Saltar a: navegación, buscar

Piojo canino

Piojo canino
Información sobre la plantilla
Trichodectes canis.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoTrichodectes canis
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Phthiraptera
Piojo canino. Es un animal pequeño, que pertenece a la clase Insecto, cuyo nombre científico es Trichodectes canis. También se le conoce como “caspa andante”. Vive entre el pelaje del perro y es una especie chupadora.

Características del piojo canino

Es un animal pequeño que no superan 3 mm de tamaño, de cabeza triangular y no posee alas. Pero pueden ser observarse a simple vista, al contrario de los Ácaros. También se le conoce como “caspa andante” porque se asemeja con pequeñas partículas de caspa amarillenta pero que se mueven, es un parásitos que se observa con muy poca frecuencia.

Hábitat y ciclo de vida

Viven en la superficie del perro que es el Animal hospedador, entre el pejale donde pasan toda la vida. Son parásitos obligados, es decir, no tienen fases de desarrollo fuera del cuerpo del perro, si lo abandonan solo sobreviven unos días.

La reproducción es sexual. El ciclo de vida de los piojos se cumple sobre el hospedador, las hembras depositan los huevos o liendres adheridos a los pelos mediante un cemento, los estadios juveniles que emergen del huevo son pequeñas réplicas de los estadios adultos ya que la metamorfosis es simple o incompleta. Las hembras pueden albergar un huevo en su interior a lo sumo dos. El ciclo dura alrededor de tres semanas. Los piojos son criaturas cautelosas y conservadoras, sólo abandonan un pelo cuando alcanzan otro y se trasmiten de hospedador a hospedador a través de puentes de pelos. Los adultos viven de 2 a 3 meses.

Transmisión

Se transmite por contacto de un animal a otro (típicamente de la madre a los cachorros), no mediante vectores (moscas, mosquitos, etc.). Tampoco saltan de una Mascota a otra, como hace la Pulga. Ni esperan al acecho a que pase una mascota, como la Garrapata. Por lo cual, son menos infectivos Pueden transmitir algunas enfermedades de las mascotas, pero no contagia de ellas a los seres humanos. Tienen mayor actividad en los meses de invierno.

Signos y síntomas

El parasitismo por piojo se caracteriza por la existencia de dos signos de orientación y definición diagnóstica:

  • El Prurito con las lesiones típicas: formación de eritemas, vesículas y costras se hace evidente; se pueden formar también pústulas en caso de contaminación bacteriana secundaria oportunista. El rascado lleva a una formación aún mayor de las lesiones. El prurito provocado por las picaduras suele ser intenso, debido a la constante irritación de la Saliva secretada por ellos. Vale aclarar igual que las lesiones no son importantes.
  • La irritación y el Estrés de los animales llevan a que éstos se alimenten menos y sufran de una consiguiente baja en su rendimiento productivo, especialmente en animales jóvenes, viejos y los inmunológicamente comprometidos. Con frecuencia se pueden observar los animales rascándose contra los postes y alambrados.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza observando los signos y síntomas antes descriptos (diagnóstico clínico): el prurito, las áreas de alopecias, las vesículas, las costrosidades epidérmicas; y constatando a simple vista o con lupa al parásito sobre el hospedador y la presencia de huevos adheridos a los pelos, lana o plumas y del adulto (diagnóstico etiológico).

Fuentes