Saltar a: navegación, buscar

Nikola Tesla

Nikola Tesla
Información sobre la plantilla
Nikolatesla.jpg
Uno de los grandes inventores que impulsaron el desarrollo de la electricidad.
Nacimiento1856
Bandera de Croacia Croacia
Fallecimiento7 de enero de 1943
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Nikola Tesla. Fue un físico croata. Temporal colaborador de Edison y uno de los grandes inventores que impulsaron el desarrollo de la electricidad desde finales del siglo XIX.

Síntesis biográfica

Nació en 1856, en el seno de una familia serbia que vivía en una ciudad croata del sur del Imperio Austro-Húngaro. Su padre abandonó la carrera militar para convertirse en sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia. Si bien su madre no recibió educación formal alguna, era brillante y tenía una memoria excepcional. Tesla siempre decía que su madre era la fuente de sus capacidades intelectuales.

Trayectoria laboral

Su materia favorita en la escuela era Matemáticas. Si le daban a resolver un problema, no necesitaba de un pizarrón o una hoja de papel. Tesla tenía la extraordinaria capacidad de registrar en su mente todos los pasos necesarios para solucionar el problema, como si él mismo lo hubiese inventado. Esta habilidad para resolver problemas matemáticos y visualizar diseños de ingeniería le fue de gran utilidad en distintas etapas de su vida. Nikola tenía una memoria prodigiosa y era un ávido lector.

También aprendió varios idiomas. Esto le permitió acceder a textos escritos en diversas lenguas. Desde su más temprana edad, Tesla armaba complejos dispositivos mecánicos con cualquier material que tuviera disponible. Durante su juventud se dedicó tanto al estudio que su familia temió por su salud. Su padre advirtió que la ingeniería, disciplina que requiere años de intensos estudios, y a la cual aspiraba Nikola, podía comprometer su bienestar físico y mental. Intentó convencerlo, entonces, de que tomara los hábitos religiosos. A lo largo de su carrera Tesla padeció diversas enfermedades generadas por su extremada dedicación al trabajo.

A pesar de su debilidad física y de haber contraído malaria, Nikola completó exitosamente en tres años la carrera de ingeniero (que normalmente demandaba cuatro años), en el Alto Gimnasio Real de Croacia. Fue durante este período que Tesla decidió dedicar su vida a la experimentación eléctrica. Al retornar a su hogar, sus padres le manifestaron su preocupación por su afán de exigencia y sus pasos acelerados en el estudio. Su salud aún era débil, e insistieron nuevamente para que siguiera una carrera religiosa. Enseguida, Nikola recibió otros desalientos al contraer cólera y recibir el llamado del ejército de su país. Se desanimó al punto de recaer su salud y estar al borde de la muerte. Sabía que de sobrevivir al cólera, debía sumarse al ejército y luego continuar una carrera religiosa. Se desesperanzó y en su lecho de enfermo estaba todo el tiempo malhumorado. Al percibir su estado, su padre se arrepintió y le dio permiso para que siguiera la carrera de ingeniería eléctrica. Lentamente Fue recobrando su salud. Su padre lo envió a un sitio de descanso para que se recupere definitivamente. Durante este tiempo, usó sus influencias para evitar que su hijo cumpla el servicio militar.

En 1875 se trasladó a Gratz, Austria, para estudiar ingeniería eléctrica. Allí continuó trabajando sin descanso poniendo nuevamente en riesgo su salud. En esta etapa descubrió las limitaciones inherentes de los motores y generadores DC (Corriente Directa) debidas a la producción de chispas asociada con la acción colectora (la interrupción de polaridad de corriente en un motor para resguardar el movimiento del arrollamiento inducido). Este descubrimiento convenció a Tesla de la necesidad de desarrollar motores y generadores de corriente alternante que no necesiten colectores.

En los años siguientes, se abocó a esta tarea. Rechazó la idea de su profesor, quien enseñaba a sus alumnos que era imposible desarrollar motores y generadores AC. Su "instinto" le indicaba que el profesor estaba equivocado. Tesla jamás fallaba cuando se trataba de resolver problemas científicos. Sin embargo, tardó bastante en desarrollar su teoría. Luego de anotarse en cursos complementarios de ingeniería en Praga, Tesla se trasladó a Budapest en 1881. Unos amigos le ofrecieron un trabajo en la estación central telefónica que estaban por inaugurar. Las capacidades matemáticas y de diseño de Tesla pronto llamaron la atención de sus supervisores. Cuando se completó la estación, Tesla se hizo cargo de su operación. Nuevamente, el exceso de trabajo perjudicó su salud. El agotamiento lo forzó a renunciar al trabajo.

En febrero de 1882, después de recuperarse una vez más, Tesla encontró la solución al problema de la corriente alternante. Claramente percibió cómo usar corrientes alternantes para crear un campo magnético rotatorio. Este era el concepto fundamental que necesitaba para producir un motor AC. Creó el campo magnético rotatorio usando dos circuitos en los cuales las corrientes estaban mutuamente desfasadas. Otro ingenieros habían intentado desarrollar motores AC usando sólo un circuito, pero no podían producir una rotación continua de sus motores. El sistema de dos-fases de Tesla eliminó la necesidad de un colector. De todos modos, su trabajo estaba lejos de completarse.

Inmediatamente desarrolló diseños de dínamos (generadores), motores, transformadores y otros dispositivos necesarios para sistemas de potencia de corriente-alternante. Tesla amplió la idea del campo magnético rotatorio hasta incluir corrientes de tres, cuatro, y seis fases diferentes. Logró desarrollar verdaderos sistemas de potencia de múltiples fases. También prometió construir un motor AC de fase-simple. La compañía telefónica de Budapest, a la que Tesla deseaba volver, fue vendida. La misma familia que lo ayudó a obtener dicho empleo, lo ayudó nuevamente para conseguir un puesto en la Compañía Edison Continental de Paris, que fabricaba motores, generadores y equipamiento de iluminación DC bajo patentes de Edison. Tesla intentó convencer a sus compañeros de que se podían desarrollar sistemas AC de múltiples fases, pero nadie manifestó interés por sus ideas. Tesla fue asignado a un proyecto especial en Alemania.

Aquí tuvo tiempo para construir un generador de dos fases y un motor de dos fases. Tesla realizó todo el trabajo mecánico de tolerancia sin ayuda. No hay representaciones de sus esquemas. Tenía todos los detalles en mente. Cuando en 1883 probó por primera vez sus máquinas AC, funcionaron perfectamente. Su teoría era correcta. Tras completar exitosamente su misión en Alemania, Tesla se enemistó con sus supervisores. Le habían prometido una recompensa especial por el trabajo que jamás le dieron. Indignado, decidió no mostrar a los directores de la Compañía su sistema de dos fases en operación, y renunció a su empleo.

Trayectoria científica

El gerente de Continental Edison, Charles Batchelor, era socio y amigo de Thomas A. Edison. Desde un principio, le impresionó el carácter de Tesla y lo urgió a trasladarse a Estados Unidos para trabajar directamente con Edison. Tesla aceptó su sugerencia y le pidió que le hiciera una carta de presentación. La carta decía así: "Conozco a dos genios y tú eres uno de ellos; el otro es este joven".

Tesla vendió todas sus posesiones para pagar los boletos de tren y barco, y partió a Nueva York en 1884. Durante el viaje Tesla perdió su billetera y unas valijas. Arribó a los Estados Unidos sin dinero, con nada más que la ropa que llevaba puesta. Afortunadamente, tenía un amigo en Nueva York que lo podía alojar provisoriamente. A Edison no le causó una buena impresión el joven croata. Edison tenía una escasa educación formal, y sus invenciones eran fruto de un método empírico de prueba y error, mientras que Tesla resolvía mentalmente todos los problemas técnicos, sin hacer experimentaciones.

Quizás una de las mayores desaveniencias era que Edison promovía fuertemente sistemas de potencia DC, y se oponía con firmeza al desarrollo de sistemas AC. Tesla estaba íntimamente convencido de la superioridad de la AC. A pesar de sus diferencias, Edison, basándose en la recomendación de Batchelor, le dio trabajo a Tesla. Rápidamente Edison advirtió que Tesla progresaba en su trabajo, a la vez que hacía valiosas contribuciones. Cuando Tesla sugirió que podía mejorar la eficiencia y reducir el costo de operación de los dínamos DC que fabricaba Edison, el jefe de planta le respondió: "Te daremos cincuenta mil dólares si lo logras". Durante los siguientes meses, Tesla diseñó 24 nuevos tipos de dínamos DC. Reemplazó los imánes de campo grandes por otros más pequeños y eficientes, y agregó importantes controles automáticos.

Las máquinas funcionaron como predijo, y la compañía Edison adquirió así numerosas patentes nuevas. A mediados de 1885, cuando Tesla reclamó los cincuenta mil dólares prometidos, la respuesta de Edison fue la siguiente: "Tesla, tú no comprendes el sentido del humor americano". Furioso, además de no recibir ni un céntimo extra por su productividad, más allá de su salario de $18 semanales, Tesla renunció a su trabajo con Edison.

Necesitaba obtener dinero con urgencia para lo que sería su proyecto más ambicioso: una torre gigante y un laboratorio en el cual planeaba establecer una comunicación mundial inalámbrica. También pensaba refinar sus planes para construir un sistema de distribución de potencia eléctrica. Ni Westinghouse ni Astor quisieron aportar el dinero necesario. J. Plerpont Morgan le proveyó $150.000 para construir la torre y los otros dispositivos necesarios en Wardenclyffe, Long Island, a cambio de controlar las patentes que Tesla aún conservaba. Si bien Tesla aspiraba a una torre más alta, las finanzas disponibles alcanzaban para construir una de 187 pies de altura, con una cúpula hemisférica de 68 pies de diámetro. En diciembre de 1901 el proyecto Wardenclyffe aún estaba en construcción cuando Guglielmo Marconi logró enviar señales telegráficas inalámbricas a través del océano Atlántico usando un equipamiento mucho más simple que el propuesto por Tesla, quien acusó a Marconi de violar varias de sus patentes.

De cualquier modo, el plan de Tesla se tornaba cada vez más extravagante. Pronto, una escalada de precios y su diseño demasiado ambicioso hicieron que fuera posible concretar el proyecto Wardenclyffe según lo planificado. Los acreedores lo acosaban constantemente, y a pesar de sus esfuerzos, no consiguió nuevos apoyos financieros. Rumores negativos sobre el estado de sus patentes y el escepticismo con que fueron tomadas sus fantásticas predicciones le retacearon ayuda. Tesla se derrumbó moralmente.

En 1906 se detuvo por completo la construcción en Wardenclyffe por la insolvencia de Tesla. El oscilador de alto-voltaje ya se había completado pero la falta de fondos le impedía probarlo. Cuando lo hizo, sin embargo, todos los habitantes del área que comprende de Long Island a Connecticut pudieron observar los rayos en el cielo nocturno. De todos modos, jamás realizó ninguna transmisión inalámbrica desde Wardenclyffe, y tampoco pudo desarrollar su sistema de distribución de energía eléctrica.

Finalmente, en 1915 Tesla debió entregar Wardenclyffe a sus acreedores. Aquel mismo año se dinamitó la torre por su valor en chatarra. A pesar de este traspié, Tesla jamás abandonó sus ideas sobre la transmisión de potencia inalámbrica para comunicaciones globales. Coincidentemente, en el año 1915 fue propuesto para el premio Nobel, y en 1917 recibió la medalla Edison que hemos mencionado. Si bien el fracaso de Wardenclyffe lo desalentó, Tesla continuó desarrollando ideas de largo alcance. Durante 1907-1908 diseñó una aeronave VTOL (despegue y aterrizaje vertical).

Una turbina colocada en el centro de la nave tenía un propulsor montado encima, como el de un helicóptero, para despegues y aterrizajes. En el aire, el piloto operaba una palanca que movía el propulsor hacia el frente de la nave, como en un aeroplano convencional. Tesla no construyó un prototipo de este VTOL, pero patentó su diseño. En 1908 describió públicamente las limitaciones de los aeroplanos conducidos con propulsores y predijo el desarrollo de aeronaves con motores de reacción (jets).

Tesla patentó en 1909 una poderosa y liviana "turbina sin hélices" que tenía el potencial para revolucionar el diseño de los primeros transportes en términos de caballos de fuerza producidos por libra de peso. La turbina de Tesla consistía en una serie de discos apilados horizontalmente y espaciados a una mínima distancia, conectados a un eje y cerrados en una cámara sellada. Un fluido (líquido o gas) ingresaba bajo presión a la cámara sellada en la periferia de los discos.

La viscosidad causaba que los discos girasen mientras el fluido se deslizaba en vías circulares hacia el eje donde abandonaba la turbina. Se construyeron modelos pequeños exitosos de la turbina, pero los materiales inadecuados de la época, y los serios problemas financieros de Tesla, impidieron que se desarrollasen diseños más grandes. Varias compañías pagaron derechos por desarrollar el diseño de la turbina de Tesla, pero sus esfuerzos fracasaron. Aún hoy sus patentes de turbinas de 1909 son estudiadas atentamente por ingenieros que intentan construir su diseño de largo alcance.

Poco antes de la demolición de la torre Wardenclyffe, Hugo Gernsback, un viejo conocido de Tesla, reanudó su relación con el inventor. Gernsback era editor de la Revista The Electrical Experi-menter (El Experimentador Eléctrico), secuela de la publicación anterior Modern Electrics. Ambas revistas eran similares en muchos aspectos a Popular Electronics y Electronics Now, revistas actualmente publicadas todos los meses por Gernsback Publications, Inc. A lo largo de su vida, Gernsback publicó una gran variedad de revistas dedicadas a la tecnología eléctrica y temas relacionados. En su juventud transcurrida en Luxemburgo, Gernsback escuchó por primera vez noticias sobre Tesla, y quedó fascinado con sus logros.

Siempre recordó una fotografía de Tesla que mostraba arcos de alta frecuencia de corriente pasando a través del cuerpo eléctrico del inventor. Su admiración por Tesla continuó durante toda su vida. Gernsback emigró a los Estados Unidos en 1903, a los 19 años, luego de estudiar electrónica en Europa. Ambos se encontraron por primera vez en 1908, y luego Gernsback siguió en la prensa los informes sobre las actividades de Tesla.

Siendo científico e inventor eléctrico por sí mismo, Hugo Gernsback obtuvo 37 patentes a lo largo de su vida. Mucha gente lo reconoce como el "padre de la ciencia-ficción moderna", ya que Gernsback publicó varias historias de ciencia ficción. Pero es más conocido como editor de trabajos de ciencia ficción de otros autores populares en varias publicaciones que dirigió entre los años 1910 y 1967, cuando murió.

En 1916 Gernsback invitó a Tesla a publicar un artículo sobre el transmisor de potencia y el proyecto Wardenclyffe. El artículo fue publicado en la edición de marzo de 1916 de The Electrical Experimenter. Tesla necesitaba la modesta retribución que Gernsback le ofreció por su trabajo. Gernsback estaba orgulloso de publicar un artículo sobre un proyecto que, de haber prosperado, hubiese convertido varias predicciones de la ciencia ficción en realidad. En 1919 Tesla escribió una serie en 6 partes titulada "Mis inventos", también publicada en The Electrical Experimenter.

Los artículos de y sobre Tesla aún fascinan a los lectores de Gernsback. Tesla aún tenía ideas a desarrollar en mente. Con la evolución del tiempo, algunas de ellas entraron en el reino de la ciencia ficción mientras otras parecen violar las leyes de la naturaleza. Entre sus ideas más fantásticas se incluyen una máquina para capturar y utilizar energía de rayos cósmicos, una técnica para establecer comunicación con otros planetas y un arma de partículas-de-rayos para destruir una armada de 10.000 aeronaves a 250 millas de distancia.

Muchas de sus ideas eran más prácticas, y ocasionalmente vendía los derechos a terceros para que desarrollen sus conceptos. Particularmente innovadores son sus diseños para un velocímetro de automóvil y una luz delantera locomotiva. Con estas ventas obtenía pequeñas cantidades de dinero, pero dadas sus innumerables deudas, vivió en un estado rayano a la pobreza por el resto de sus días. A pesar de sus problemas financieros crónicos, Tesla siempre intentó brindar una imagen personal sofisticada y elegante.

En 1934 la Westinghouse Corporation evitó que terminara en la calle al pagarle sus rentas y un estipendio mensual como consultor. A cambio, Tesla desechó su acusación de que Westinghouse había violado sus patentes sobre inalámbricos. En 1937 el gobierno de Yugoslavia recompensó a Tesla con una pensión mensual de $600. Ávidos acreedores aguardaban ansiosos el envío de estos fondos. Hacia el final de sus días, Tesla se tornó en un ser ermitaño y excéntrico. Sólo establecía relación con palomas que el mismo cuidaba y alimentaba.

Muerte

Murió solo en una pequeña habitación de hotel el 7 de enero de 1943 a los 86 años. En la catedral de Nueva York donde se llevaron a cabo sus funerales se reunieron más de dos mil personas. Arribaron tributos de notables figuras políticas y científicos de todo el mundo, incluidos tres premios Nobel. Hugo Gernsback, gran admirador del famoso científico e inventor, fue uno de los primeros en ser notificados de su muerte. Gernsback mandó construir una máscara mortuoria de cobre con la imagen del sabio científico que aún se conserva en sus oficinas como un recuerdo personal. Gernsback creía que Tesla fue el más grande inventor de todos los tiempos.

Véase también

Fuentes