Saltar a: navegación, buscar

Martinis

Martini
Información sobre la plantilla
Martini-cocktail.jpg
El Martini es uno de los cócteles más conocidos, todo un clásico de la coctelería.
Origen
OrigenNueva York
FabricanteSr. Martín- Sr. Martínez
Salida al mercado1910
Composición
TipoCóctel
Bebida alcohólica baseGinebra, Vermouth.
Servida enCopa de Martini bien helada
Ingredientes
2 1/2 onza de ginebra
Bitter Angostura (opcional)1/2 oz de vermouth seco
Preparación
PreparaciónColocar todos los ingredientes en una coctelera con hielo. Mezclar por 30 segundos. Colar y servir en una copa de cóctel helada. Agregar un toque de bitter si se desea. Decorar tu trago con cáscara de limón o una aceituna.
Cóctel Martinis. El Martini es un cóctel asociado con el poder, la clase y, por supuesto, James Bond, Pero sus raíces van mucho más lejos en el tiempo que eso, a una bebida muy diferente a la que comúnmente se encuentra en los “Martini Bars” del presente. El término Martini parece reemplazar al de cóctel en el uso común, por lo que ahora hay cientos de recetas de Martini, desde el martini clásico, hasta el que se prepara con vodka de sabores, los martinis de postre y las variedades modernas y de moda que se asemejan al martini clásico sólo en el tipo de copa que se usa. Este artículo describe cómo preparar un martini clásico.

Etimología del nombre

Como en todos los cócteles hay una parte de realidad y una parte de leyenda en su historia. La parte de leyenda, que es a fin de cuentas la más divertida, indica que este cóctel lo crearon las damas de la nobleza británica. Y la razón no era otra que ponerse contentas gracias a la ginebra que lleva el cóctel, pero realmente camuflada por los aromas y sabor que aporta el vermut seco. modo de sarcasmo, dando a entender que bebiendo el cóctel no se necesitaría ser trasplantado, ya que la bebida igualmente aportaría longevidad y potencia sexual.

Historia

El Martini parece haber sido creado hacia 1910. Hay diversas teorías sobre su nombre. Unos dicen que podría derivar del Sr. Martini, jefe de barra de la sala Knickerbocker Club de Nueva York en la primera década del siglo XX. Otra teoría lo relaciona con un Sr. Martínez, que pudo inventar el cóctel en un bar de Boston, a finales del siglo XIX. Pero la teoría más extendida y la más probable es que deriva directamente de la marca de vermú Martini & Rossi, que exportaban sus productos a Estados Unidos mucho antes de que el cóctel existiera, ya que Martini, como marca registrada, nació en el siglo XIX.

Existen numerosas anécdotas o leyendas relacionadas con el Martini. Cuando se derogó la Ley seca estadounidense, el recién elegido presidente Franklin Delano Roosevelt preparó un Martini seco en la Casa Blanca para oficializar el mandato;6 años después, en la Conferencia de Teherán de 1943, el mismo Roosevelt le preparó un Martini a Stalin, quien opinó que «enfría más el estómago que otra cosa», opinión desmentida por su sucesor, Nikita Kruschev, quien tras beberse uno especialmente fuerte dijo que era «la más letal de las armas estadounidenses. Son también varias las teorías y leyendas sobre las proporciones exactas del Martini. Se dice que el primer ministro británico Winston Churchill era conocido por preferir un Martini seco al que se «mostraba», sin añadir, el vermú. También se dice que Ernest Hemingway gustaba de una alta proporción de ginebra (15 a 1), en vez de la mezcla clásica (8 a 2).

Es también conocida la discusión sobre el modo de preparación del Martini, representada en la cultura popular en la figura de James Bond, el personaje del novelista inglés Ian Fleming, quien en todas sus películas, cuando pide su bebida favorita, añade: «agitado, no removido», lo que se denomina en rigor un "Bradford". .

Su popularidad es tal que ha dado nombre a la más universal copa para cóctel, de forma triangular, que se denomina copa de martini o de cóctel. Se trata de una bebida, a primera vista, sencilla, que ya cuenta con unos cien años de tradición. No se sabe a ciencia cierta quién lo inventó y, por lo mismo, giran leyendas urbanas en torno a su creación: que si es la evolución de un cóctel anteriormente llamado ‘Martinez’, que se servía en el Occidental Hotel de San Francisco alrededor de 1860; que si viene del propio pueblo de Martinez, a unos cuántos kilómetros acuáticos de la ciudad de San Francisco.

Durante la época de la prohibición gringa, el martini empezó a hacerse más famoso, cuando no podía venderse ni una gota de alcohol y la producción de ginebra equivalía a comprar algo ilegal en Tepito: peligro absoluto con la enorme diferencia de que sólo los más rudos ganaban.


Enlistamos las recetas más clásicas para que se vayan al old school y disfruten como los grandes.

Variedades de martines

  • El martini de granada de Oprah

Sí, la receta original de la famosa presentadora de televisión. Este martini es ideal para la época navideña, pero lo puedes disfrutar todo el año, ya que tiene ese balance perfecto entre dulce y ácido que otorga la granada. Sólo tienes que agitar los siguientes ingredientes en un agitador y verterlos sobre una copa martinera helada: 1 ½ tazas de jugo de granada 2 onzas de vodka con infusión cítrica 1 onza de Cointreau 1 taza de hielo Un chorrito de agua mineral 1 limón exprimido

  • Martini sabor pie de plátano

Sí, cómo lo oyes, desde food.com nos llega esta receta deliciosa que toma tres minutos preparar. Primero tienes que verter 2 onzas de vodka con infusión de vainilla en un agitador lleno hasta la mitad con hielo picado. Agita. Luego añade 1 onza de licor de plátano y 1 onza de Baileys. Dale vueltas al agitador y vierte el líquido sobre copas heladas. Te sorprenderá la explosión de sabor.

  • Martini de Limoncello

Esta receta combina el clásico digestivo italiano con la frescura del martini. Es sencillísimo: agita ½ onza de limoncello y 1 onza de vodka. Vierte y decora con una espiral de cáscara de limón. Cuidado, ¡es traicionero! (debido al alto contenido de azúcar del limoncello).

  • Martini de chocolate Godiva

Una receta totalmente pecaminosa. Tienes que mezclar los siguientes ingredientes en un agitador y después servirlos en una copa martinera con chocolate líquido sobre el borde: 1 ½ onzas de licor de chocolate Godiva 1 ½ onzas de Creme de Cacao ½ onzas de vodka con infusión de vainilla 2 ½ onzas de leche semidescremada

  • Martini francés

Sigue el proceso clásico de los martinis (vierte en agitador con hielo, sacude, sirve) con los siguientes ingredientes. Este martini te llevará a una tarde soleada en la terraza de algún café parisino. 2 onzas de vodka 1 onza de jugo de piña ¼ de onza de licor de frambuesa Chambord

  • Sake martini

El sake es una de las bebidas más de moda entre los maestros cocteleras del mundo. Esta receta cambia al vodka o ginebra por sake y te da un golpe de frescura. Primero tienes que mezclar partes iguales de sake y vino de ciruela (plum wine), una bebida tradicional china. Luego lo sirves en tus mejores copas martineras y listo… es sencillo, pero sorprendente. Si tienes muchísimos invitados, puedes mezclar dos botellas en una jarra grande y meterla al refrigerador antes de que comiencen a llegar.

  • Martini de Amarula

Amarula es una crema de licor proveniente de Sudáfrica que se ha abierto mercado en Europa y América. En esta receta tienes que combinar los siguientes ingredientes, servirlos en una copa martinera y coronar con polvo de chocolate. Esto es lo que contiene: 1 ½ onzas de crema de licor Amarula 1 ½ onzas de Fragelico ¾ de onza de vodka Así de sencillo y delicioso.

  • Martini bikini

Ideal para unas vacaciones en la playa. ¿Qué mejor que ver las olas ir y venir mientras te relajas en una terraza? ¿Instrucciones? ¡Para estas alturas ya debes de saberlas! Mezcla, agita, disfruta. Los ingredientes: 1 onza de ron con infusión de coco ¾ de onza de vodka 1 onza de jugo de piña 1 chorrito de granadina

  • Martini Dream Girl

Esta receta de la revista Cosmopolitan ofrece un giro al usar Bacardí Limón como su licor principal. Mezcla los siguientes ingredientes, sírvelos una copa coronada con un espiral de cáscara de limón y a disfrutar. 2 onzas de Bacardí Limón ½ onza de Cointreau ½ onza de jarabe de frambuesa 1 onza de jugo de limón

  • Martini Kissed Caramel

También de Cosmopolitan, una bebida dulce y deliciosa. Agita y sirve en un vaso decorado con rebanadas de manzana verde. 2 onzas de vodka Smirnoff, de preferencia el sabor Kissed Caramel 1 ½ onzas de jugo de manzana ¼ onzas de jugo de limón ¼ de onza de jarabe

Los martinis clásicos

Ahora, existen los legendarios que ya dejaron huella y que por más innovación siguen siendo los favoritos de muchos:

  • Cosmopolitan

Sus ingredientes son: 2 onzas de vodka, unas gotas de Triple Sec, jugo de lima, un poco de jugo de arándanos y hielo. Mezcla todos los ingredientes y sírvelo en una copa de martini.

  • Martini Dulce

Se prepara con 2 onzas de ginebra, 1 onza de vermouth dulce y una cereza marrasquino. Mezcla todo, luego pásalo por el colador, vierte en una copa martini y decora con una cereza.

  • Ginger Martini

Se elabora mezclando 4 onzas de Martini Rosso, 6 onzas de Ginger Ale, una rodaja de naranja y hielo. Cuando hayas mezclado todos los ingredientes y servido, toma la rodaja de naranja exprímela levemente dentro del vaso y déjala dentro de la copa.

  • Citrus Martini

Mezcla 4 onzas de Martini Bianco y 6 onzas de Schweppes Citrus. Luego sírvelo en una copa martini y decórala con una rodaja de limón.

  • Dry Martini

Se elabora con 3/4 de onzas de ginebra seca, 1/4 de onzas de vermut seco, limón y aceitunas. Mezcla todo el contenido y al servirlo exprímele unas gotas de limón. Por último decora la copa con una aceituna.

  • Martini Rosso

Solo necesitas Martini Rosso, hielo y una rodaja de naranja. Después mézclalo todo junto y sírvelo en una copa martini.

  • Martini Bianco Lima Limón

Prepáralo con 4/10 onzas de Martini Bianco, 6/10 onzas de refresco lima limón y una rodaja de limón. Mezcla los ingredientes, sirve en una copa martini y pon el trozo de naranja en el fondo de ella.

  • Martini Tonic

La preparación es muy fácil: mezcla 4/10 onzas de Martini Rosso y 6/10 onzas de Schweppes Tonic. Después sirve en un vaso decorado con una rodaja de limón

Clásico

El martini más clásico y derecho (sin hielo) se prepara con 55 ml de ginebra y 15 ml de Vermouth seco, lo único que tienes que hacer es colocar ambos ingredientes en un mezclador lleno de hielos, agitar y colar en un vaso coctelero o copa martinera. La guarnición puede ser una cáscara de limón a la que le exprimas el jugo en el trago o una aceituna.

Fuentes