Saltar a: navegación, buscar

Pedro de Alvarado

Pedro de Alvarado
Información sobre la plantilla
Alvarado.jpg
Teniente revolucionario que luchó por la conquista de México y fundó la ciudad de Santiago de los Caballeros.
NombrePedro de Alvarado
Nacimiento1485
Badajoz, Bandera de España España
Fallecimiento1541
Guadalajara Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México

Pedro de Alvarado. Conquistador español. Tras haber participado en la ocupación definitiva de Cuba, se unió a la expedición de Hernán Cortés a México. El 8 de noviembre de 1519, ambos conquistadores entraban en Tenochtitlán, donde fueron recibidos por el rey azteca Moctezuma, quien los alojó en uno de los palacios de la ciudad.

Síntesis biográfica

Nació en Badajoz hacia el año 1485. Hijo de don Diego de Alvarado, comendador de Lobón, en la orden de Santiago y doña Sara de Contreras. Se casó en primeras nupcias con doña Francisca de la Cueva y a la muerte de ésta, contrajo matrimonio con la hermana, doña Beatriz de la Cueva. Tuvo dos hijos con una princesa tlaxcala llamada Tecuilhuatzin, hija mayor del viejo cacique Jicotenga, bautizada con el nombre de doña Luisa. Doña Luisa acompañó fielmente a Alvarado durante toda la conquista de México y de Guatemala.

De su unión con don Pedro nació en México un hijo, don Pedro y en Guatemala una hija, doña Leonor, quien nació en el campamento español de Utatlán el 22 de marzo de 1524. Doña Leonor contrajo nupcias con don Pedro de Portocarrero, brazo derecho de Alvarado y al enviudar, casó con don Francisco de la Cueva. Junto a sus hermanos decidió, en 1510, viajar al Nuevo Mundo.

Al llegar a una barranca cerca de Yagualica, marchaba a pie seguido por Baltasar de Montoya, que tiraba de su caballo. Tropezando éste en un lugar pedregoso y difícil, vino a caer sobre Alvarado arrastrándole varios metros. Herido seriamente, fue trasladado entonces a Guadalajara. Allí falleció el 4 de julio de 1541.

Trayectoria

Cuando Cortés salió a combatir a Pánfilo de Narváez, que tenía órdenes de deponerle del mando y apresarlo, dejó en la capital azteca una pequeña guarnición al mando de Alvarado (1520). Días después se celebraba la fiesta del Toxcatl. Alvarado sospechó que se preparaba una insurrección, y para evitarla atacó a traición a los mexicas. Cuando Cortés regresó, después de haber derrotado a Narváez, decidieron abandonar sigilosamente la ciudad, pero en la retirada fueron acometidos por un gran número de hombres, en el episodio que se conoce como la Noche Triste.

En 1523, ya consumada la conquista, se dirigió a América Central al frente de un pequeño ejército, y se apoderó de Guatemala —donde fundó la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en 1524— y El Salvador, una vez derrotada la resistencia del pueblo quiché. En 1527 regresó a España, y Carlos I lo nombró gobernador, capitán general y adelantado de Guatemala.

De nuevo en las Indias, en 1534 las noticias de las fabulosas riquezas de Perú le incitaron a participar en su conquista, pero tras un encuentro en los Andes con Almagro, desistió de ello tras haber recibido una importante compensación económica. En 1539 desembarcó en Puerto Caballos (Honduras), y pasó después a México para preparar una expedición a las islas de Poniente, que nunca se llevó a cabo, pues en los preparativos se produjo en Nueva Galicia una insurrección indígena que tuvo que acudir a sofocar. Murió a causa de las heridas recibidas en el curso del asalto a Nochistlán.

En 1510 viajó a América donde, a partir de 1519, actuó como lugarteniente de Hernán Cortés en la conquista de México. Cuatro años después, Alvarado partió al frente de una expedición para conquistar Guatemala, misión que, ante la resistencia de los caciques del país, resultó dura y sangrienta. En 1524, una vez pacificada la región, fundó la ciudad de Santiago de los Caballeros, que se convertiría en un importante núcleo de colonización en América central. En 1537 viajó de nuevo a España, donde se le confirmó la gobernación de Guatemala por siete años, y se le otorgó la gobernación de Honduras y una capitulación para explorar las costas occidentales de Nueva España y las islas de las Especias.

Muerte

En 1541, cuando se encontraba en Nueva Galicia (México), fue gravemente herido en el curso de un combate contra los indios. Pocos días después murió en Guadalajara.

Fuentes