Saltar a: navegación, buscar

Reloj de Arena

Reloj de Arena
Información sobre la plantilla
Reloj de Arena.jpg
Dispositivo que sirve para medir el tiempo

Reloj de arena. Es un instrumento mecánico que sirve para medir un determinado transcurso de tiempo, desde el momento en que la arena comienza a caer del receptáculo o bulbo superior al inferior, hasta que termina de hacerlo, y sólo requiere de la energía potencial de la gravedad para su funcionamiento.

Dado que el período que mide es fijo, aunque con ligeras variaciones, actualmente está en desuso, sustituyéndole el reloj de pulsera para conocer la hora, y el cronómetro para medir el tiempo preciso transcurrido entre dos sucesos.

Historia

Las primeras mediciones del tiempo se hicieron a partir de observaciones astronómicas y durante mucho tiempo el cielo fue el instrumento principal de esa medición. Desde muy temprano en la historia, el ser humano se dio cuenta que podía recurrir a los fenómenos físicos que se repetían de forma periódica y aprovechar su regularidad para construir instrumentos que midieran intervalos de tiempo.

El primer "reloj" que estuvo a la disposición del hombre fue sin duda el derivado de la alternancia del día y de la noche, es decir, el día solar. Pero a lo largo de la historia tecnológica aparecieron inventos cada vez más sofisticados que permitieron "observar" lapsos de tiempo, desde los calendarios que registran días, años y siglos, pasando por las clepsidras, velas, cuadrantes y otros instrumentos que miden periodos más cortos, como las horas, minutos y segundos, hasta el reloj de átomos de celsio, cuya precisión se mantiene durante 30, 000 años.

Por ende, estas mediciones eran los relojes de la antigüedad. Estas civilizaciones, estudiaban la luna y el sol, para medir tiempos prolongados, como los años y las estaciones que dividen al mismo. Asi mismo, el sol o la luna, también era utilizados como un reloj, para poder medir el paso de los días.

Mecanismo

Este reloj se compone de dos recipientes de cristal unidos porestrangulación que hace de regulador para que la arena (perfectamenteseca, que llena el recipiente superior) caiga en el inferior. El tiempose mide por el que tarda la arena en pasar de una división a otra de las marcadas de los recipiente, con amplitud de tiempo máxima de 30 minutos. Estos relojes tienen una disposición que permite invertir, con lo que funciona nuevamente.

Una vez que ha pasado toda la arena de un bulbo a otro, termina la medición del tiempo requerido y puede observarse que han quedado algunos gránulos en la parte superior y una pequeña montaña de arena en la parte inferior, que se desvanece al más leve movimiento. Dada la simetría del reloj de arena, si se desea, se le da vuelta una vez más, y la arena vuelve a fluir como antes para medir otro lapso de tiempo como el anterior, o bien se posterga esta operación a otro momento conveniente.

Los relojes de arena más grandes

El tamaño de un reloj de arena no es precisamente la cualidad más decisiva a la hora de determinar el tiempo en el que la arena fluye de un receptáculo al otro. Sin embargo, para que esto dure varios días o semanas, el reloj tiene que ser bastante grande. Dos de estos gigantes son la Rueda del Tiempo en Budapest y el reloj de arena del Museo de Arena de Nima, en Japón.

Con una altura de ocho y seis metros y un tiempo de recorrido de un año respectivamente, se encuentran entre los relojes más grandes del mundo. Otro gigantesco se exhibe en la Plaza Roja de Moscú desde julio de 2008. Con una altura de 11,90 m y un peso de cuarenta toneladas es, probablemente, el reloj de arena más grande del mundo.

Fuentes