Saltar a: navegación, buscar

Calendario

Calendario
Información sobre la plantilla
Calendarios.jpg
Concepto:Invención resultante de los métodos antiguos y modernos de dividir el tiempo para ordenarlo en períodos.
Calendario. Lista, por lo común en forma de tabla, que muestra la correspondencia entre los días de la semana y los del mes; llámase así también la lista de celebraciones especiales con sus fechas, en particular aquellas que caen en distinta fecha cada año, como un calendario religioso, o bien el conjunto de reglas que sirven para asignar a cualquier día un número específico, un nombre o una combinación de ambos.

Se han usado diversos tipos de calendarios en diferentes tiempos y lugares. La mayor parte de ellos se han utilizado para dividir el mes sinódico o el año tropical en días numerados. Los calendarios se denominan lunares o solares según qué se desee resaltar, si el mes o el año.

Historia

El primer calendario de uso popular de que se tiene noticia, parece ser el Año bisiesto de 1636, hecho por Mateo Laensberg en Lieja con no pocas supersticiones, pero enseñó el curso de los días y los meses.

Las dificultades con que se ha tropezado siempre el formar calendarios, ha consistido en las fiestas solares y lunares por ser fijas las primeras y movibles las segundas, habiéndose encaminado los esfuerzos a fijar la conciencia entre los dos astros, origen del desorden en el conjunto de las dos fiestas.

Esto fue la causa de que el antiguo calendario se desajustara de tal forma y motivó la petición del emperador romano, Julio César, al astrónomo de Alejandría, Sosígenes, de ordenar a partir del año 45 a.n.e la formación de un nuevo calendario, el llamado Calendario juliano, que comenzó a usarse el día primero del mes de enero de ese mismo año.
Calendario Juliano

Calendario Juliano

El Calendario juliano constaba de doce meses protegidos cada uno de ellos por uno de los dioses. Enero estaba bajo la protección de Juno; febrero de Neptuno; marzo de Minerva; abril de Venus; mayo de Apolo; junio de Mercurio; julio de Júpiter; octubre de Marte; noviembre de Diana y diciembre de Vesta.

Se partió en este calendario, del año trópico de 365 días y 6 horas exactamente, y como con ello se cometía un error por exceso de 11 minutos y 12 segundos entre este año y el verdadero, cada 129 años hacía proceder un día el equinoccio. El Calendario juliano tuvo vigencia hasta el año 1582 en que el Papa Gregorio XIII ordenó modificarlo y con dicha modificación ha venido rigiendo todos estos años.

Ciclo de Metón y calendarios lunares

El año lunar de 12 meses, tiene 354 días. Sólo los hebreos y los mohometanos utilizan la luna para los cómputos del tiempo. Los antiguos griegos también se sirvieron de ella para establecer la duración de los meses, pero llegaron a confusiones y desórdenes hasta la reforma de Metón.

La duración de la la revolución sinódica de la Luna o mes lunar, es de 29 días, 12 horas, 45 minutos y 2,8 segundos. El ciclo de Metón es de 19 años solares; transcurrido el cual, las fases de la Luna tienen lugar aproximadamente en los mismos días del año. En los 19 años solares hay 235 lunaciones, número que dividido por 19 da 12 por cociente y 7 por resto, es decir, 12 lunaciones por año, y el resto debe distribuirse en los años que constituyen el período. El período de Metón equivale a 12 años de 12 meses lunares y 7 años de 13 meses.

Estos años se distribuían en el calendario griego formando el 3o, 5o, 8o, 11o, 13o, 16o y 19o del período. Sin embargo, como el ciclo de Metón no es rigurosamente exacto porque supone que la lunación dura 29 días y medio, Metón mismo formó un nuevo ciclo de 6940 días, en los cuales había 125 meses de 30 días y 110 de 29.

El período 6940 días excede de 235 lunaciones en 7,5 horas. La adopción del ciclo de Metón duró un siglo aproximadamente y fue reformado más tarde por Calippus, cuadruplicando el período de Metón y restando un día al final del período cuádruple, cambiando uno de los meses de 30 días por otro de 29. El error de este período es de 1 día en 304 años; el período es exactamente igual a 66 años julianos.
Error al crear miniatura: Falta archivo
Calendario Maya.

Calendarios lunares

Se denomina con este nombre aquellos sistemas que miden el tiempo tomando como base el ciclo de las lunaciones. Todos los calendarios de la antigüedad, salvo el egipcio, se elaboraban según este principio.

Calendarios solares

Reciben este nombre aquellos sistemas que miden el tiempo tomando como base el período de revolución de la Tierra alrededor del Sol, o el ciclo de las estaciones que deriva de este movimiento. En la antigüedad sólo el Calendario egipcio fue elaborado según estos principios, pero progresivamente fue adoptándose este sistema en vez del basado en las fases de la Luna. El calendario civil adoptado en casi todos los países es un calendario solar.
Calendario Azteca.

Inconvenientes de los calendarios

  • Desigualdad de duración de los períodos en que se divide el año: Los períodos en que se divide el año: mes, trimestre, semestre; son de desigual duración. Los meses tienen de 28 a 31 días. Resulta que el número de días de los trimestres es respectivamente de 90 , 91 y 92. El primer trimestre tiene, pues, dos o tres días menos que el segundo. Otra consecuencia es el número desigual de semanas comprendidas en los trimestres y semestres.
  • Falta de inmutabilidad del calendario: El calendario no es inmutable, cambia cada año. En efecto, el año tiene 52 semanas, más uno o dos días; si el primer día del año es domingo, cae en lunes al año siguiente o en martes en caso bisiesto.
De otra parte, el calendario no presenta sino siete diferentes disposiciones que corresponden a los siete días de la semana en que el año puede comenzar, pero como interviene el día bisiesto no se puede dar la reproducción exacta del calendario sino al cabo de 28 años. De suerte cada año la fecha de un mes coincide con día de semana diferente del que fue el año precedente.
Calendario de 365 días.

Calendario gregoriano

El calendario que se emplea para fines civiles en todo el mundo se conoce en los países occidentales como el calendario gregoriano. El papa Gregorio XIII decretó que el día siguiente al jueves 4 de octubre de 1582 sería el viernes 15 de octubre de 1582, y que de ahí en adelante, los años centenarios (1600. 1700, etc.) serían años bisiestos sólo cuando fueran divisibles entre 400 (1600, 2000. etc.): los años restantes serían bisiestos cuando fueran divisibles entre cuatro, como era anteriormente. El resultado de la reforma fue restituir el equinoccio de primavera (principio de primavera, que rige la celebración de la Pascua) al 21 de marzo, y quitar tres días al número de días de 400 años calendáricos, si se calcula el promedio de días en el año calendárico como de 365.2425. en lugar de 365.25, como ocurría anteriormente, y lleva a una concordancia mayor con el año tropical, que tiene 365.24220 días.

El calendario gregoriano no se ajusta con perfección al año tropical, pues el error suma un día cada 3300 años. Se han hecho diversas propuestas para reformar el calendario y reducir el error; también se han hecho muchas proposiciones para alterar la sucesión de los días con el propósito de darle mayor regularidad al calendario.

Un año de 13 meses de 28 días

Ventajas

  • Todos los meses tienen el mismo número de días.
  • Los períodos por los que se ha calculado cualquier actividad humana corresponde exactamente.
  • El hecho de que todos los meses tengan igual duración, presenta grandes ventajas para actividades mensuales que se programen.

Desventajas:

  • El número 13 no es divisible por 2, 3, 4 y 6.
  • Los trimestres del año de duración igual no comprenden un número de meses enteros.
  • La introducción del año de 13 meses implica un cambio considerable en cientos de años.
  • La comprobación de las fechas futuras con las fechas del pasado y las comparaciones de las estadísticas anteriores se hacen mucho más complicadas.

Año de 12 meses: 8 de 30 días y 4 de 31 días

Ventajas

  • Los semestres y los trimestres comprenden un número de meses y de semanas completo.
  • Cada mes puede tener el mismo número de días laborales.
    Calendario de 260 días.

Desventajas

  • Los meses no son de la misma duración.
  • Los meses no comprenden un número completo de semanas.
  • Cada fecha no cae cada mes en el mismo día de la semana.
  • La comparación de las fechas futuras con las fechas del pasado, y la comparación de las estadísticas futuras con las anteriores son menos complicadas con el primer grupo de 13 meses, pero más complicadas que el grupo que preconiza la simple regularización de los semestres.

Calendarios conocidos

Calendario druídico-celta..

Fuentes