Saltar a: navegación, buscar

Moros y cristianos

Moros y cristianos
Información sobre la plantilla
Arroz congri.jpg
Descripción de la receta
Arroz con frijoles.
Género
Guarnición
Ingredientes
Frijoles negros, arroz, carne de cerdo, ají, ajo y otros condimentos.


Moros y cristianos. También nombrados los moros, el moro o el arroz moro e incorrectamente llamado congrí. Es un plato típico de la gastronomía cubana reconocido mundialmente. Se encuentra presente en el Caribe y Brasil.

Es una joya gastronómica la de esta mezcla de arroz con frijoles negros (a diferencia del congrí que se emplea frijoles colorados), saboreada por unas cuantas generaciones de cubanos, donde se combinan sabiamente dos Proteínas de origen vegetal.

Historia

En Cuba el arroz es considerado un plato cotidiano en casi todos los hogares. Desde nuestra formación de colonia hasta república este plato ha ido pasando por varios estados hasta concretarse como una identidad nacional. Entre ellos están el arroz con pollo, el arroz con carne de puerco (cerdo), el arroz con pescado o mariscos (además de la paella), el arroz congrí y, los moros y cristianos. Siendo estos últimos los que aparecen en nuestra identidad nacional, aunque existan recetas categorizadas como cubanas

Moros y Cristianos

Lo de los moros y cristianos, es la alusión sencilla al periodo de la dominación árabe o mozárabe en España, es decir a los moros (negros o árabes) y los cristianos (blancos y rubios). Pues es de facto que el arroz lo introdujeron en España precisamente los árabes después de una estancia en el Medio Oriente de esta gramínea de original de Asia.

El congrí, es decir el arroz con frijoles colorados, cuyo nombre se asume que se incorporó de una declinación y mezcla del francés y el africano, con origen en los esclavos, primeramente introducidos en Santo Domingo (La Española) y después de 1516 en Cuba. Este nombre hace referencia a: cong, vocablo africano para designar a los frijoles; y riz como el francés para el arroz.

Ingredientes

Ingredientes para 8 raciones.

Modo de Preparación

Lave los frijoles y remójelos en el agua con 1 ají desde la noche anterior o por lo menos un par de horas antes. Cocine los frijoles en la misma agua del remojo hasta que ablanden. Cuele los frijoles y separe 3 tazas del agua de los frijoles.

Corte la masa de puerco en trocitos y sofríala hasta que suelte la grasa. Si fuera necesario, añádale 1 o 2 cucharadas de manteca hasta tener 4 cucharadas de grasa y sofría en ella cebolla, ajo, y ají picaditos y molidos. Añada los frijoles, las 3 tazas de agua de los frijoles, la sal, y el orégano y el comino, tostados y machacados en el mortero.

Cuando empiece a hervir, añada el arroz lavado y ligeramente sofrito con la mitad de los chicharrones de empella de puerco. Déjelo a fuego mediano tapado hasta que se ablande.

Al momento de servirlo, añádale el resto de los chicharrones fritos y la grasa que suelten al freirse.

Véase también

Fuente