Saltar a: navegación, buscar

Puntillismo

Puntillismo
Información sobre la plantilla
Puntillismo.jpg
Concepto:Se designa con este nombre (también divisionismo o pointillisme) una tendencia o procedimiento pictórico iniciado hacia 1883 por Georges Seurat, y que poco después fue adoptado por Paul Signac y, diversamente y de un modo pasajero, por Camille Pizarro. Consistió en aplicar a la realización de las pinturas los resultados de un previo estudio científico de los efectos del color y la luz mediante la división sistemática de los tonos a base de pequeñas pinceladas yuxtapuestas a modo de manchas circulares.

Puntillismo. También denominado Neoimpresionismo o Divisionismo. Fue la derivación y recuperación del impresionismo, siendo sus principales promotores los pintores franceses Paul Signac y Georges Seurat.

Técnica pictórica

El Puntillismo es una técnica pictorica que consiste en la obtención de las gamas cromáticas mediante la aplicación de puntos o rasgos yuxtapuestos de colores planos y que mirados desde cierta distancia producen la adecuada mezcla óptima que define la imagen. A esta técnica también se le denomina Divisionismo, aunque para algunos autores apuntan diferencias evidentes, unas de tipo de compromiso político-social y otras simplemente técnicas.

El divisionismo lo practican artistas vinculados al anarco-sindicalismo o próximos a las posturas del nacional-socialismo que, con posterioridad, se estableció en la italia de Mussolini, en cambio los puntillistas carecen de cualquier intención política o social. En cuanto a la técnica se refiere, las pinceladas de los divisionismas son más largas y gestuales que los puntos empleados por los puntillistas, resultando unas composiciones más dinámicas, acercandose a los postulados de los futuristas.

Antecedentes

Tomando como punto de partida los trabajos de Eugenio Chevreul, hacia finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, se desarrolló esta experiencia que pretendía instaurar un nuevo modo de plantear el tratamiento del color, sustituyendo la mezcla de los pigmentos en la paleta por el empleo de puntos o toques separados para que la mezcla se efectuara en la retina.

Según Signac el proceso conducente al Puntillismo se inició con Delacroix, el cual “al repudiar toda tinta plana y mediante la degradación, el contraste y la mezcla óptica, logró, con los elementos en parte rebajados de que dispuso, una intensidad máxima cuya armonía está garantizada por la aplicación sistemática de las leyes que rigen el color”. El impresionismo “al poner en su paleta solamente los colores puros obtiene un resultado mucho más luminoso y colorido que el de Delacroix, pero disminuye su intensidad por las mezclas pigmentarias ensuciadas y reduce la armonía al aplicar solamente en forma intermitente e irregular las leyes que rigen el color”.

Finalmente, el Neoimpresionismo “por la supresión de toda mezcla sucia, por el empleo exclusivo de la mezcla óptica de los colores puros, por la división metódica y la observación de la teoría científica de los colores, garantiza un máximo de luminosidad, de colorido y de armonía, que todavía no se había alcanzado”. Resulta claro, pues, que el Puntillismo fue un intento para sincronizar las técnicas pictóricas con los descubrimientos de la ciencia óptica.

Iniciador

El iniciador fue Georges Seurat a principios de la década 1880. Esta técnica nace dentro del seno del impresionismo siendo sus máximos representantes Seurat y Signac que, de la misma manera que en el impresionismo, se basan en las teorías de los colores complementarios para potenciar la fuerza de los mismos, profundizando en el empleo científico de los colores.

Otros representantes

Otros pintores que formaron parte de este movimiento fueron Charles Angrand, Henri-Edmond Cross, Maximilien Luce, los belgas Henri Clemens van de Velde y Theodore van Rysselberghe, y los italianos Gaetano Previati, Daniele Ranzoni y Giovanni Segantini.

También fueros destacados cultivadores Angelo Morbelli y Giuseppe Pellizza da Volpedo.

Fuentes