Saltar a: navegación, buscar

Operación Market Garden

Operación Market Garden
Información sobre la plantilla
Operacion Market Garden.jpg
Durante la invasión de Sicilia, un buque de carga americano es golpeado por una bomba de un avión alemán y su carga de municiones explota, julio de 1943.
Fecha:17 al 25 de septiembre de 1944
Lugar:Países Bajos
Descripción:
Operación militar de las Fuerzas Aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, involucrando a 100.000 soldados del Reino Unido. Fue la mayor operación aerotransportada aliada, cuyo objetivo táctico era capturar una serie de puentes sobre los principales ríos de los Países Bajos, bajo ocupación alemana nazi. La Operación fue también el mayor fracaso militar de los Aliados en la contienda con Alemania.
Resultado:
Se planeaba ocupar los puentes con fuerzas aerotransportadas combinadas con unidades blindadas terrestres. Una vez ocupados estos puentes, se crearía un corredor a través del cual las fuerzas aliadas podrían cruzar el río Rin, la última barrera natural antes de entrar en Alemania. El alcance de la Operación Market Garden la hace comparable con el desembarco de Normandía. La Operación estaba planeada para dar el golpe definitivo a Alemania que pusiera fin a la guerra en 1944.
Consecuencias:
Los Aliados consiguieron tomar exitosamente los primeros puentes, pero el resultado global de la Operación fue un rotundo fracaso, al no poder ocupar el puente final en Arnhem. La contraofensiva alemana destruyó la 1ª División Aerotransportada británica, además de causar más bajas a los Aliados que las que tuvieron durante la invasión de Normandía. La derrota aliada es considerada la última de las grandes victorias tácticas del Tercer Reich en la campaña occidental y alargó la guerra en Europa casi un año más.
País(es) involucrado(s)
Bandera de Alemania Nazi Alemania NaziBandera del Reino Unido Reino UnidoBandera de los Estados Unidos de América Estados UnidosBandera de Canadá Canadá Resistencia holandesa,Bandera de Polonia Polonia
Líderes:
Comandantes
Ejecutores o responsables del hecho:
Bandera del Reino Unido Reino UnidoBandera de los Estados Unidos de América Estados UnidosBandera de Canadá CanadáBandera de Polonia Polonia Resistencia holandesa


Operación Market Garden:Operación militar de las Fuerzas Aliadas durante laSegunda Guerra Mundial. Fue la mayor operación aerotransportada aliada, cuyo objetivo táctico era capturar una serie de puentes sobre los principales ríos de los Países Bajos bajo ocupación alemana. La operación fue también el mayor fracaso militar de los aliados en la contienda con Alemania.

Desarrollo de la Operación

Resumen de los hechos

La ocupación se planeaba hacer con fuerzas aerotransportadas combinadas con unidades blindadas terrestres. Una vez ocupados estos puentes, se crearía un corredor a través del cual las fuerzas aliadas podrían cruzar el río Rin, la última barrera natural antes de entrar en Alemania. El alcance de la Operación Market Garden la hace comparable con el desembarco de Normandía. La Operación estaba planeada para dar un golpe definitivo a Alemania, que pusiera fin a la guerra en 1944.

Los aliados consiguieron capturar exitosamente los primeros puentes, pero el resultado global de la Operación fue un rotundo fracaso, al no poder ocupar el puente final en Arnhem. La contraofensiva alemana destruyó la 1ª División Aerotransportada Británica, además de causar más bajas en los aliados que las que tuvieron durante la invasión de Normandía. La derrota aliada es considerada la última de las grandes victorias tácticas del Tercer Reich en la campaña occidental y alargó la guerra en Europa casi un año más.

El ejército alemán sufrió cuantiosas pérdidas durante el desembarco de Normandía y las batallas que le siguieron. En dos meses, las tropas alemanas en Francia tuvieron más de veinte mil muertos, casi doscientos mil desaparecidos o capturados y casi setenta mil heridos, viendo sus fuerzas de infantería reducidas a menos de la mitad. Las fuerzas supervivientes se retiraron a través de los Países Bajos y el este francés, pretendiendo alcanzar la frontera alemana a finales de agosto de 1944. A lo largo de 630 km de esta frontera se encontraba trazada una línea defensiva llamada Muro del Oeste. Las tropas alemanas suponían que estarían a salvo una vez consiguieran atravesar la Línea Sigfrido.

Durante la retirada, los alemanes trataban de reorganizarse sobre la marcha, pensando que el enemigo los perseguía de cerca. Atravesar Francia no era fácil, pues los partisanos franceses hacían lo posible por dificultar la huida alemana, con estrategias que iban desde tender un cable en la carretera para derribar soldados, o llenar la vía con clavos, hasta emboscadas organizadas donde soldados alemanes eran capturados o muertos. Adicionalmente, las tropas alemanas tenían dificultades para conseguir alimentos en Francia. La retirada a través de los Países Bajos fue menos difícil. La población era allí menos hostil y las tropas avanzaban más rápido.

Avance hacia Francia

En el centro de Francia, el ejército estadounidense se aproximaba a Alemania en dos frentes: uno, el 12° grupo de ejércitos estadounidense, bajo el mando del general Omar N. Bradley, que se aproximaba a la frontera alemana cerca de Aquisgrán; y otro, en el 6º grupo de ejércitos, comandado por el general Jacob Devers, que avanzaba desde la costa sur francesa. Al norte, el 21º grupo de ejércitos británico, bajo el mando del Mariscal de Campo Montgomery, avanzaba en un frente que iba desde Amberes hasta la frontera norte de Bélgica.

Aunque los alemanes pensaban que su enemigo acortaba distancias en la persecución por el norte, en realidad la situación era otra por cuestiones de organización en el ejército aliado, ya que los eventos no habían transcurrido como los aliados planearon. El General Dwight Eisenhower, Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas, esperaba que los alemanes se defenderían en cada accidente natural que encontraran en su retirada a través de Francia. El estimado de los aliados era que tardarían once meses, contados a partir del día día, en alcanzar la frontera alemana. Sin embargo, su previsión se desmoronó cuando se vieron adelantados siete meses en sus planes, ya que, el 4 de septiembre de 1944 se encontraban ya en Amberes.

Este avance inesperado acarreó problemas de suministro, ya que no habían planeado un suministro de víveres, municiones y gasolina para un avance tan veloz. Los tanques y transportes necesitaban 3,5 millones de litros de gasolina diariamente, los cuales no llegaban a su destino con rapidez.

Avance hacia Alemania

Para proseguir su avance hacia Alemania como habían planeado, los aliados tuvieron entonces que elegir entre buscar una solución a sus problemas de logística, despejando el acceso por canales hacia Amberes; o buscar una estrategia para destruir al ejército alemán, que ellos suponían se encontraba maltrecho y desmoralizado, abriendo así un corredor de acceso al Reich para las tropas aliadas. Entusiasmados por las recientes victorias, muchos comandantes aliados se pronunciaron por perseguir al ejército alemán en retirada, alegando que ellos podrían finalizar la guerra, si se les dieran las provisiones adecuadas. Cada quien a su manera, tanto Bradley como George Patton y Montgomery favorecían la idea de dar un golpe único y decisivo que cruzara el Rin y aplastara al ejército alemán; mientras que Eisenhower prefería un avance lento pero más amplio, siguiendo los planes trazados antes del desembarco de Normandía.

Montgomery fijó la fecha para ejecutar la Operación Market Garden para el domingo 17 de septiembre de 1944. La parte aerotransportada del plan fue concretada por un equipo de 27 oficiales, encabezado por el teniente general Lewis Brereton, reunido en su cuartel en Sunninghill Park, cerca de Londres, el 10 de septiembre de 1944.

Brereton y su equipo tenían solo una semana para planear los detalles de una operación aerotransportada mayor que cualquier otra de la historia. El equipo comenzó los trabajos con la confianza de que en el pasado habían planeado numerosas operaciones (incluida la Operación Cometa) que, aunque menores, proveían de una base sólida para comenzar. Lewis Brereton tenía una gran experiencia en operaciones aéreas, aunque no había participado antes en una operación de paracaidismo. Su asignación anterior había sido comandar al 9° Ejército de las Fuerzas Aéreas del Ejército.

Horrocks esperaba que entrando a los Países Bajos, podría llegar a Eindhoven en dos o tres horas. El posterior trayecto desde Eindhoven hasta Arnhem, significaba que las tropas y los tanques de Horrocks tendrían que recorrer 103 kilómetros en tres o cuatro días, sobre la autopista 69. Se esperaba que veinte mil vehículos aliados transitaran hasta Arnhem en sesenta horas, convirtiendo a la autopista 69 en una vía de un solo sentido.

Para que Horrocks tuviera éxito, era esencial que los paracaidistas capturaran y conservaran intactos todos los puentes que había en el trayecto. En caso de que los alemanes reaccionaran rápidamente y destruyeran los puentes, los ingenieros militares tendrían que construir puentes provisionales para permitir que el Cuerpo XXX continuara su carrera hacia Arnhem. Para esto, Garden fue provisto de 9.000 ingenieros militares. En la noche del 16 y la madrugada del 17 de septiembre de 1944, los aliados enviaron 1.400 bombarderos para diezmar las defensas antiaéreas que los alemanes tenían en las zonas donde iba a ocurrir el asalto horas después.

A las 9.45 de la mañana del 17, durante dos horas y cuarto, salieron de Inglaterra 1.545 transportes aéreos motorizados C-47, remolcando 478 planeadores, protegidos por 1.131 cazas y bombarderos Spitfire, Thunderbolt, Typhoon, Mustang y otros. La enorme flota formaba una "alfombra" de 16 km de ancho y 150 km de longitud.

Inicialmente, el ejército alemán estaba confundido, ya que el ataque los había tomado por sorpresa, las dimensiones de las fuerzas aliadas eran impresionantes y no había claridad en cuanto a los objetivos de los aliados. Había reportes de combates por doquier y sin relación aparente entre sí. Para aumentar la confusión, la Real Fuerza Aérea Británica había dejado caer muñecos paracaidistas en la zona cercana a Utrecht, con el propósito de desviar tropas alemanas. También había rumores de que los aliados habían hecho otros saltos en Varsovia (Polonia) que resultaron ser falsos.

Los alemanes reaccionaron entonces improvisando sin entender cuál era el alcance del asalto aliado. Sepp Krafft, Capitán de las SS, estaba realizando ejercicios con el 16° Batallón de Entrenamientos y Reemplazos en un área próxima a las zonas de asalto cercanas a Arnhem. Cuando los paracaidistas aliados comenzaron a aterrizar, Krafft organizó la resistencia con las fuerzas que tenía disponibles y consiguió bloquear los dos accesos principales a Arnhem, impidiendo así el acceso a dos de los tres batallones británicos en la zona. Esta acción dio tiempo para que, entre las 20:00 y las 23:59, el SS Kampfgruppe Spindler llegara para reforzar la resistencia alemana. Spindler se apostó a la entrada de Arnhem, lo cual facilitó el repliegue de Krafft.

Al sur, en Vught, el Coronel General de la Luftwaffe Kurt Student vio pasar a los aliados por encima de su cuartel. Su primera reacción fue de admiración hacia una fuerza aerotransportada mayor que las que él había encabezado como comandante de los Fallschirmjäger. Esa tarde, un planeador Waco aliado fue derribado cerca de donde estaba Student. El planeador contenía varias órdenes escritas sobre el plan Market.

Por la mañana, sesenta tanques Tiger alemanes llegaron a manos de Model, listos para entrar en combate. Al sur de Veghel hubo un nuevo intento alemán por tomar la autopista. El intento fue exitoso y las tropas se prepararon para resistir toda la noche. Los aliados no tenían claro si este ataque representaba una amenaza seria pero de cualquier modo se decidió montar un nuevo frente en Nimega.

En Arnhem se hizo un nuevo intento por reforzar a la 1ª División con soldados que atravesaran el Rin. Dos Compañías del 4° Batallón del Regimiento de Dorsetshire, apodados Dorsets, consiguieron atravesar el río, pero llegaron a la otra orilla justo entre dos posiciones alemanas. De los 315 soldados que atravesaron el río, solamente 75 consiguieron llegar a Oosterbeek y el resto fue capturado. Urquhart se encontraba en una posición desesperada, pues ahora sus tropas eran superadas en proporción de cuatro a uno. Con las escasas provisiones y armamentos que tenían, los Diablos Rojos creían que era sólo cuestión de tiempo que los alemanes ocuparan el Caldero por completo.

Horrocks se había resistido a pensar en ordenar la retirada, pues creía que después de tanto trabajo para llevar al Cuerpo XXX tan cerca de Arnhem, lo cual parecía casi imposible, sólo era cuestión de un golpe final para conquistar el norte del Rin. Sin embargo, ante el nuevo fracaso por cruzar el río, accedió a la propuesta del General Browning para acordar un plan de retirada.

Consecuencias

Los objetivos de la Operación Market Garden no fueron cumplidos. Los aliados fracasaron en retener una cabeza de puente sobre el río Rin; no lograron rodear la Línea Sigfrido, ni estaban en condiciones de intentar un avance por el Ruhr. Nimega, Oosterbeek y Arnhem fueron devastadas, y los ejércitos de ambos bandos quedaron exhaustos y diezmados. Market Garden es considerada una victoria táctica de Alemania y la mayor catástrofe que las fuerzas estadounidenses y británicas habían recibido. Optimista, Montgomery consideró que, de cualquier modo, la Operación fue 90% exitosa ya que se habían cumplido todos sus objetivos excepto capturar el puente de Arnhem y ahora el frente aliado contaba con una cabeza de puente en Nimega. El historiador estadounidense John Warren, considerando que el resto no valía nada sin Arnhem, dijo que los aliados habían conseguido "un corredor de 80 kilómetros que no lleva a ningún lado".

Véase también

Bibliografía

  • Ryan, Cornelius: Un puente lejano. Barcelona: Plaza & Janés, 1978.

En inglés

  • Clark, Lloyd: Arnhem: operation Market Garden, September 1944. Sutton Publishing, 2003.
  • Kershaw, Robert J. It never snows in September. The German view of Market-Garden and the battle of Arnhem. Surrey (Inglaterra): Ian Allan Publishing, 1994.
  • MacDonald, Charles Brown: The Siegfried line Campaign. The US army in World War 2. Center of Military History, US Army, 1982.
  • Ryan, Cornelius: A bridge too far. The classic history of the greatest battle of World War II. Nueva York: Simon & Schuster, 1974.
  • Keegan, John:. Six armies in Normandy. Penguin (non-classics), 1994.

En alemán

  • Haupt, Werner: Rückzug im Westen 1944: Von d. Invasion zur Ardennen-Offensive. Motorbuch-Verlag, 1978.
  • Kühn, Volkmar: Deutsche Fallschirmjäger im Zweiten Weltkrieg: (grüne Teufel im Sprungeinsatz u. Erdkampf 1939-1945). Motorbuch-Verlag, 1974.
  • Tieke, Wilhelm: Im Feuersturm Letzter Kriegsjahre. II SS-Panzerkorps mit 9 und 10SS Division Hohenstaufen und Frundsberg. Munin-Verlag, 1975.