Saltar a: navegación, buscar

Refugio Nacional de Vida Silvestre Laguna Mata Redonda

Refugio Nacional de Vida Silvestre Laguna Madrigal
Información sobre la plantilla
Laguna Madrigal portada.jpg
Características
Ecozona:Neotrópico
Clima:Tropical seco
Tipo de vegetación:Bosque tropical
Localización
Continente(s):América Central
Reparto geográfico
Fauna de Madrigal.jpg
Refugio Nacional de Vida Silvestre Laguna Madrigal

Refugio Nacional de Vida Silvestre Laguna Madrigal. Ubicado este refugio en la provincia de Guanacaste, en el distrito de Cañas (Costa Rica), situado al lado del Refugio Nacional de Vida Silvestre Cipancí, en el cauce del río Lajas. Pertenece al Área de Conservación Tempisque (ACT). Se creó como Decreto Ejecutivo Nº.23076-MIRENEM, el 7 de abril de 1994, rodeado por la Hacienda Solymar, protegiendo una importante colonia de nidificación de aves acuáticas.

Ubicación territorial

Localizado este refugio natural en el distrito de Cañas (Costa Rica), en la provincia de Guanacaste.

Ubicación en el mapa del Refugio Nacional de Vida Silvestre Laguna Madrigal

Reseña del ecosistema

Comprende una zona húmeda y sus aledaños de 600 hectáreas y se encuentra situado al lado del Refugio Nacional de Vida Silvestre Cipancí, en el cauce del río Lajas, en Cañas, en la provincia de Guanacaste.

Se creó como Decreto Ejecutivo Nº.23076-MIRENEM, el 7 de abril de 1994. Está rodeado por la Hacienda Solymar, protegiendo una importante colonia de nidificación de aves acuáticas, entre las que sobresalen por su abundancia los garzones (Mycteria americana), las garzas reales (Casmerodius albus) y los íbices blancos (Eudocimus albus). Se encuentra también una importante población de cocodrilos.

Dentro del refugio se halla el Humedal Laguna Madrigal. Los humedales son ecosistemas que tienen interacciones con el suelo, agua, aire, plantas y animales. Su existencia está directamente relacionada con el recurso del agua, por lo que se encuentran en aquellos países cuya posición geográfica permite tener esas condiciones.

Se considera que los humedales son los ecosistemas más productivos de la Tierra, además, por siglos han permitido la filtración del agua llovida, lo que ha formado grandes depósitos subterráneos de agua dulce -conocidos también como mantos acuíferos-, los cuales son de vital importancia para los seres humanos; también contribuyen a disminuir los efectos negativos de desastres naturales como: las inundaciones y en general dan estabilidad a las zonas costeras.

Conservación del humedal

La preocupación por conservar los humedales es relativamente reciente, se inicia haces unas cinco décadas, cuando se entendió la importancia de las funciones de estos ecosistemas y las consecuencias de su deterioro, muy evidentes por cuanto los procesos de industrialización habían transformado el entorno causando en muchos casos daños significativos en los sistemas naturales.

Por esa razón, diversos sectores de la comunidad internacional unieron esfuerzos para formar una organización a nivel mundial, que velara por la conservación de los humedales.

Costa Rica se incorpora como Parte Contratante en la Convención de Ramsar, en abril de 1991, con la finalidad de proteger las aves acuáticas nacionales y las migratorias, que se trasladan de América del Norte al Sur y viceversa.

Fuentes