Saltar a: navegación, buscar

Rafael Freyre

(Redirigido desde «Rafael Freyre Torres»)
Este artículo trata sobre Rafael Freyre. Para otros usos de este término, véase Rafael Freyre (desambiguación).
Rafael Freyre Torres
Información sobre la plantilla
Rafael Freyre.JPG
NombreRafael Freyre Torres
Nacimiento25 de febrero de 1931
Santa Lucía, Holguín, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento27 de julio de 1953
Ceja de Limones, Bayamo,Granma,Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinado
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana

Rafael Freyre Torres. Mártir cubano del Asalto al Cuartel de Bayamo, el 26 de julio de 1953.

Biografía

Infancia y juventud

Nació el 25 de febrero de 1931 en el cuarto No. 2, asistido por la comadrona Venancia Pérez, dueña entonces de la casa, inicialmente construída de adobe y guano, la cual estaba situada en la calle 5, No. 25, entre 12 y 14, en Santa Lucía (Rafael Freyre) (según dirección actual), aunque en su inscripción reza que fue el 8 de abril de ese año, lo cual se debió "a la mala memoria de su padre" cuando lo inscribió a los 8 años para poderlo matricular en la escuela pública.

Rafael pasó todas las dificultades de un niño de su época, poco atendido por su padre, abandonado por su madre y viviendo más del cariño de sus abuelas que de otro recurso. Tenía un ambiente familiar de inestabilidad y hacinamiento, al tener que vivir en varios lugares en poco tiempo en los primeros años de su vida y convivir con un número de familiares muy superior a las capacidades de la casa. Según testimonios, desde los 7 años inicia su búsqueda de sustento haciendo mandados.

Matricula en el colegio de varones de calle 6, esq. 5, según el tomo I, folio 41, No. 1230, el 14 de septiembre de 1939 directamente a segundo grado. Esto se debe a que su abuela paterna le trasmitió los conocimientos mínimos para leer y escribir, además de algunas operaciones matemáticas.

En el curso 1940-1941 se produjo una reducción apreciable del alumnado y la promoción, lo cual originó que Rafael no promoviera ese curso. En junio de 1943 promueve a 5to. grado pero no se incorpora más a clase. Sus maestros por grados fueron Herminia Manzanares (Herminita), en segundo, y en 3ro. y 4to. Salustiano del Campo. En el curso que no promovió su maestra fue Ramona Can (Monona).

Su niñez fue bastante dura y jugaron un papel muy importante en su vida sus abuelas, algunos primos y sus amigos de aula y edad. Entre esas personas se encuentran José González (Pepe Tamarindo), Ramón González (Mongo), Manolón, Rafael Feria (Rafelón), entre otros; un guardia rural de la época, Cosme Chacón, y las señoras Blanca Borja de Chang y Pepilla Pérez de Tillán, en cuyas casas el niño hacía mandados y recibía alimentos y dinero además de cariño.

En los meses de marzo o abril de 1945 se marcha para La Habana. Su partida la realiza con la idea de reunirse con su abuela y padre los cuales llevaban algún tiempo en la casa de la tía Esther, la cual se encontraba en mejor situación económica con los dueños de la constructora Albarrán y Bibal. En su partida lo hace con el Guardia Rural Manuel Guerrero (Manolo). Una vez en La Habana, inicialmente se vincula a trabajar por mediación de su tía, en la Co. Albarrán y Bibal. Primeramente se desempeño como aprendiz y luego como albañil.

El adolescente, desde su arribo a Marianao inicia una sincera amistad con sus vecinos, la señora Mercedes Valdés y su hijo Hugo Camejo. Mercedes, mariana del primer lustro de los 50, ortodoxa y amiga de Fidel, sin duda influye sobre Rafael como lo hizo sobre su hijo, alimentando la idea de cambio para el progreso que ya existía en la mente del adolescente.

Por varias razones se desempeña en diferentes empleos a la vez que se esforzaba por su autosuperación. Desde hacía buen tiempo como complemento a su salario principal, trabajaba con Hugo y Mercedes en un kiosco de esta en el tejar de Coco Solo. Finalmente Esther lo recomienda a los dueños del tejar y se queda trabajando allí como carretillero hasta su partida.

Trayectoria revolucionaria

Inicia su preparación para la lucha en comando y práctica de tiro en la Universidad y ya en junio del 53 lo hace en las fincas Santa Elena, en Los Palos, Sánchez en Artemisa, El Globo en Calabazar, el Club de Cazadores del Cerro, Manantiales de Martín Mesa, Loma de San Eloy y Río Quibú; las reuniones clandestinas las realizaban en casa de los Valdés en Marianao. Parte para Santiago de Cuba antes de los carnavales.

En horas de la mañana del 25 de julio, circulan varias máquinas por el barrio. En una de ellas, un Oldsmovil manejado por Pedro Celestino Aguilera, parte Rafael. Llegan al "Gran Casino" en la convergencia de las calles Santa Lucía y General García, propiedad de Sergio González Machado, en horas de la noche. Allí descansan unos y se preparan otros. Sobre la 4:00 am son despertados los que duermen para que se preparen para la acción.

Parte al ataque a pesar de lo cerca que estaba, en un Ford 52 manejado por Pedro Véliz, subordinado a Ñico López según decisión de última hora ya que otras circunstancias no permiten que lo haga con Hugo, quien al final no pudo participar en el ataque.

Avanzan en automóvil hasta General García y la esquina detrás del cuartel. Dejan allí los autos y se dirigen hacia la ladera del río para atacar por allí. Al ser sorprendidos se entabla el combate que dura algo más de media hora. Cuando se ordena la retirada y al no aparecer Pedro Véliz quien maneja el Ford, Toma el timón Ñico quien no maneja bien y sale a saltos, retrocediendo por General García, doblan por Amado Estévez hasta la Carretera Central y toman hacia Holguín.Se desconoce la causa por la que Ñico intenta abandonar la Carretera Central hacia la Izquierda doblando por Manuel del Socorro, cayendo el auto en una zanja del alcantarillado en construcción en esa época. Rafael se desviste en ese lugar poniéndose la ropa de civil que la tenía en el auto, ya que el uniforme la quedaba chiquito e intenta sacar el auto que definitivamente tienen que abandonar.

A partir de aquí avanzan en forma de comando por Manuel del Socorro – José Martí – Amado Estévez (según nombres actuales). Al llegar a esta última se acerca un Jeep Willy de la policía con el chofer y un sargento, acto seguido Ñico se aposta detrás del obelisco a Serafín Sánchez y mata el sargento. Toman nuevamente por Carretera Central en dirección a Holguín hasta un cayo de marabú que existía a la derecha después de cruzar el elevado.

Esperando en ese sitio por la llegada de la noche para continuar el desplazamiento y ya alrededor de las 5:00 pm, se ve un camión con civiles y militares, ante lo cual erróneamente consideran que han triunfado en Santiago y Rafael va a confirmar el hecho. No delata el lugar donde se encuentran sus compañeros.

Su asesinato

Según testimonio de uno de los soldados del cuartel, a Rafael lo toman prisionero y lo llevan hasta el mismo, encerrándolo junto a otros prisioneros en el sótano. Pedía que lo mataran y lo dejaran tranquilo. Según un campesino de apellido Cordoví, vecino de Cejas de Limones, alrededor de las 2:15 am del amanecer del 27 de julio, le despertó el ruido de jeep y de cercas rotas, viendo a través de una rendija, luces que se movían en el potrero y luego gente que se bajaba del jeep; luego sonaron los disparos. El tercero de los cadáveres aparecidos en Ceja de Limones el que señala como A-3; al verificarse un registro en las ropas que vestía se ocupa la suma de $0.51 en moneda fraccionaria y una llave en un llavero de cuero que dice M:M: García Tuñón, Calzada y F. Teléfono F 4161 Habana, este individuo pertenece a la raza mestiza, alto, fuerte, de color trigueño de unos 25 a 30 años de edad, viste pantalón gris y camisa crema; en el pantalón tiene cifrado el nombre de Rafael Freyre, San Celestino y Campa y las iniciales E.Q. así como la numeración 248.

Acto seguido el médico procede a su reconocimiento y se le aprecia una herida en la región pectoral, es decir, dos heridas en dicha región; como orificio de entrada, proyectil de pequeño calibre, con orificio de salida una de ellas en la región homo-vertebral izquierda; otra herida en la región cervical anterior y otra en la región mentoriana en su cara inferior; siendo la causa directa de la muerte hemorragia interna y la indirecta las heridas recibidas.

Relación de las heridas recibidas:

  • 1. (...)se le aprecia una herida en la región pectoral, es decir, dos heridas en dicha región; como orificio de entrada, proyectil de pequeño calibre;
  • 2. con orificio de salida una de ellas en la región homo-vertebral izquierda;
  • 3. otra herida en la región cervical anterior;
  • 4. otra en la región mentoriana en su cara inferior(...)

Su muerte es confirmada el 27 de julio de 1953.

Fuentes

  • Archivos de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.
  • Granma, impreso periódico oficial del PCC. 26 de Julio de 1969. Pág. 10
  • Guerrero Peña, Roger L. Del feudo a la gloria.
  • Mártires del Moncada. Vicente Cubillas. Pag. 116
  • Apuntes para la historia de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de 1953.
  • Informe de una Investigacion. José Manuel Leyva Mestre.
  • Informe Sobre los Mártires de Bayamo. Tomo I. Sin publicar.
  • Prensa Libre, impreso periódico de la época. La Habana, martes, 28 de julio de 1953. Portada.
  • Alerta, impreso periódico de la época. La Habana, lunes, 27 de julio de 1953. Portada.
  • Prensa Unida, impreso periódico de la época. Santiago de Cuba, martes, 28 de julio de 1953. Portada.
  • Expediente causa 37 de 1953 del tribunal provincial de Santiago de Cuba. Folios 1301; 1303; 1307; 1386 y 1738.
  • Mártires del Moncada. La Habana: Eds. R., 1965.