Saltar a: navegación, buscar

Mímica

La mímica en el teatro
Información sobre la plantilla
Mimica.jpeg
Concepto:Comunicación a través de gestos o ademanes.
Mímica. (Del griego mimos, “actor”) es la comunicación a través de gestos o ademanes. Generalmente acompaña al habla y sirve para complementar la comunicación, aclararla y enfatizarla. Puede, además utilizarse como forma de expresión artística, Pantomima, o complementar otras artes.

Inicios

Expresión facial y corporal que existe desde los griegos y los romanos en el Mundo Antíguo. En los grandes teatros antiguos al aire libre de Grecia y Roma, donde el público podía ver, pero a penas oír, el mimo era un elemento importante en la interpretación. El pantomimus romano era un actor que utilizaba palabras y también movimientos estilizados con máscaras para representar al personaje acompañado de música y las canciones del coro. Para ellos, el mimo, era el farsante del género cómico más bajo, una especie de bufón, hábil en la gesticulación y en imitar las escenas del diario vivir.

Transcendencia

Hoy se le considera como un arte creativo y original que pone en juego las habilidades expresivas y comunicativas del lenguaje no verbal. A pesar de su trascendencia en el teatro, en el siglo V, la iglesia prohibió a estos encantadores personajes, a causa de sus constantes burlas a los sacramentos. En este momento de la historia la mímica decae hasta casi desaparecer. En Asia este arte se desarrolló mucho antes que en Europa y para estas culturas la mímica representó un papel esencial en los géneros dramáticos más importantes. En Europa tendremos que esperar hasta el siglo XVI para ver en Italia, la Comedia del Arte, una comedia improvisada que pronto se propagó por todo el continente. La pantomima continuó con el Arlequinada durante los siglos XVII y XVIII en Francia e Inglaterra que era una forma desarrollada a partir de la Comedia del Arte, en la cual se representaban las aventuras de Arlequín. Después del siglo XIX tras el desarrollo llevado por el actor Joseph Grimaldi, que destacaba por sus acrobacias y que creó el personaje del payaso Joey.

La pantomima moderna acabó siendo un arte puramente mudo. El mimo generalmente se vale de los gestos y actúa en silencio. Sus movimientos corporales son lentos y corresponden a un principio teatral llamado el arte del silencio. Este arte silencioso también se conoce como pantomima. En otras palabras es el arte de , donde es significado es transmitido solamente a través del gesto, el movimiento y la expresión corporal. Adquirió el rango de gran arte en el siglo XIX gracias al actor francés Jean Gaspard Deburau, que refinó los rasgos de un temprano personaje de la Comedia del Arte y creó a partir de él a Pierrot, el payaso herido del amor. En el siglo XX dos actores franceses Etienne Decroux y Marcel Marceau, creador del payaso Bip, han sido mimos de excepción. Los actores de cine mudo de principios del siglo XX, en especial Charlie Chaplin y Búster Keaton, basaron su trabajo, por entero en las técnicas de mimo para transmitir sus historias, que es concebir una historia utilizando solamente los movimientos corporales. Los movimientos que se ejecutan alcanzan niveles de símbolos manifestados a través del cuerpo.

Otras manifestaciones de la pantomima

Otra manifestación de la pantomima es conocida como las estatuas humanas, llamadas también estatuas blancas o estatuas vivientes, practicado en algunas ciudades cosmopolitas. Es común encontrárselos en medio de las plazas o en otros lugares públicos, como un personaje vestido todo de blanco o plateado, que aparenta estar inmóvil, pero que de repente, se mueve lentamente y cambia de posición. Estos mimos pueden llevar vestuarios distintivos de oficios, épocas y lugares diversos. Hoy en día, muchos artistas, estudiantes y bohemios pasan largas horas haciendo este tipo de pantomima. Esperan largas horas hasta que algunos de los transeúntes, especialmente niños y jóvenes, conquistados con su arte, les dan una moneda a La estatua, en agradecimiento, los sorprende con sus movimientos mecánicos o sutiles o alguna cabriola, así a todo, para el común de los mortales los mimos son esos personajes estrafalarios que vemos cada día en nuestras ciudades.

Los mimos a través de su arte, hacen un homenaje al género teatral, a sus orígenes, a la función dramática del actor, a la creatividad, a la poesía que implica la belleza de una expresión artística, aunque existen directores y teóricos del teatro que sostienen que los mimos y la pantomima son formas de expresión limitantes y hasta inferiores, y que la verdadera esencia teatral sólo se logra cuando el texto dramático es verbalizado y representado en un escenario ante espectadores. Por lo tanto la mímica es la expresión de pensamientos, sentimientos o acciones por medio de gestos faciales o corporales. Los mimos son actores que utilizan sólo la mímica para expresarse, a veces burlonamente a otras personas, haciendo reír hasta al más escéptico. Hay mimos famosos que han ganado fama y fortuna haciendo sólo mímica. Desde niños aprendemos a utilizar la mímica para conseguir nuestros objetivos. La finalidad del mimo es hacer entrar al público en un mundo que crea y provocar risas, ternura, tristeza, sorpresa… Muchos mimos hacen participar, además, al público en sus representaciones, convirtiéndose en actores improvisados que ayudan al mimo a representar su obra.

Para un mimo es muy importante

Vestimenta y caracterización

Personalidad

El mimo debe tener su propia personalidad, alegre, risueño o alguien a quien le sale todo mal… Imaginación y creatividad, inventar objetos que no existen, acciones que realizas, cosas que suceden…

Representar acciones y sentimientos

Puede también suplir a la comunicación oral en ciertos casos; así, suele utilizarse cuando: · Los comunicantes no tienen ningún idioma en común. · El ruido o la distancia impiden escuchar. · Se pretende evitar que otra gente oiga el mensaje. · Hay cierta familiaridad entre los hablantes, y pueden entenderse de forma más rápida de esta forma. Al ser mimo demuestra una experimentación de gente que no tiene algunos de sus sentidos como auditivo etc. Con frecuencia, se complementa con el uso de objetos, como abanicos u otros. La mímica es elemental ya que la forma específica de la mímica es ayudar principalmente a las personas que les falta algunos de sus sentidos o para las personas que deseen conocerlas ya que las mímicas nos ayudan en ocasiones.

Fuentes