Saltar a: navegación, buscar

Plaza Carrillo

Para otros usos de este término, véase Parque Céspedes (desambiguación).
Plaza Carrillo
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Plaza)
Parque Cespedes de Trinidad.jpg
Descripción
Tipo:Plaza
Localización:Trinidad, Sancti Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
Uso inicial:Plaza de Mercado
Uso actual:Plaza de Recreo
Datos de su construcción
Inicio:1818
Otros datos
Arquitecto(s):Manuel Pastor

Plaza Carrillo. Principal proyecto urbano de la primera mitad del siglo XIX, construida como culminación del poblamiento de la zona sur de la ciudad de Trinidad. Con el pasar de los años y las constantes transformaciones acometidas por los diferentes gobernadores y administraciones públicas se convirtió en el centro de la vida de la nueva urbe trinitaria edificada al sur de la ciudad. Actualmente se de denomina Parque Céspedes.

Plaza de mercado

La nueva plaza, situada en la prolongación de la calle Jesús María, estuvo destinada, inicialmente, a mercado. La primera noticia registrada sobre este espacio data de 1805 cuando los señores Ambrosio Hurtado de Mendoza, José Mariano Borrell, Rafael Ponce, José de Villafañe, Pedro José Iznaga y Juan Francisco Ramírez, solicitan al Cabildo solares en la plaza que se ha deslindado en los confines de esta ciudad para construir casas que adornen aquel paraje.

Sin embargo, por muchos años esta plaza fue sólo el atrio de la iglesia de San Francisco de Paula, levantada en uno de sus lados. No es hasta 1818 que se le pide al ingeniero Manuel Pastor residente entonces en la ciudad con motivo de la erección del castillo de San Pedro realice el proyecto de una plaza destinada a mercado. Pastor delimita un edificio cuadrangular, neoclásico, con la entrada ubica por el costado sur, casi al centro de la entonces llamada calle del Barracón, después bautizada como Merced. Por el lado norte corría la calle de Masico o Jesús María y por el este la conocida posteriormente como San Procopio y denominada en el proyecto de Pastor de las Guácimas. Las casillas de ventas estaban situadas en torno a un espacioso patio interior. Era un bello y novedoso proyecto para la próspera Trinidad, cuyo costo total ascendía a 10 842 pesos. Para facilitar el inicio de las obras, Pastor presentó un presupuesto parcial de 2 822 que comprendía la construcción de la parte delantera del mercado.

Plaza de recreo

Durante el gobierno de Pedro Carrillo de Albornoz (1840) se decidió cambiar el destino de este espacio, transformándolo en el primer parque de recreo de la población. Carrillo enfrentó el arreglo de una plaza desigual en extensión que solo ofrecía, a la alternativa de un polvo insufrible o de un lodo que no permití transitarla, la desagradable vista del galerón donde estaba la venta de pescado o pescadería que ocupaba que ocupaba su centro y en uno de sus ángulos, a semejanza de horca, colgadas las campanas de la vecina capilla de Paula. Hizo nivelar el terreno, demolió el galerón, trasladó las campanas de la iglesia de Paula, mandó a comprar las verjas a los Estados Unidos y consiguió introducir las losas bremesas para su pavimentación, sin derechos de importación. El edifico del mercado se ubicó en uno de los ángulos de la nueva plaza, en la intercepción de las calles Chiquinquirá y Merced.

En el Cabildo el 23 de abril de 1840 se propone que la plaza se denomine de Carrillo en atención a los esfuerzos de este gobernante, quien construyó además un aljibe capaz de contener más de 600 o más bocoyes de agua. Al activo gobernador también se le agradece la creación del primer cuerpo de bomberos en la ciudad, dotados con bombas traídas de Estados Unidos y la instalación del alumbrado de aceite. Se le reconoce además el adelanto de la pavimentación de las calles.

Según el plano de Rafael Rodríguez, la plaza de Carrillo se encontraba delimitada por las calles Jesús María, San Procopio, Chiquinquirá y la que está al frente del edificio de gobierno o Ayuntamiento. Inicialmente estuvo configurada con cuatro parterres que tenían al centro un espacio circular, contaba además con asientos de mampostería, se erigió una glorieta con una elegante rotonda de hierro, que se había hundido cuando el huracán del mes de octubre de 1844. La glorieta fue levantada de nuevo con mayor solidez y buen gusto trabajo realizado por José Guiraud. En 1859 se colocó el alumbrado de gas y la estatua de Terpsícore fue sustituida por una farola.

Parque Céspedes

Con el devenir del siglo XX la plaza Carrillo se enmarca en una nueva serie de transformaciones paulatinas. En tiempos de la República la plaza toma el nombre de Céspedes al colocarse un busto del padre de la patria en uno de sus jardines. En 1907 se construyó una glorieta de granito bajo la de hierro original, demolida posteriormente y se sustituyeron las losas bremesas por pavimento de cemento. Hacia 1911, las verjas de la plaza estaban tiradas en el patio del Ayuntamiento, el que había dispuesto su venta desde 1909. Se destruyeron los muretes que circundaban el parque y se modificaron los canteros. En 1920 los cuatro fueron divididos con una senda en la diagonal. En 1928 se colocó el alumbrado eléctrico y al año siguiente se construyó una glorieta de mampostería. Convirtiéndose así en el centro de la vida moderna de Trinidad.

Fuentes