Saltar a: navegación, buscar

Movimiento artístico

Movimiento artístico
Información sobre la plantilla
CUBISMO PRESENTACION.jpg
Concepto:Totalidad de medios y recursos caracterizados por cierta estabilidad, unidad temática y analogía en el tratamiento, que se traduce en una manera artística específica y encuentra expresión directa en las obras de arte. El estilo es siempre condicionado por la época y el método creativo.

Movimiento artístico. Totalidad de medios y recursos caracterizados por cierta estabilidad, unidad temática y analogía en el tratamiento, que se traduce en una manera artística específica y encuentra expresión directa en las obras de arte. El estilo es siempre condicionado por la época y el método creativo. El concepto de estilo es sumamente vasto: puede significar el estilo de tal o cual época, y en este caso se denominará método creativo dominante. También puede designar cierta esfera del arte (por ejemplo, rasgos estilísticos de determinada tendencia en el arte) o reducirse a las características peculiares de la obra de algún artista.

Movimientos artísticos y el estilo personal

Cada período de la historia del arte ha tenido su propia forma de expresión. La variedad de formas expresivas ha dado lugar a la aparición de los movimientos artísticos. Los movimientos no están sólo determinados por las condiciones sociales o históricas concretas, están además condicionados por las relaciones que en cuanto a características estéticas, formales, conceptuales, genéricas y temáticas guardan las producciones que lo determinan. De esta forma toda producción artística de un período evidencia en sí, los vínculos intrínsecos del movimiento.

A la forma única e inconfundible de un artista crear se le denomina estilo. El estilo está condicionado por lo particular que todo creador vierte en su obra. Cuando un artista se dispone a crear, su obra es el recinto donde aloja todo lo que como ser social o artista ha aprendido. De esta forma, su creación artística es el reflejo de la presión que el medio ha ejercido sobre él, es el compendio desde donde emanan lo psicológico, lo social, el rigor técnico, los nuevos procederes o técnicas, etc. El estilo es lo que hace inconfundible las obras de los pintores, escultores o arquitectos, es el índice que no nos permite mezclar autores y obras de modo arbitrario. Podemos llegar a reconocer los estilos personales, mediante estudios exhaustivos en las obras de arte, tratando de encontrar en los nexos de entre las creaciones artísticas, los movimientos artísticos que la engendraron y la subjetividad de su creador.

No sólo el estilo es un elemento importante a considerar dentro del análisis de la obra plástica; es también cardinal, el saber determinar que actitud hace implícita el artista para transmitirnos el mensaje.

Las actitudes expresan el interés que ha perseguido el artista, son el medio idóneo que usan los creadores para transmitirnos con fuerza única su mensaje, haciéndonos cautivos de su creación. Los tipos de actitudes más comúnmente empleadas por los artistas han sido: la pasional, la sensual e intelectual.

Actitud pasional

Para muchos artistas el interés por conmover o por emocionar es un rasgo manifiesto; el español Francisco de Goya, el alemán Edward Munch o el francés Eugene Delacroix nos lo han evidenciado en sus creaciones. Esto es lo que se ha dado en llamar actitud pasional.

Actitud sensual

En muchos artistas el móvil de su creación es el deseo de lograr una pieza que agrade a los sentidos, que recree la vista y estimule las sensaciones, este tipo de actitud es conocida como sensual. Las obras de Amelia Peláez o La Maja Desnuda de Goya, hacen manifiesto este peculiar tipo de actitud.

Actitud intelectual

Por su parte la actitud intelectual está condicionada por el interés del artista para hacer de su obra un conjunto de sólida estructura interna; donde cada parte se relaciona con el resto mediante una organización racional. Este tipo de actitud se manifiesta en las abstracciones neoplásticas de Piet Mondrian, en las composiciones cubistas de Picasso o en las producciones del arte conceptual del siglo XX.

Las actitudes se presentan rara vez de modo puro, pues el ser humano es un híbrido de múltiples connotaciones psicológicas y como tal se exterioriza en sus creaciones. Determinar que tipo de actitud es la más importante en una obra; así como saber establecer qué elemento o elementos la manifiestan; es un paso importantísimo en el análisis visual.

Fuentes