Saltar a: navegación, buscar

Miguel Maceo

(Redirigido desde «Miguel Maceo Grajales»)
Miguel Maceo Grajales
Información sobre la plantilla
NombreMiguel Maceo Grajales
Nacimiento16 de septiembre de 1852
cuartón de Majaguabo,
villa El Manzano, municipio San Luis,
provincia Santiago de Cuba,
isla de Cuba,
Imperio español Bandera de España
Fallecimiento18 de abril de 1874 (21 años).
Plátano Morado,
Najasa,
provincia Camagüey,
isla de Cuba,
Imperio español Bandera de España
Causa de la muerteherido mortalmente en combate durante el ataque de Cascorro.
Nacionalidadcubana
PadresMarcos Maceo y Mariana Grajales

Miguel Maceo Grajales (Santiago de Cuba, 16 de septiembrede 1852 - ibídem, 18 de abril de 1874) fue un militar cubano. Cuarto hermano de Antonio Maceo, era hijo de Marcos Maceo y Mariana Grajales. Por su valentía y arrojo en la guerra, se ganó el mérito de ser reconocido por los demás, como uno de los más valientes de la familia. Cuando aún no rebasaba la adolescencia, su nombre fue incluido en la lista de miembros de esta familia condenados a muerte en 1869 por el conde de Valmaseda.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Miguel Maceo Grajales, sexto hijo del matrimonio de Mariana y Marcos, nació el 16 de septiembrede 1852, según consta en su partida bautismal asentada en el libro 5, folio 346, n.º 667 de la iglesia de San Nicolás de Morón, donde se registraban los nacimientos en el cuartón de Majaguabo.

La educación recibida en el hogar, donde imperaban firmes principios éticos y patrióticos, permitió a este adolescente de 16 años marchar a la manigua redentora pocos días después de la clarinada de Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio Demajagua.

Trayectoria revolucionaria

Excelente jinete y magnífico tirador, enseñanzas del padre, Miguel Maceo participó en numerosas acciones combativas en las que da muestras de su valentía y temeridad. Regiones como El Cobre, Arroyito, Ti Arriba, Sabana la Burra, fueron testigos de su quehacer militar en los primeros momentos de la contienda, su nombre temido por los españoles estuvo incluido en la lista de miembros de esta estirpe condenados a muerte en 1869 por el Conde de Balmaceda, cuando aún no rebasaba la adolescencia.

Igualmente fue meritoria su participación en Nuevo Mundo 12 de diciembre de 1870, donde cayó su hermano Julio, a quien también los historiadores deben un homenaje póstumo.

Los montes y montañas guantanameros fueron testigos de su bravura en la Indiana, Monte Líbano y otros. En esta zona ocurrió la anécdota narrada por el general Antonio Maceo a su jefe de Estado Mayor José Miró Argenter durante la Guerra del 95. Recordó, quien tenía a José y Miguel como los más valientes de la familia, que en una ocasión retados por Policarpo Pineda (Rustán), salieron junto a Rafael, otro bravo, a ver cuál era el más valiente y regresaron heridos los cuatro luego de destrozar una sección de las escuadras de Santa Catalina de Guantánamo. Con ellos traían varios prisioneros y un convoy.

En junio de 1872 combatió en Rejondón de Báguanos, venció en Imías ese mismo año, herido en Santa Fe y El Peladero, héroe en la acción de Santa María de Ocujal en 1873, en que bajo la dirección de Calixto García y Antonio Maceo fue aniquilada la columna española dirigida por el coronel Ángel Gómez Diegues (El Chato), quien murió poco después a consecuencia de las heridas recibidas. Tan solo 48 horas después volvió a destacarse Miguel Maceo en Cuatro Caminos de Chaparra, esta vez frente al coronel Federico Esponda.

También participó en el intento invasor a Las Villas y se batió brillantemente en La Sacra, Palo Seco, El Naranjo, Mojacasabe, Las Guásimas y San Miguel de Nuevitas.

Muerte

Su espíritu temerario lo hacia desafiar el peligro, así el 18 de abril de 1874 durante el asalto a Cascorro, cayó mortalmente herido el gran soldado oriental.

Acerca de su muerte existen aún algunas imprecisiones. Máximo Gómez en su diario de campaña, aunque refiere que hubo algunas bajas, sólo anotó la muerte del teniente coronel Martín Castillo.

Fernando Figueredo, en su libro La Revolución de Yara, planteó que su deceso se produjo varios días después en un hospital de sangre, versión sostenida por Jorge Juárez Cano historiador de Camagüey, quien añade que fue conducido a un sitio conocido como Plátano Morado (en Najasa), donde fue atendido por Teófilo Borrero, hasta que falleció días después.

El historiador y periodista Joel Mourlot, asegura que murió a los cuatro días de tétanos.

Todo esto contradice los planteamientos de José Luciano Franco, que en su obra Antonio Maceo, apuntes para una historia de su vida señala que Miguel Maceo Grajales fue acribillado durante el asalto al fuerte de Cascorro, razón que invita a continuar hurgando acerca de este héroe que ofrendo su vida a los 21 años, cuando ostentaba el grado de teniente coronel y llevaba en su cuerpo varias cicatrices que resultan estrellas en su extensa hoja de servicios, escrita durante cinco años y medio por este joven exponente de la entrega y abnegación de la juventud cubana.

Fuentes

  • «Iré a Santiago», artículo publicado en el sitio web Cultura Santiago.
  • Dirección provincial de Cultura, Santiago de Cuba
  • Archivos del Centro de Informacion del Centro de Estudios Antonio Maceo Grajales. Santiago de Cuba, 2011.