Saltar a: navegación, buscar

Mariano Fortuny

Mariano Fortuny
Información sobre la plantilla
Fortuny.jpg
Pintor y dibujante
NombreMariano José María Bernardo Fortuny Marsal
Nacimiento11 de julio de 1838
villa de Reus,
provincia de Tarragona,
Reino de España Bandera de España
Fallecimiento21 de noviembre de 1874
ciudad de Roma,
península italiana Bandera de Italia
Nacionalidadespañola
Ciudadaníaitaliana
OcupaciónPintor
CónyugeCecilia Madrazo
HijosMariano Fortuny Madrazo

Mariano Fortuny Marsal (Tarragona, 21 de noviembre de 1874 - Roma, 11 de julio de 1838) fue un pintor español, considerado como uno de los pintores españoles más importantes del siglo XIX después de Goya.

Síntesis biográfica

Mariano Fortuny nació en Reus (Tarragona) el 11 de julio de 1838. Desde pequeño mostró gran afición por el dibujo y la pintura. Quedó huérfano, por lo que estuvo al cuidado de su abuelo, con quien viajaba por los alrededores de Reus con un teatro portátil para el que Fortuny dibujaba los escenarios.

Trayectoria artística

Su primera formación oficial la recibe en la Escuela de Bellas Artes de La Lonja. Acudirá también al estudio de Lorenzale, que será el maestro que más influye en el joven artista luego consigue una pensión de la Diputación de Barcelona para trasladarse a Roma y ampliar allí sus estudios, y a cambio, tendrá que enviar algunos trabajos que muestren sus progresos.

En octubre de 1859, cuando estalla la guerra entre España y Marruecos, la Diputación de Barcelona le encarga pintar las obras que conmemoren los hechos más importantes de la campaña de España en Marruecos. El 12 de febrero de 1860, llegará a ese país para tomar apuntes de los acontecimientos más importantes.

En 1860 marchó a África, a instancias de la Diputación barcelonesa, para tomar apuntes de la campaña militar española. África supone un nuevo aire para Fortuny, los ambientes, las luces, los colores y los personajes le cautivan. Se liberará de convencionalismos y academicismos y se sentirá atraído intensamente por lo oriental.

Recoge numerosas escenas costumbristas, que marcaron posteriormente su estilo, caracterizado por el preciosismo y la luminosidad. La obra más famosa es La batalla de Tetuán, una pintura histórica de grandes dimensiones y llena de dinamismo.

Regreso a Madrid y Roma

Al firmarse la paz entre España y Marruecos, Fortuny vuelve a Barcelona pasando por Madrid, donde conocerá a Federico de Madrazo y a su hija Cecilia, su futura esposa.

De nuevo, Fortuny se traslada a Roma, donde permaneció gran parte de su carrera artística, y comenzó a especializarse en obras de género realizadas en ricos colores. Son cuadros llamados de "casacón" o gabinete que el pintor Meissonier puso de moda en Francia, y con los que Fortuny arrasará el mercado europeo. Tratan asuntos intranscendentes, realizados con un estilo minucioso y detallista que se preocupa por la luz, el dibujo y el color.

Se convirtió en uno de los artistas más cosmopolitas y famosos de Europa, cuyas obras fueron alabadas por numerosos críticos e intelectuales, como el barón Davillier, y compradas por una burguesía internacional a la que encantaba sus alardes técnicos, su pincelada vivaz, sus temas exóticos y anecdóticos y su brillantísima estética. Gozó de gran prosperidad económica y enorme éxito social. Fue receptivo a multitud de influencias artísticas diferentes, desde la estética árabe (fue un importante coleccionista de cerámica hispanomusulmana) a la estampa japonesa, pasando por las diferentes escuelas pictóricas en boga en Europa.

Características de sus pinturas

Las principales características de la obra de Fortuny se resumen en : minuciosidad, preciosismo, cuidado dibujo, amplitud espacial, gran sentido del color y estupendo estudio lumínico, delicadeza y verosimilitud en los detalles, perfecta captación de los distintos tipos de telas e interés por las expresiones de los personajes.

Muerte

Durante los últimos años de su vida, Fortuny caerá en una depresión debido a que para satisfacer a sus clientes y a sus marchantes, tiene que seguir realizando obras dentro de ese estilo preciosista del que ya está muy cansado y que le resta mucha libertad creativa. Quiere innovar, cambiar su temática y su forma de trabajar, pero el nivel de vida alcanzado le impide romper con este estilo que tanto éxito le trae. Este debate interior le lleva a realizar escenas muy distintas a las acostumbradas, como son Corral o Paisaje.

Fortuny fallecerá en Roma el 21 de noviembre de 1874, posiblemente a causa de la malaria.

Obras principales

Galería

Fuentes