Posibilidad y realidad (Filosofía)

Posibilidad y realidad (Filosofía)
Información sobre la plantilla
Categoriasfilosofia.jpg
Concepto:Posibilidad es lo que no se ha realizado todavía, lo que no existe aún, pero tiene todos los fundamentos para hacerse real. Realidad es lo que se ha realizado ya, lo que tiene existencia verdadera, lo que es real y ha sido originado por las leyes objetivas, por necesidad natural.
Posibilidad y realidad. Categorías en que se reflejan el desarrollo dialéctico del mundo objetivo, los diversos estadios y etapas por los cuales pasan los objetos en su aparición y evolución. La posibilidad expresa la tendencia objetiva del desarrollo contenida en los fenómenos existentes, la presencia de condiciones para que surja el objeto (cosa, fenómeno), o por lo menos, la ausencia de circunstancias que excluyan la aparición del mismo. Se llama realidad cualquier objeto (cosa, estado, situación), que ya exista como resultado de la realización de cierta posibilidad.

Conceptos filosóficos

Los conceptos filosóficos, son las llamadas categorías filosóficas, estas son conceptos generales que reflejan los aspectos más esenciales de las cosas, fenómenos y procesos, de los que se ocupa el saber humano, y que son generales porque traspasan las barreras de las ciencias particulares y abarcan a todos los campos del saber.

En el proceso de formación del conocimiento, se forman los conceptos que son las ideas más acabadas de las cosas, los fenómenos o procesos, que reflejan las cuestiones esenciales de ellos. Un número es un concepto de cantidad, no importa que cosa, es una abstracción que representa un aspecto esencial de las cosas, su cantidad, es decir su unidad como cosa y su diferencia y su similitud con otras.

Las ciencias particulares tienen también sus propias categorías particulares, como categorías de la Medicina, por ejemplo "paciente", de la Física "fusión", que son propias de ellas y fuera de su contexto cambian de significado. Las categorías de la filosofía, en cambio son generales como, materia, contenido, movimiento, etc., que serán validas, conservando su significado esencial en cualquier ciencia, sin considerar por supuesto, las connotaciones singulares que suelen dar los grupos sociales al lenguaje.

En más de una ocasión habrán tenido, sin duda, que resolver el problema de si es posible convertir en realidad uno u otro pensamiento, objetivo o sueño. Saben, por ello, que de ordinario denominamos posible lo que puede realizarse, hacerse, cumplirse.

La posibilidad de volar a la Luna existía desde que Konstantín Tsiolkovski creó la teoría de la cohetonáutica y se construyeron los primeros cohetes reactivos. Pero cuando un cohete soviético llevó un emblema a la Luna, la posibilidad del vuelo al satélite de nuestro planeta empezó a convertirse en realidad.

Posibilidad y realidad. Definición

La posibilidad, es una categoría filosófica que sirve para expresar la propiedad de la materia en constante movimiento, de adquirir diversas formas, de expresar su desarrollo de maneras diferentes; expresa el nexo con lo necesario del desarrollo. Representa los distintos caminos por los cuales puede fluir el desarrollo los cuales dependerán de las circunstancias en que este se realice.

La realidad es la categoría con la que se designa a aquello que existe, y representa la materialización de la posibilidad.

Posibilidad es lo que no se ha realizado todavía, lo que no existe aún, pero tiene todos los fundamentos para hacerse real. Realidad es lo que se ha realizado ya, lo que tiene existencia verdadera, lo que es real y ha sido originado por las leyes objetivas, por la necesidad natural.

Una posibilidad puede concretarse en realidades distintas, bajo la influencia de las condiciones en que se realice. Lo opuesto a lo posible es lo imposible, y es aquello que bajo determinadas condiciones no puede ocurrir.

Las posibilidades, las realidades e imposibilidades, dependen de las condiciones concretas del desarrollo. Las condiciones concretas del desarrollo, deben tenerse en cuenta siempre, al momento de analizar lo que es o no posible de llevar a la realidad; es un error común desconocer estas condiciones, lo que nos lleva o al voluntarismo de pensar que podemos realizar aquello para lo cual no existen condiciones; o, al derrotismo al desconocer las posibilidades de realizarlo.

La posibilidad y la realidad son dos contrarios. Ahora bien ¿existe algún nexo entre ellos? Los metafísicos niegan todo nexo entre la posibilidad y la realidad, las separan. Unos dicen: las posibilidades no existen en general. Si un fenómeno no se ha producido todavía, quiere decirse que no hay tampoco ningún fundamento, ninguna condición, para que surja. Si el fenómeno se ha producido, ello significa que sólo en ese momento han surgido las condiciones que lo engendran. Y las posibilidades antes existentes no tienen nada que ver con eso.

Otros metafísicos afirman que todo es posible, que no hay nada imposible. Dios todo lo puede: secar el mar, incendiarlo, parar el Sol. . . ¡Todos los milagros están a su alcance! El hombre puede también hacerlo todo si es una "personalidad fuerte”. Para ellos, lo posible es igual a lo real.

Ambos puntos de vista son profundamente erróneos. Tan equivocados están quienes niegan en absoluto la existencia de las posibilidades como quienes toman la posibilidad por realidad. ¿Dónde se encuentra la raíz de tales errores? En que se enfoca el problema de la posibilidad y la realidad completamente desvinculado de lo que existe en la vida. Lo que puede ser y lo que no puede ser no está determinado por los deseos de las personas, sino por las leyes, condiciones y causas que existan en la vida.

Richiardelli declaró después de abandonar los EE.UU. que allí no podía estar seguro del porvenir de sus hijos. "¿Será posible — escribió— que estén condenados a compartir los sufrimientos de los desocupados? ¿Tendrán la posibilidad, en este país de las "posibilidades iguales”, de recibir instrucción superior gratuita? ¿No serán víctimas de la inquisición norteamericana de nuestros días?"

En los países capitalistas existen causas, fundamentos y leyes que conducen a que los ricos sean cada día más ricos y los pobres vivan cada vez peor. Por eso, los trabajadores no tienen ninguna posibilidad de "abrirse paso en la sociedad".

Por tanto, es posibilidad únicamente Jo que corresponde a las leyes de la naturaleza y de la sociedad. La realidad corresponde también a esas leyes. Una y otra categoría son objetivas, pues reflejan las propiedades de las cosas y de los fenómenos que existen fuera de nuestra conciencia e independientemente de ella.

"Si nos basamos en esta definición — dirán ustedes—, el vuelo a la Luna era posible hace también mil años, ya que tampoco entonces estaba en contradicción con las leyes de la naturaleza. Es sabido, sin embargo, que incluso hace treinta años se consideraba dicho vuelo como el sueño más irrealizable. ¿Cómo explicarse esto? Para explicárselo deberán tener en cuenta que existen posibilidades diferentes.

Posibilidades formales (abstractas) y reales

Si hace mil años se le hubiera ocurrido a alguien afirmar que el vuelo al Cosmos era posible, semejante idea habría resultado inverosímil. Ahora está claro para todos que eso es posible. ¿Por qué una posibilidad, en esencia la misma, parece la primera vez una fantasía irrealizable y la segunda el umbral, el comienzo de su realización?

Hace mil años no existían condiciones concretas para realizar el vuelo. Cierto que también entonces podría haberse fundamentado el vuelo al Cosmos con las leyes de la naturaleza. Pero tal fundamentación habría tenido la relación más remota con la realidad, con la realización de dicha posibilidad, por cuanto no existían aún condiciones que permitieran llevarlo a la práctica.

La posibilidad desvinculada de las condiciones concretas necesarias para su realización se llama posibilidad abstracta o formal.

En la actualidad se han creado las condiciones concretas que hacen posible el vuelo al Cosmos: la ciencia de la cohetonáutica, una potente técnica coheteril y hombres encargados de manejarla, los cosmonautas.

La posibilidad vinculada indisolublemente a las condiciones concretas, gracias a lo cual dispone de todo lo necesario para su realización, se llama posibilidad real.

En la actividad práctica hay que guiarse por las posibilidades reales. Las posibilidades formales tienen valor únicamente cuando contribuyen a que se manifiesten las posibilidades reales.

Las posibilidades reales y formales se transforman unas en otras de acuerdo a la evolución de la realidad y con ello de las condiciones concretas para su realización; por ello es importante conocer las condiciones concretas para poder actuar sobre ellas, y lograr así influir sobre la realidad.

La realización de las posibilidades a su vez, modifican las condiciones de la realidad, afectando a las condiciones que actúan sobre las posibilidades; desarrollándose nuevas condiciones, las posibilidades, una vez formales, o incluso imposibilidades, pueden transformarse en posibilidades reales y en realidades; de la misma forma que, posibilidades reales pueden transformarse en posibilidades formales o imposibilidades.

A primera vista, existe una similitud entre lo necesario y lo casual; y, lo posible y lo real; pero son dos aspectos distintos de la realidad, por ejemplo, el agua acumulada en las nubes necesariamente caerá, la forma en que ésta caiga será casual y dependerá de las condiciones del momento y del lugar; la posibilidad de que llueva en un determinado lugar y momento, será una posibilidad real o formal de acuerdo a las condiciones concretas que existan para ese lugar y momento, o una imposibilidad según sean las mismas. El hombre sin embargo a aprendido a influir sobre estas condiciones dentro de ciertos límites, lo que le permite "producir" lluvia si actúa sobre condiciones mínimas, transformando así posibilidades formales en reales.

Posibilidades objetivas y subjetivas

Una u otra posibilidad surge únicamente cuando maduran las condiciones correspondientes. Ahora bien, una vez sazonadas las condiciones, ¿son suficientes para transformar la posibilidad en realidad? No. En la vida social depende todo de los hombres, que con su trabajo tenaz deben llevar a cabo esa transformación.

Para transformar la posibilidad en realidad en el desarrollo social son necesarias, primero, condiciones objetivas y, segundo, la actividad de los hombres, que crean las correspondientes condiciones subjetivas. Esta actividad es el factor subjetivo, al que los partidos comunistas han concedido siempre magna importancia.

Cuando están en sazón las condiciones para acciones necesarias y decididas hay que hacer todos los esfuerzos a fin de transformar la posibilidad en realidad. Son conocidas las apasionadas palabras de Lenin en vísperas de la Revolución de Octubre, cuando decía que no se podía esperar ni un minuto, que había que actuar con rapidez y decisión, pues "la demora equivale a la muerte”. Esto significaba que existían las condiciones objetivas para que el proletariado tomase el Poder en Rusia, que todo dependía de la habilidad con que fuesen aprovechadas, de la organización del asunto, de la preparación de los trabajadores para el combate.

Se han dado casos en la historia en los que la indecisión y los errores cometidos en la revolución condujeron a la derrota de ésta. Tal es la experiencia de la Comuna de París. ¿Qué comprende el concepto de factor subjetivo? Toda la labor política y organizativa de los cuadros, la activa labor creadora de los hombres. Es sabido que una vez confeccionado un plan y descubiertas sus posibilidades, la labor de organización tiene capital importancia. Únicamente sobre esta base es posible llevar a la práctica la política del Partido Comunista.

Lenin enseñaba que no basta con lanzar consignas justas y plantear bien las tareas; hace falta, además, que las masas estén dispuestas a luchar por el cumplimiento de esas tareas, hace falta organizarías para la labor práctica orientada a convertirlas en realidad. Esto significa precisamente crear las condiciones tanto objetivas como subjetivas para realizar los planes, para aprovechar las posibilidades.

Esa es la razón de que en el Programa del PCUS se subraye que:

. "la victoria del comunismo depende de los hombres, y el comunismo se construye para los hombres. Cada soviético aproxima con su trabajo el triunfo del comunismo”.

La posibilidad de edificar la sociedad comunista se transforma en realidad con el trabajo cotidiano del pueblo y de su vanguardia, el Partido Comunista.

El factor subjetivo puede ser aprovechado plenamente para realizar las posibilidades sólo en el caso de que se enfoque la cuestión de una manera científica. Los profundos conocimientos que proporciona la teoría marxista-leninista ayudan a los cuadros a determinar correctamente las posibilidades y las vías para convertirlas en realidad con la mayor eficacia. Si la actividad de los hombres carece de una base científica, las posibilidades objetivas no se manifestarán, seguirán ocultas. Y esto causa siempre gran daño.

El factor subjetivo tiene importancia también en el sentido siguiente. En la vida social, las posibilidades pueden tener carácter progresista y reaccionario. Por ejemplo, la posibilidad progresista de conjurar las guerras en la época contemporánea tiene frente a sí la posibilidad reaccionaria de su desencadenamiento por las fuerzas de la reacción.

¿Qué posibilidad triunfará? Depende de la actividad de las grandes masas populares, de las fuerzas progresistas del mundo: de todos los luchadores por la paz. Su tarea consiste en crear las condiciones para que triunfe la posibilidad progresista.

Fuentes

  • V. I. Lenin. Comuna de París: Gobierno revolucionario de la clase obrera, formado por los obreros parisienses como resultado de la insurrección del 18 de marzo de 1871.
  • V. I. Lenin. El camino del comunismo, ed. en español, Moscú, 1961, pág. 035.

Enlaces externos