Saltar a: navegación, buscar

Manuel Enrique Araujo

Manuel Enrique Araujo
Información sobre la plantilla
Dr.Manuel E Araujo.jpg
Presidente de El Salvador
1 de marzo de 1911 - 9 de febrero de 1913
PredecesorPedro José Escalón
SucesorCarlos Meléndez
Vice-Presidente de la República de El Salvador
1907 - 1911
Alcalde de San Salvador
1880 - 1889
Datos Personales
NombrePresidente de El Salvador
Nacimiento12 de octubre de 1865
Estanzuelas, Bandera de El Salvador El Salvador
Fallecimiento9 de febrero de 1913
San Salvador, Bandera de El Salvador El Salvador
Causa de la muerteAsesinato
EducaciónDoctor en Medicina
Alma materUniversidad de San Salvador
OcupaciónMédico, político
Conocido porDr. Manuel Enrique Araujo
CónyugeMaría Peralta Lagos de Araujo
HijosConchita Araujo Peralta
PadreManuel Enrique Araujo
MadreJuana Rodríguez de Araujo

Manuel Enrique Araujo. Médico y político salvadoreño, Presidente de la República en el período de 1911 a 1913, es el único gobernante salvadoreño que ha sido asesinado en ejercicio de sus funciones.

Biografía

Infancia y juventud

Nació el 12 de octubre de 1865 en el Cantón Condadillo, Estanzuelas, El Salvador, en el seno de una familia terrateniente de ascendencia portuguesa, dedicada al cultivo del café. Era el menor de siete hermanos.

Estudió medicina en la Universidad de El Salvador, y luego de graduarse en el año 1891, viajó a Europa para realizar estudios especializados de Cirugía. En París y Viena fue objeto de grandes reconocimientos por dos pequeños instrumentos que inventó para facilitar el parto.

Muerte

Falleció el 9 de febrero de 1913 en San Salvador, El Salvador producto de las heridas recibidas cinco días antes, el 4 de febrero de 1913 en el entonces parque Bolívar (hoy plaza Barrios) cuando escuchaba un concierto nocturno, pues en aquel tranquilo centro histórico de la época no necesitaba guardaespaldas. Recibió un balazo y varios machetazos,

Su muerte es todavía un misterio sin resolver. Los tres indígenas capturados eran gente sencilla e ignorante que no tenía ni siquiera claro lo que hacía. Se llamaban Mulatillo, Fabián Graciano y Fermín Pérez. Fueron acusados de ser los autores materiales y sentenciados a fusilamiento diez días después de la muerte del Presidente.

El testigo clave, también autor material del magnicidio, ya que fue quien hirió con revolver al Presidente, era el mayor Fernando Carmona. Pero antes de que pudiera rendir valiosa información, fue capturado y apareció muerto a los tres días de guardar prisión. Supuestamente se suicidó en su celda y con su arma.

Se incriminaron como autores intelectuales del magnicidio al doctor Prudencio Alfaro, eterno adversario de cada gobierno de turno, a don Federico Castillo quien murió cuando era perseguido para su captura y a otras personas.

Entre las conjeturas y teorías que el hecho trajo consigo, en su orden de posible veracidad, está la de una conjura del doctor Alfaro en alianza con el dictador de Guatemala, licenciado Manuel Estrada Cabrera; problemas de faldas, ya que una de las veleidades del doctor Araujo, hay que reconocerlo, era precisamente las mujeres; una conjura de los Estados Unidos ya que el Presidente criticaba ácremente la política intervencionista de este país en Nicaragua. No se descarta que el atentado haya tenido que ver con las reformas implantadas por el presidente, las cuales se interrumpieron con su fallecimiento

Su entierro atrajo multitudes que le rindieron homenaje póstumo a su paso por las calles de San Salvador.

Foto de su entierro

Vida política

Fue Alcalde de San Salvador, de 1880 a 1889. En 1887 se casó con la señorita María Peralta Lara, miembro de una de las familias mas antiguas y distinguidas de la capital, hija del Senador y Presidente de la República en funciones, en tres ocasiones, don José María Peralta.

Fue Vice-Presidente de la República en la administración del general Fernando Figueroa (1907-1911).

Se presentó como candidato oficial en las elecciones de noviembre de 1910, con el apoyo del presidente saliente Fernando Figueroa. Tras ser declarado ganador, tomó posesión, como presidente, el 1 de marzo de 1911. Durante su gobierno dio una especial atención al Ejército. Muchas misiones militares extranjeras fueron contratadas para servir a la educación y preparación técnica de los oficiales salvadoreños.

En 1912 se fundó la Guardia Nacional. Para la organización de este cuerpo de seguridad, se contrató a ex oficiales de la Guardia Civil española a cuya imagen se organizó la salvadoreña, como una policía rural; en el período de Araujo se crearon además, los juzgados de paz en todos los municipios del país, para garantizar la vigencia de la ley en todo el territorio nacional y se estableció el Ministerio de Agricultura, para impulsar el cultivo del café.


Pero lo más importante del doctor Araujo era la aceptación de que gozaba entre la gente. A sus audiencias presidenciales de nueve a once de la mañana podía asistir todo el que quisiera, al quienes concedía un promedio de tres minutos de plática. Jamás cobró a la gente pobre la consulta ni las operaciones. Fue el primero en operar con éxito el bocio en el país. Y su sueldo como Presidente, de manera anónima, lo donaba integro al Hospital Rosales.

Decretó a favor de los obreros, leyes que los favorecían, entre ellas la indemnización por accidentes de trabajo. Subió el impuesto al café, a pesar de ser él naturalmente afectado y dio al país el verdadero rumbo hacia la modernidad en sus escasos dos años de gobierno.

Los actuales Escudo y Bandera nacionales son también obra suya, ya que como ferviente centroamericanista y liberal, los adecuó a los originales que tuvo la Patria grande.

Para el Escudo hubo un concurso en el que salió ganador el talentoso calígrafo don Rafael Barraza. Se oficializaron en solemne ceremonia el 15 de septiembre de 1912 en el Campo de Marte, hoy Parque Infantil.

El año anterior, con un esplendor nunca visto, se celebró a nivel centroamericano el Centenario del Primer Grito de Independencia del antiguo Reino de Guatemala, dado en San Salvador el 5 de noviembre de 1811.

Recuerdo de este acto es el actual monumento a los Próceres en la ahora Plaza Libertad, obra del insigne escultor y arquitecto italiano Francisco Durinni.

Entre otras muchas obras de progreso, amplió la red ferrocarrilera nacional de El Salvador y la de caminos. Se comenzó la construcción del Teatro Nacional y el edificio para la preparación de los maestros que sería después Casa Presidencial en el Barrio de San Jacinto, hasta el 2001.

Para combatir la delincuencia en el campo, fomentada por la fabricación clandestina de aguardiente, fundó la Guardia Nacional con asesoría española. Creyó siempre en el Ejército como guardián de la vida misma de la nación y lo modernizó con la ayuda solicitada a España y Chile.

Se creó el Ateneo de El Salvador, inició la pavimentación de la capital y fundó el Zoológico Nacional en la finca Modelo. Se estableció también la Primera Sección de Protocolo en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuentes

  • "Biografia Manuel Enrique Araujo". Disponible en BuenasTareas.com. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "A cien años del magnicidio del Dr. Manuel Enrique Araujo". Disponible en DiarioCoLatino.com. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "Dr. Manuel Enrique Araujo asume el Gobierno.de El Salvador". Disponible en miriammixco.com. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "El asesinato del Dr. Manuel Enrique Araujo, según Don Julio Contreras Castro ". Disponible en Octubre Rojo. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "Araujo, Manuel Enrique (1865-1913).". Disponible en La Web de las Biografías. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "A 90 años del magnicidio Doctor Manuel Enrique Araujo". Disponible en Vértice. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "Manuel Enrique Araujo". Disponible en Buscabiografías.com. Consultado el 6 de febrero de 2014.
  • "Manuel Enrique Araujo". Disponible en Wikipedia. Consultado el 6 de febrero de 2014.