Saltar a: navegación, buscar

Luis García Meza

(Redirigido desde «Luis García Meza Tejada»)
Luis García Meza Tejada
Información sobre la plantilla
Luis García Meza.jpg
Presidente de Bolivia de facto
17 de julio de 1980 - 4 de agosto de 1981
PredecesorLidia Gueiler Tejada
SucesorJunta militar
Datos Personales
Nacimiento8 de agosto de 1929
La Paz, Bandera de Bolivia Bolivia
OcupaciónMilitar y político

Luis García Meza Tejada. Dictador y presidente de facto de Bolivia, del 17 de julio de 1980 al 4 de agosto de 1981 a través de un sangriento golpe de estado.

Síntesis biográfica

Nació en La Paz, Bolivia el 8 de agosto de 1929.

Trayectoria profesional

Estudios

Cursó estudios como cadete en el Colegio Militar de 1948 a 1952.

Trayectoria política

Durante el gobierno de Lidia Gueiler Tejada los militares habían forzado su punto de vista sobre la dirección civil. En noviembre de 1979, pocos días después de que Gueiler tomara el cargo de Presidenta interina, García Meza lideró un mini-golpe, exigiendo la destitución del Comandante del Ejército, General Rocha. El débil gobierno provisional de Gueiler tuvo que acceder al cambio.

Violencia y ascenso a la presidencia

El 21 de marzo de 1980 el sacerdote jesuita Luis Espinal Camps, crítico de cine y director del semanario Aquí, fue secuestrado, torturado y asesinado. A su entierro asistieron 70.000 personas como muestra de repudio al crimen.

En mayo de 1980 el Coronel Terrazas intentó agredir físicamente a la Presidenta Gueiler. En junio de 1980 una avioneta con los líderes de Unidad Democrática y Popular (UDP) cayó a tierra en circunstancias poco claras. Todos los ocupantes murieron, a excepción de Jaime Paz Zamora quien sufrió graves quemaduras. La avioneta pertenecía a una compañía de taxis aéreos de propiedad de Luis Arce Gómez.

Golpe de estado

El 17 de julio de 1980, derroca a su prima la Presidenta constitucional interina Lidia Gueiler Tejada, a través de un golpe de estado, evitando la posibilidad que el Dr. Hernán Siles Zuazo, que 18 días antes había ganado las elecciones presidenciales con el 34% de los sufragios, fuese nuevamente presidente de la república.

Dictadura de García Meza

El gobierno de Meza, falto de toda clase de apoyo político o social, hizo uso del terrorismo desde el Ministerio del Interior a la cabeza de Luis Arce Gómez. Hubo alrededor de 500 asesinatos, desapariciones forzadas y 4000 detenidos. Notable entre los muertos en el putsch es Marcelo Quiroga Santa Cruz (diputado nacional instigador del juicio de responsabilidades al ex-dictador Hugo Banzer Suárez).

Posteriormente, uno de los más atroces delitos fue el asesinato de ocho líderes de la dirigencia clandestina del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) en la Calle Harrington (La Paz) el 15 de enero de 1981 en la conocida como Masacre de la Calle Harrington. La única persona que logró escapar con vida fue Gloria Ardaya, que posteriormente fue apresada, torturada y exilada.

Entre los actos de corrupción que se atribuyen a García Meza, se cuenta la venta de los diarios de Ernesto Guevara (Che), robados de las bóvedas del Banco Central, el robo de los vidrios rayban de la Piscina Olímpica de La Paz y la concesión de un contrato de explotación de piedras semi-preciosas en La Gaiba a una empresa brasilera por parte de los comandantes militares. Además se ha vinculado el crecimiento del narcotráfico en Bolivia a un apoyo gubernamental no oficial a la práctica de la actividad en el Chapare.

Fin de su mandato

En septiembre de 1981, Meza fue desbancado por el general Celso Torrelio Villa,la represión y la corrupción no pudieron evitar las luchas internas entre diferentes facciones militares. Estas luchas llevaron a que el 4 de agosto de 1981 García Meza renunciara para acceder al poder el General Celso Torrelio Villa. En julio de 1982 el sector militar que respondía a García Meza volvió a intentar un golpe de estado fallido, que provocó la caída de Torrelio Vila y su reemplazo por el General Guido Vildoso Calderón, con el mandato de comenzar a organizar la transición hacia un régimen democrático.

Los tiempos se aceleraron cuando el 17 de septiembre de 1982, una huelga general convocada por la COB puso al país al borde de la guerra civil. La dictadura militar colapsó y el poder le fue entregado a un Congreso Nacional conformado según la composición de 1980, que decidió considerar válidas las elecciones de 1980 y designar en consecuencia a Hernán Siles Zuazo como presidente.

García Meza continuó huyendo al extranjero. Restablecida la democracia representativa en 1982, García Meza y sus colaboradores fueron juzgados en la Corte Suprema por los delitos cometidos durante su dictadura y finalmente sentenciados el 21 de abril de 1993. Permaneció fugitivo de la justicia boliviana hasta su captura en Brasil en 1994 donde vivía con una identidad falsa.

Sucesivos gobiernos civiles trataron de obtener su extradición, la cual concedió finalmente Brasil a comienzos de 1995 -había sido condenado en rebeldía por diversos delitos cometidos durante su dictadura, entre ellos el de narcotráfico. Fue encarcelado el 15 de marzo de ese mismo año. Actualmente cumple su condena en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro en Bolivia.

Fuentes

Enlaces externos