Maceo. Por otra parte José Maceo, único que escapó del choque con tropas al servicio de España en Altos de Palmarito, tomo rumbo Suroeste y dentro de su ruta incluye Guayabal, La Carolina y El Rosario.

En un punto entre Guayabal y La Carolina, José Maceo hace contacto con Cristina Pérez quien fuera ascendida tiempo después al grado de Capitana por Antonio Maceo por su activa contribución a la guerra de independencia. En su humilde vivienda José Maceo fue atendido por Cristina, dándole de comer y permitiéndole descansar por varias horas antes de continuar viaje.
Antonio Maceo y otros combatientes se dirigieron por la misma ruta, descansando por algunas horas en Guayabal y siguiendo luego por la Carolina y El Rosario. En este punto fueron sorprendido durante la noche por fuerzas al servicio del ejército español y provocó que fueran hechos prisioneros 3 expedicionarios entre los que se encontraba Frank Agramote. Días después Maceo llegaba a Mayarí Arriba para reencontrase definitivamente con fuerzas mambisas.

Situación económica-social antes del triunfo revolucionario de Enero de 1959.

Antes del triunfo revolucionario La carolina presentaba un panorama sombrío, no existía servicios de salud, por lo que la mortalidad infantil era elevada aunque la natalidad por familia era muy alta, para recibir asistencia médica los moradores bebían viajar hasta Jamaica, antigua cabecera municipal o hasta Palenque donde prestaba servicio el Dtr. Aurelio Martínez Mejía, la mortalidad materna era alta debido a que los partos eran asistidos por comadronas.

En cuanto a las vías de comunicaciones era inexistente, solo un camino fangoso y peligroso se podía transitar a duras penas con camiones. Para que se tenga una idea de lo difícil que se tornaba el transito vehicular por esta zona, lo corrobora el hecho de que un vehiculo en ocasiones tardaba hasta 6 días en viajar desde o hasta la ciudad de Guantánamo. La famosa “Loma de la Sierra”, situada en este Consejo Popular constituía un desafío para viajeros en vehículos y a pié por lo encrespada de su pendiente y grandes barrancos que asechaban al viajero en cualquier descuido.

La fuente de empleo en todo el territorio era casi en exclusivo el cultivo del café, los colonos y terratenientes habían monopolizado grandes extensiones de tierra por lo nque no quedaba casi  nada para las familias humildes que se asentaban en la zona. Los inmigrantes haitianos o descendientes de ellos eran la mano de obra más frecuente que venían a recoger el café, al terminar la zafra se tenían que marchar porque algunos dueños no los dejaban quedarse. En sus ratos de descanso ellos realizaban fiestas para distraerse y olvidar las largas jornadas de trabajo, en las que incluían Altar de Cruz y Bembé.

El orden social era establecido con mano dura, los guardias rurales imponían a  conveniencia sus designios y servían a los colonos y terratenientes ricos. Los más connotados eran los conocidos por “Miguel Soguita” y Mano Negra”, sicarios asesinos y ladrones al servicio de terratenientes.
En la zona existían varias bodegas que estaban en manos de personas vinculadas a los terratenientes y colonos, solo existían unas pocas escuelas privadas a las que asistían los que podían pagar.
En la zona eran frecuentes las reyertas entre personas que asistían a las bayas de gallo, las deudas de juegos y otras incongruencias lo resolvían frecuentemente a peleas de machete; tal era la situación que quedó impregnada la mala fama de “Los guapos de Yateras”.

Dentro de los terratenientes y colonos más connotados se encuentran:

  • Julian Garrido.
  • Pepín Días.
  • Ramón Mola
  • Familia Soler.

Estos señores eran dueños de grandes extensiones de tierra que incluía casi todo el territorio. Estas propiedades de algunos de ellos fueron vendidas a otros que perduraron hasta las intervenciones después del triunfo revolucionario del primero de enero de 1959.

Guerra de liberación

A principios de febrero del 1958 producto a las incipientes organizaciones del Movimiento 26 de julio en La Carolina se produce el primer combate entre fuerzas de grupos rebelde que operaban en la zona y fuerzas de la tiranía batistiana. El combate se produce en las inmediaciones de la localidad de La Jaiba y como resultado de este cayeron 3 combatientes.

A pesar de la superioridad numérica y tecnológica del ejército, los combatientes lograron romper el cerco en horas de la noche, los combatientes heridos fueron arrastrados y exhibidos en todo el poblado como trofeo de guerra.
En los primeros días de abril de 1958 llegó el jefe del Segundo Frente Oriental Frank País el comandante Raúl Castro a Guayabal de Yateras, en este lugar, el día 4 de Abril asciende al grado de comandante del Ejército Rebelde al capitán Efigenio Amejeiras Delgado, expedicionario del Granma y veterano de la Sierra Maestra.

El día 6 de Abril de 1958 Raúl Castro convocó una reunión en casa de Marcelino Escandón con el objetivo de dejar constituida la Compañía "D", a la que asistieron los oficiales rebeldes que en ese momento estaban junto a él y los responsables de los campamentos guerrilleros que operaban en la zona. Allí presentó como jefe de la compañía al capitán Manuel Fajardo Sotomayor, veterano de la Sierra Maestra y uno de los primeros campesinos que se unió al naciente Ejército Rebelde. Junto a Fajardo fueron designados tres oficiales veteranos de la Sierra Maestra para integrar la compañía D. Ellos fueron: Primer teniente Vicente Perera Cardoso y los sub tenientes Jesús Alejandro Ramírez y Argelio Campos.

El día 7 de Abril de 1958 Raúl Castro conforma la compañía E al Mando del capitán Ciro Frías Cabrera, veterano de la Sierra Maestra y uno de los primeros campesinos que se unió al Ejército Rebelde, junto a él designó a los veteranos oficiales de la Sierra Maestra para formar parte de la jefatura de la compañía, ellos fueron: teniente José Arias Sotomayor, subteniente Conrado Jerez Mariño, Florencio Echavarria , Gerardo Reyes, Juan Carlos Borges Martí, René Cortina Labrada, Floirán Piñas Linares, Justino Saborit Martínez y Manuel Morales Rondón.

A la llegada de Raúl a la zona, ya funcionaba un hospital al mando de Pura Pérez y tenía como médico a Aurelio Martínez Mejía, este estaba ubicado inicialmente en las inmediaciones de Guayabal en la finca de José Baños, luego de ser delatado y bombardeado por la aviación Batistiana, fue trasladado hacia una cueva acondicionada en la localidad de Rancho Viejo, donde radicó gran parte de la guerra.

La Revolución en el poder

Una vez que triunfa la Revolución se toman las primeras medidas revolucionarias. La principal medida aplicada fue la ley de Reforma Agraria, esta eliminó el monopolio que mantenían algunos terratenientes y colonos sobre las tierras, nacionalizó las plantas procesadoras de café y la puso a disposición del pueblo.

En los años siguientes al triunfo revolucionario el panorama del Consejo Popular La Carolina comienza a cambiar. Como primer obra de beneficio social se construyó un vial que atraviesa gran parte del Consejo Popular, con esto se comunica al sur con la el Consejo Popular Felicidad y la ciudad de Guantánamo y al este con la cabecera municipal. El trasporte de personal dejo de ser una pesadilla al surcar el lomerío modernos ómnibus de montaña marca Pegaso, confortables y fuertes operaron por casi 20 años; los abundantes productos agrícolas fluyen en ambas direcciones con rapidez.

Ubicación

Limita el norte con La Tagua

Fuente

  • Museo Palenque
  • Pobladores