Saltar a: navegación, buscar

Piedra filosofal

Piedra filosofal
Información sobre la plantilla
Objeto Mítico
Piedra-Filosofal-objt-mit.jpg
Sustancia con propiedades extraordinarias
CreadorNicolas Flamel (en la novela Harry Potter y la Piedra Filosofal)
AtributosCapacidad de trasmutar los metales vulgares en oro e incluso inmortalidad.
Otras obras en las que aparece:
Harry Potter y la Piedra Filosofal
Piedra filosofal. (piedra de la sabiduría, elíxir, tintura). Según las ideas imperantes en la Edad Media, sustancia fantástica a la que se atribuía el poder de transformar los metales no preciosos en oro y plata, curar todas las enfermedades, devolver la juventud. Las ideas sobre la piedra filosofal se basaban en las observaciones prácticas de las transformaciones de unos objetos en otros, y también en las conjeturas de carácter filosófico-natural sobre la unidad de la materia.

Origen

Sus orígenes parecen estar en una antigua teoría alquímica que proponía analizar los elementos Aristotélicos en términos de sus cuatro “cualidades básicas”: calor, frío, sequedad y humedad. El fuego sería caliente y seco, la tierra fría y seca, el agua fría y húmeda y el aire caliente y húmedo. Más aún, la teoría propone que cada metal es una combinación de los cuatro principios.

De ella se desprende el fenómeno de transmutación, es decir, el cambio de la naturaleza de un elemento en función del cambio en sus cualidades.

Tipos de piedra

Existirían dos tipos de piedra:

  • La roja, supuestamente capaz de transmutar metales innobles en oro se obtendría empleando la Vía Seca.
  • La blanca, cuyo uso transfería dichos metales innobles en plata. Se obtendría a través de la Vía Húmeda.

En ambos casos el elemento de partida sería la pirita de hierro.

Significado

La piedra filosofal, o elixir de la vida era algo ansiosamente buscado y codiciado porque se le suponían virtudes maravillosas, no sólo la de conseguir el oro sino la de curar algunas enfermedades y otorgar la inmortalidad. Para la fabricación de oro se buscaba un material que facilitase la mezcla de mercurio y azufre porque se suponía que ese era el camino acertado. A partir de esa mezcla hallarían el noble metal. Estos dos aspectos están relacionados, una característica del oro es que no se oxida a diferencia de otros metales, es decir el oro es “inmortal” por lo tanto si descubrían como formar oro a partir de metales vulgares, tal vez podrían hacer que el pobre cuerpo mortal se volviera inmortal.

Los alquimistas, además de buscar con fruición el elixir de la vida, buscaban también un remedio que se pudiera preparar en el laboratorio, capaz de curar todas las enfermedades.

Influencia en la cultura popular

En el anime de nombre Full Metal Alchemist (Serie de animación basada en la Alquimia), la piedra filosofal no sólo tiene la propiedad de transmutar oro, sino que también es capaz de restaurar el cuerpo e incluso dar vida, el efecto de la piedra filosofal es violar toda ley de equivalencia ya que el precio de esta equivale a todo lo perdido; la serie se basa en la “equivalencia de intercambio” (no se puede obtener algo sin antes dar algo a cambio);la verdadera historia de la piedra filosofal es que es un compuesto hecho de miles de vidas de personas, ésa es la única forma de darle equivalencia a otra vida.

La piedra sin embargo comenzará a deteriorarse poco a poco por su uso y acabará con la vida de quien la usa como equivalencia final. La razón por la que los alquimistas pueden transmutar es que poseen un enlace que los conecta con el mundo espiritual, usando la energía de este mundo es posible transmutar materia para obtener algo completamente diferente, en otras palabras “alquimia”.

Despistando a los profanos

Una de las características de la alquimia es que se establece un lenguaje confuso en los escritos con el fin de despistar intencionalmente a quien quiera construirla. Así, por ejemplo, se supone que las referencias a al Azufre y el Mercurio no se referían a los elementos químicos "normales", sino a algún tipo de variante de los mismos solo conocida por los alquimistas. Por eso algunos autores alquimistas hablan del mercurio de los filósofos, por ejemplo, para dar una pista que no es el elemento mercurio.

Sobre los pasos para realizar la piedra filosofal se cree que estos están de forma explícita en "Mutus liber" o libro mudo. Aquí también se encontrarán símbolos que indican Azufre y Mercurio, pero cabe destacar que no son los elementos químicos S y Hg, sino compuestos obtenidos de los pasos previos a la realización de la Gran Obra.

Situación actual de la transmutación

Con la aparición de la física nuclear se demostró que la idea de convertir plomo en oro resultaba posible, ya que bastaría con extraer 3 protones de un átomo de plomo (de 82 protones) para obtener un átomo de oro (de 79 protones). Con el tiempo la idea de transmutación fue sustituida por la práctica de las reacciones químicas y el creciente conocimiento de la naturaleza de los elementos químicos hizo que cada vez quede más claro que la transformación de los metales en oro o, más generalmente, la transformación de un elemento en otro, que es lo que los alquimistas buscaban con todos los procesos químicos - es imposible mediante los procesos que usaban, ya que se necesitaría una cantidad de energía enorme para lograr cambios físicos en el nucleo atómico. Estas transformaciones sólo funcionan con millones de veces más energía de trabajo de procesos y métodos nucleares, tales como se aplican todos los días en los reactores nucleares para la producción de plutonio en grandes cantidades. En 1980, el físico americano y Premio Nobel, Glenn Theodore Seaborg, fue el primer hombre en usar métodos nucleares para transmutar varios miles de átomos de plomo en oro

Fuentes