Saltar a: navegación, buscar

Réquiem por Yarini

Réquiem por Yarini
Información sobre la plantilla
Drama | Bandera de Cuba Cuba
Requiemporyarini.jpg
Estrenomayo de 1965
DirectorCarlos Felipe Hernández
PaisBandera de Cuba Cuba

Réquiem por Yarini. Una pieza bajo los moldes del teatro griego y eleva a la categoría de tragedia, un tema cubano: el mundo de las prostitutas, la figura del chulo a través de Alberto Yarini Ponce de León, sirven de base a la obra, que utiliza la historia real como punto de partida, a la vez que elabora elementos de nuestra cultura popular recrea los dioses del panteón Yoruba.[1] Vio la luz en 1960.

Argumento

“...acudo a ti en demanda de palabras, palabras fáciles a tu sabiduría, pero difíciles para mi...”
San Isidro, 1910

Tal es la petición elevada a Changó por una mujer impotente ante la inviolabilidad de un destino. Yarini debe morir condenado por sí mismo y la Jabá busca desesperadamente las palabras que lo absuelvan de su pena de olvido y fue escuchada. "No volver la vista atrás". Es todo lo que se le exige a Yarini a cambio de su protección.

Los poderes sobrenaturales son los que controlan las vidas de los protagonistas. El ambiente político, los cambios en el gobierno, las pretendidas campañas de moralización pública, no son más que elementos locales que sirven de fondo de la obra. En realidad, las fuerzas mágicas son las fundamentales, las que determinan y dirigen el destino de Yarini. Desde el comienzo, los caracoles que tira Bebo anuncian la muerte del chulo.

Yarini, como un Don Juan de la República, está impregnado de ese mal tan caro a nuestra idiosincracia: la prepotencia machista que nos incapacita para asumirnos a nosotros mismos y a la realidad. Aquejado de tal defecto lucha por ocultar sus sentimientos, trata de imponer sus privilegios y, atrapado entre su "hombría" y su corazón, no acierta con claridad de miras a actuar en el momento adecuado, entre la presencia del amor que quiebra su escudo de yeso y lo hunde en sa desgracia, y arrastra a los demás en ella. Una historia de amor y lucha, donde el mundo de los muertos y los vivos, de la realidad y la fantasía, de la pasión y el sueño se entretejen para conmovernos ante el desgarrado destino de tales seres, arquetipos de una época, cuyas pasiones, faltas y miserias no nos resultan —lamentablemente— tan ajenas.

Yarini, amenazado de muerte, busca la protección de los santos. Bebo la reposa le hace un despojo y le prohibe volver la cabeza hacia atrás durante unas horas. Pero en el momento en que Yarini está a un paso de salvarse, la santiaguera le llama y —con unas connotaciones radicalmente distintas al modelo bíblico de la mujer de Los — Yarini, un "rey de Sodoma" si se quiere, vuelve la cabeza atrás, optando con ello por la muerte, el amor y el libre albedrío.

Si el perlimplín de Lorca, quien sacrifica todo por el amor, afirma que "ya no tiene honor", Yarini pierde parte de su honor mirando a la santiaguera, pero se resiste a recorrer el camino hasta el final, deshaciendo el compromiso con Lotot. La amistad entre los hombres es su valor supremo. A estas alturas del siglo XX, el machismo de Yarini ha perdido parte de su atractivo. Sus palabras que quizás fueron escritas para sonar nobles suenan huecas hoy y desmontan el machismo más que enaltecerlo.

Televisión

Ha sido llevado a la televisión en un teleteatro bajo el nombre: "Requiem por Yarini" (2001), contando con la actuación estelar de Yamil Jaled (Alejandro), Marcial Reyes, Mayra Mazorra (la jabá), Saskia Guanche (la santiaguera), Amarilis Núñez, Carlos Padrón y Frank Reyes.

Teatro

En varias ocasiones ha sido llevado al teatro.

Una fue de las puestas en escena estuvo a cargo de la Compañia Teatral Rita Montaner, en febrero de 2006. Dirigida por Gerardo Fulleda León, contó con un elenco formado por: Alfredo Pérez (Alejandro Yarini), Zoe Zegón (La jabá), Carlos Garcia (Luis Lotot), Oneisi Valido y Yaité Ruiz (La santiaguera), Yanetsi Gómez (La dama del velo), Jorge Luis de Cabo (Bebo, La reposa), Juan Carlos Roque y Alain González (Ismael).

Otra puesta se desarrolló, bajo la dirección de Armando Palma Mendoza, en agosto de 2012. La obra transcurre la noche de la muerte de Yarini, en uno de sus burdeles de la barriada de San Isidro, en la Habana Vieja. Una historia de amor y lucha, donde el mundo de los muertos y los vivos, de la realidad y la fantasía, de la pasión y el sueño se entretejen para conmovernos ante el desgarrado destino de tales seres, arquetipos de una época, cuyas pasiones, faltas y miserias no nos resultan, lamentablemente, tan ajenas. Tuvo en los papeles protagónicos a Daniel García como Yarini, además de Mónica Ríos Duarte, Sara Elena y Armando Palma Mendoza como Luis Lotot.

El Teatro del Juglar, también llevó la obra a las tablas, bajo la dirección de Yvonne López Arenal. En el reparto contó con: Gustavo Rex (Alejandro), Xiomara Hernández (la jabá), Jorge Boch (Luis Lotot), Tania Enery (la santiaguera), Raúl Ávila (Bebo la reposa), Pilar Pérez (la Macorina) y Eduardo Arozamena (Ismael).

Cine

Ha sido llevado al cine en versión libre bajo el nombre: Los Dioses Rotos, contando con la actuación estelar de Silvia Águila Pérez (Laura), Carlos Ever Fonseca (Alberto), Héctor Noas (Rosendo) y Annia Bú Maure (Sandra), entre otros.

Referencias

  1. Felipe Hernández, Carlos. Requiem Por Yarini/Carlos Felipe Hernández. —Ediciones Universal, 2001. ISBN 0897290291.

Fuentes