Saltar a: navegación, buscar

Parque Nacional de Kafka

Parque Nacional de Krka
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Parque)
Parque Nacional de KRKA.jpg
Una visita al Parque Nacional del Krka es algo único para disfrutar durante una visita a Croacia.
Descripción
Tipo:Parque
Localización:Bandera de Croacia Croacia
Datos de su construcción
Inicio:1985

Parque Nacional de KRKA. Se localiza en la región de Sibenik-Knin y abarca el curso del río Krka.

Ubicación

El área de la cuenca y el curso del río Krka que se extiende por unos 109 km2, fue declarado Parque Nacional en 1985. El Parque se localiza en la región de Sibenik-Knin y abarca el curso del río Krka, de unos 2 km de longitud, y el curso inferior del río Cikola.

Característica

El fenómeno principal del Parque Nacional de Krka es el travertino, una especie de piedra caliza que se produce en las aguas cársticas cuando se disuelve y sedimenta la cal del agua con la ayuda de los microorganismos, las algas y el musgo. Este elemento geológico forma bellos paisajes de riachuelos que desaparecen y reaparecen, de saltos de aguas y cascadas formando lagos.

En el área del Parque Nacional de Krka existe vida animal y vegetal muy variada. Se han documentado 1.022 especies y subespecies vegetales. En las partes lacustres y pantanosas viven numerosas especies de anfibios, en los terrenos más pedregosos habitan reptiles, y en el río hay especies de peces endémicas.

El paseo es algo maravilloso y se hace muy corto. El parque está lleno de vida. Hay una gran cantidad de tipos de peces, aves y mamíferos. No es raro ver muciélagos o entre las aves, halcones peregrinos, águilas pescadoras e incluso águilas reales, por lo que el Parque tiene interés si eres aficionados al avistamiento de rapaces.

Monumentos

En el Parque se puede observar la huella que los humanos han dejado a lo largo de la historia. Este alberga los restos del campamento militar romano Burnum y los restos de las fortalezas croatas del siglo XIV: Trosenj, Necven, Bogocin, Kamicak, Kljucica. La fortaleza de Kljucica, por sus dimensiones y su buen estado de conservación, es una de las más importantes. También hay construcciones religiosas como la Iglesia Franciscana de Nuestra Señora de Visovac, el Monasterio de la Madre de Dios de la Misericordia ubicada en el islote de Visovac y el Monasterio de Krka. Los molinos repartidos por el área del Parque datan del siglo XIX y tienen una gran importancia cultural e histórica como testigos de la actividad constructora en el ámbito rural y como monumentos etnográficos.

Skradinski Buk

Uno de los lugares más visitados del Parque es Skradinski Buk o la cascada de Skradin, la más grande del Parque Nacional y la única donde está permitido el baño. Está formada por barreras de travertino, varios islotes y lagos que se visitan a través de una red de senderos y pasarelas de madera. Aquí se localizan los restos de la antigua central hidroeléctrica que se puso en funcionamiento solo dos días después de la inauguración de la hidroeléctrica de las cataratas del Niágara, construida gracias al desarrollo de Nikola Tesla. En Sibenik se introdujo la electricidad antes que en muchas ciudades europeas.

Desde la entrada de Lozovac (ver mapa) se puede acceder a Skradinski Buk caminando unos 10 min a través de un sendero. Desde el pueblo de Skradin también se puede llegar caminando o en bici a través de un camino de unos 4 km o tomando un barquito cuyo precio está incluido en la entrada.

Roski slap

La cascada de Rog, parte de la barrera travertina está formada por una serie de pequeñas cascadas conocidas como “collares”. El cañón se va extendiendo adquiriendo forma de embudo en el lugar donde las aguas del río Krka caen sobre el lago de Visovac desde una altura de unos 15 metros, toda una belleza natural. A Roski slap se puede llegar por carretera desde Drnis, Knin y Skradin o haciendo una excursión en barco organizada por el Parque desde Skradinski Buk.

Visovac

Un impresionante paisaje de un islote en mitad de un lago que alberga el Monasterio Franciscano de Nuestra Señora de la Misericordia y la Iglesia de Nuestra Señora de Visovac que datan de 1445. El monasterio posee un importante valor cultural por la cantidad de libros y manuscritos, por su colección arqueológica, colección de vestimenta religiosa y vajillas antiguas. Se organizan visitas en barco desde Skradinski Buk, Stinice y Remetic. Las excursiones incluyen la visita del islote, el monasterio, iglesia y museo.

El Monasterio de Krka

A orillas del río Krka, a unos 4 km de la Kistanje, se localiza este monasterio cuya construcción original data del año 1402. Junto al monasterio se encuentra la iglesia de estilo bizantino y bajo esta, antiguas catacumbas romanas abiertas a los visitantes. El monasterio alberga objetos artesanales, libros y manuscritos de valor histórico. El Monasterio de Krka se puede visitar de abril a octubre contratando la excursión en barco desde Roski slap cuyo trayecto dura 2 horas y media, o se puede acceder por carretera.

Localidad arqueológica de Burnum

Se trata de un campamento construido entre la edad antigua y moderna para vigilar el curso del río de Krka. Los visitantes pueden ver los arcos del cuartel, un anfiteatro militar y muros del del campo de entrenamiento militar. Las excavaciones arqueológicas tales como armas, herramientas y otros utensilios están expuestas en la colección arqueológica de Burnum, en el Ecocampus Puljane.

Junto a la localidad arqueológica de Burnum se sitúa la cascada de Manojlovac, considerada por algunos como la más bonita del río Krka. La cascada está formada por una serie de barreras travertinas a unos 32,2 metros de altura, la caída del agua envuelve el entorno con un fino velo humedeciendo la frondosa vegetación que la rodea. La visita debe de realizar en la época de mayor caudal puesto que en los meses de caudal más bajo el agua se redirecciona a la central hidroeléctrica de Milijacka.

Una ruta de senderismo de unos 8,5 km que recorre bellos paisajes del parque, con paneles informativos sobre la flora y la fauna, los fenómenos geológicos y los lugares culturales e históricos que se van encontrando a lo largo de la ruta. La cueva que se localiza en Ozidana pecina posee un valor natural y cultural excepcional, hay investigaciones arqueológicas que demuestran la presencia del hombre desde el año 5000 hasta el 1500 antes de Cristo. En la cueva se ha expuesto una exposición arqueológica para el visitant

Fuente