Saltar a: navegación, buscar

Parque René Fraga Moreno

Parque René Fraga Moreno
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Parque)
Parque René Fraga Moreno.jpg
Joya de la arquitectura cubana, fue construido en la década del 30, es conocido como El Balcón de la Ciudad.
Descripción
Tipo:Parque
Localización:Matanzas , Bandera de Cuba Cuba
Datos de su construcción
Inauguración:29 de mayo de 1929

El Parque René Fraga Moreno, es una joya de la arquitectura cubana, se caracteriza por espacios de diferentes niveles, arbolados y escalinatas que se relacionan entre sí, dispone de un campo deportivo, y áreas para la celebración de fiestas populares. El sitio permite contemplar las vistas más hermosas de la urbe yumurina, constituyendo de hecho el balcón de la ciudad. Está ubicado en la zona oeste de la ciudad de Matanzas. Su artístico diseño es único en el país.

Historia

El Parque René Fraga Moreno fue construido durante el primer gobierno de Gerardo Machado, los legisladores locales después de asignado el presupuesto para obras vinculadas con la construcción de la Carretera Central decidieron, además de variar el recorrido de esta carretera con el objetivo de que entrara a la ciudad por la calle de Milanés, la construcción de un parque que completara el proyecto de la Carretera, al cual denominarían Parque Machado.

El área que ocupa el parque estaba ocupada por unas pequeñas casas (quinta Blanca) y una bodeguita. Desde allí el Dr. Carlos Miguel de Céspedes, Secretario de Obras Públicas durante este gobierno, había admirado la vista de la Bahía de Matanzas. La planificación del parque la hizo el arquitecto de ciudades Jean Claude Nicolas Forestier, uno de los más famosos urbanistas de esa época, con un grupo de jóvenes arquitectos cubanos y el ingeniero de Obras Públicas Francisco Ducassi.

Lateral derecho

El terreno que ocupa el parque se encuentra al oeste de la ciudad de Matanzas, tiene una extensión de 30000 metros cuadrados y en esta extensión se desarrolla un desnivel de 20 metros entre la bifurcación de la carretera central a la entrada de la ciudad y la esquina de Milanés y Buenavista, lo que obligó a dividir el terreno en tres planos o grandes terrazas: la más alta comienza a la entrada del parque y forma una explanada que limita una avenida semicircular de 36 árboles, repartidos a ambos lados.

La terraza media se destina al campo de tenis, a ambos lados de esta se proyectan dos miradores o pequeñas subterrazas las cuales sirven de enlace entre las elevaciones de la terraza superior y la inferior o terreno de Baseball.

La tercera terraza es la de Baseball, su extensión ocupa mil metros cuadrados, a sus lados y paralelas a las calles de Milanés y Contreras discurren dos avenidas con árboles a cada lado, formadas por la prolongación de las avenidas circulares de la terraza alta, terminado cada una con miradores en las esquinas formadas por las calles Buenavista y Milanés y Buenavista y Contreras. Una avenida transversal y paralela a la calle Buenavista enlaza los miradores mencionados antes y una gran escalinata da entrada al parque frente a la calle Gumá, esta calle conduce al Instituto de Segunda Enseñanza (Matanzas), antiguamente usada como paseo para llegar al parque.

Inauguración

Inauguración en 1929

El primer tramo de la Carretera Central y el Parque Machado o Matanzas como indistintamente le llamaban fueron inaugurados el 29 de mayo de 1929, lo que hace que muchos lo identificaran como Parque Central, en los días anteriores a esta fecha se aceleraron los trabajos del parque y algunos visitantes pudieron verlo casi terminado, ese día a las 10 y 30 de la mañana se colocó la primera piedra del obelisco que perpetuaría la fecha de la construcción de la Carretera Central y del Parque Machado y más tarde a las 11 y 30 de la mañana se colocó al frente la primera piedra del Instituto de Homicultura Nena Machado, hoy Centro Provincial de Retinosis Pigmentaria y Genética en Matanzas.

Para la gran inauguración se realizaron diferentes acciones en toda la ciudad: Revista Militar en el Castillo de San Severino, banquete de honor en el Casino Español, baile de gala en el Liceo de Matanzas, calles engalanadas, presencia de la agrupación musical La Chambelona de Camajuaní (legítima desde 1917) otras bandas y orquestas en puntos diferentes de la ciudad y la presencia de excursionistas de otros municipios y de La Habana.

Su función fundamental era la práctica del baseball como un estadio más y la de servir de recreo y paseo a los yumurinos que acudían a este bello balcón de la ciudad para observar sus bellezas y disfrutar de su tranquilidad, surgiendo a fines de los años 40 las romerías y algunas verbenas populares ya en la década del 50.

Actividades realizadas

Error al crear miniatura: Falta archivo
Congreso Nacional de Eucaristía

De 1933 a 1940 funcionó como estadio municipal mientras se reparaba el Palmar de Junco que había sido dañado por el ciclón de 1933. En el año 1941 se celebró allí la Parada Nacional contra la tuberculosis y en 1951 se realizó en sus áreas el Congreso Nacional de Eucaristía. Uno de los hechos históricos más significativos de esta instalación lo es que el 20 de enero de 1938 se celebró por primera vez en Matanzas un juego de baseball con luz artificial entre los equipos Estrellas de García y Deportivo Jarcia.

En 1943 se develó en el centro de la explanada del parque sobre una base de dos metros de altura y de frente a la bahía, un busto de Bonifacio Byrne con una placa de bronce identificativa, este proyecto incluía convertir el parque en una plaza de los poetas como sugerencia de un cronista social del diario La Marina.

Cambio de nombre

Terraza alta

Con las luchas por la independencia de Cuba, las clases progresistas y revolucionarias comenzaron a llamar a este parque Julio Antonio Mella como homenaje al líder estudiantil, tras el golpe militar de Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952 y a propuesta de la Comisión Pro-Matanzas que presidía el alcalde de la ciudad en ese entonces se aprobaba convertirlo en un parque juvenil deportivo y se asignaba a la Dra. María L. Bonafonte, directora de Educación Física de Educación, al frente del proyecto, adoptando ahora el nombre de Campo Marzo.

Esta conversión tuvo apoyo popular aunque hubo algunas manifestaciones en contra de cambiar el parque de los poetas por un parque juvenil deportivo, más aún que en ese momento se encontraba en el más lamentable abandono, es la Dra Bonafonte quien gestionó el dinero necesario para la inversión. Se restauraba lo que la acción del tiempo y la negligencia fue destruyendo sería al restaurarse una instalación para el deporte y el esparcimiento de todos y principalmente de niños, dotando al parque de aparatos diversos para este fin.

Campo Marzo contaba con un pórtico ornamental a base de hormigón de cemento, sobrias columnas de metal, descansando sobre ellas un elegante paredón y amplia terraza, al frente se podía leer el rótulo de Educación Física y Deportes que luego fue cambiado por Campo Marzo, y además un asta bandera.

Remodelación

Terreno de pelota

La porción de entrada del parque se divide en cuatro zonas, se construyó igual número de parques infantiles, dotados de columpios, hamacas, canales y otros artefactos para niños, en la amplia terraza, llamada balcón de la ciudad, se construyeron dos terrenos con medidas oficiales para baloncesto y acondicionados de tal forma que los juegos de este deporte podían ser observados por muchos espectadores y estaban provistos de alumbrado para juego nocturno.

El terreno de pelota fue replanteado adoptando las medidas de los terrenos para grandes ligas, construyéndose un dogout para comodidad de los peloteros y dos bull pen. El terreno estaba circundado por una pista de carboncillo de 300 metros y una recta de 100 metros para distancias planas. En esta área se construyeron dos cajones para saltos de altura, longitud y garrocha y tres zonas circulares para el lanzamiento de jabalina, shot-put, discos y otros.

Para el voleibol se importaron dos canchas portátiles y un terreno de tenis que podían ser instalados en otros terrenos, se construyeron dos terrenos de balón mano con medidas oficiales, equidistantes de los campos se construyeron casetas en las que se encontraban las taquillas para los deportistas, duchas, lavamanos, bideles, tocador y cuartos de vestir según el sexo.

Parte Inferior por Contreras

En esta ocasión para la inauguración de Campo Marzo se restauró la balaustrada, pisos y ornamentos, se pintó toda la estructura y se cercó con malla metálica, se instalaron 118 farolas y se dio mantenimiento al arbolado, se inauguró como parque Campo Marzo el 20 de junio de de 1953 a las 4 de la tarde con la presencia de Dr. Rivero Agüero, ministro de educación, Santiago Álvarez, Gobernador de Matanzas y la Dra. Bonafonte, se entregaron diplomas a deportistas destacados como: Olga Veulens, Miguel Díaz, Enrique Viera y Gaspar Curro Pérez(padre).

La primera actividad deportiva en esta instalación restaurada se realizó el 6 de marzo de 1954 a la 1 de la tarde en la entrega de trofeos del Campeonato de pelota, organizado por la Liga Municipal de Deportes Amateurs de Matanzas y un juego entre los equipos Potro Cubano y Edén, más tarde el 23 de marzo de 1954 se anunciaría la inscripción de equipos de voleibol y baloncesto masculinos como competencias oficiales en ambos deportes.

En 1954 pasó al Ministerio de Educación por presentarse trabas burocráticas en el cumplimiento de ciertas disposiciones por parte de Obras Públicas, en 1957 un ómnibus de la ruta Habana - Matanzas impactó contra la puerta principal del parque destrozando la placa y los pilares que la sostenían. Con el triunfo de la Revolución en el año 1959 el parque siguió prestando servicios deportivos al alcance de todos y además para otras actividades recreativas y bailables, plaza de concentración de revolucionarios, sede de actos políticos, graduaciones de pioneros.

Después de 1959

Entrada al parque por Gumá

Después de 1959 el parque cambia de nuevo su nombre, dándose una situación especial en esta última denominación: los alumnos de la Escuela Normal para Maestros hacían sus prácticas deportivas en esta instalación y el estudiante René Fraga Moreno se destaca tanto en las luchas estudiantiles como en el deporte, llegando a ser ganador por tres años consecutivos del Maratón Martiano, que cada 28 de enero se hacía desde este parque hasta el Parque de La Libertad con retorno al punto de partida, casi todos empezaron a identificar al parque con el nombre de René Fraga Moreno, como un tributo de respeto a uno de los mártires de Matanzas. Ha sido escenario de eventos deportivos y culturales, desde allí el 30 de marzo de 1963 el Comandante en Jefe Fidel Castro expresó al pueblo matancero: “debemos mirar hacia el mañana, porque el mañana nos pertenece por entero”.

Restauración 2009

Error al crear miniatura: Falta archivo
Adornos restaurados


En el año 2009 dado el nivel de deterioro del parque se planeó una nueva restauración el cual estuvo dividido en tres partes: área de cancha de tenis, terreno de atletismo y Softbol y la parte alta de la institución, conjuntamente con todo el muro que rodea al parque y las piezas faltantes en el mismo, detalles que tuvieron en cuenta los reparadores del parque original.

Fuentes