Saltar a: navegación, buscar

Repercusión de la Guerra de los Diez Años en Alquízar.

Repercusión de la Guerra de los Diez Años en Alquízar
Información sobre la plantilla
Guerra de los diez años --1868-----1878--.JPG
Fecha:10 de Octubre de1868
Lugar:Cuba
Descripción:
La Guerra de los Diez Años, también conocida como Guerra de Cuba (en España) o Guerra Grande (1868 - 1878), fue la primera guerra de independencia cubana.
Líderes:
Carlos Manuel de Céspedes y Máximo Gómez Báez.


Repercusión de la Guerra de los Diez Años en Alquízar.La Guerra de los Diez Años, (también conocida como La Guerra Grande) comenzó el 10 de octubre de 1868 bajo la dirección del abogado Carlos Manuel de Céspedes y apoyado por un grupo de patriotas en La Demajagua, que llamaban a la libertad e independencia de la isla. Durante los primeros días la insurrección casi fracasó.

Producción azucarera

En Alquízar, como en el resto de la región occidental del país, la producción azucarera no sufrió los embates de la guerra de 1868, lo que le permitió mantener una economía estable, sobrepasando la producción de Azúcar que había antes del estallido revolucionario.

A finales de la década de 1860 habían desaparecido los Ingenios Concepción, San José o Guaibacoa y el Santísima Trinidad. Manteniéndose en molienda El Ojo de Agua, Armonía, y Santísima Trinidad o Fajardo. Además se habían creado los ingenios Palafox, Recurso y Reunión. Como se puede apreciar el partido tenía en esta fecha seis ingenios. Debido a dificultades económicas de sus dueños (hacía 1874) los ingenios Palafox, Recurso y Reunión, dejaron de moler y en su lugar surgieron otros con más posibilidades.

En total, existían siete ingenios al finalizar la guerra (1878) con una producción de 28000 cajas de Azúcar, cifra muy superior a la de 1859 que fue de 7499 cajas, 442 bocoyes y lo que demuestra que la economía en la región no sufrió como en la parte central y oriental del país los embates de la guerra.

Aunque la producción azucarera era la primera fuente de la economía alquizareña de esta época, existían también otros renglones agrícolas que aportaban ingresos a la Economía de la población como eran: 30 cafetales, 127 sitios de labor para frutos menores y 84 potreros para ganado vacuno y caballar.

Acontecimientos

El 15 de Noviembre de ese mismo año, Reixa de Manzano, rindió otro informe más preciso acerca de una reunión efectuada en el cafetal “La Paloma“, ubicado en San Antonio de los Baños. Comunicaba que a esta asistieron muchas personas de los pueblos anteriormente citados y que habían firmado un acta comprometiéndose a lanzarse a la lucha armada.

Los planes se concentraban en introducir en San Antonio de los Baños un cargamento de armas que sería escondido en un pozo que había en la estación ferroviaria para ser tomado el día del levantamiento. Una vez proclamada la insurrección, marcharían hacia los mogotes de Candelaria donde lo esperaría Carlos Baliño Piloto (padre del conocido obrero de ideas marxistas Carlos Baliño López), al frente de un contingente de hombres armados, Baliño se encargaría de suministrarles lo necesario para iniciar la lucha y servirle de práctico.

Con el propósito de concentrar los planes de alzamiento se organizó un almuerzo en la Finca “La Macagua”, junto al Río Ariguanabo en San Antonio de los Baños.

"El almuerzo sería basado en biajacas que se pescarían en el río, de aquí el nombre de la conspiración y como cocinero llevaron a un negrito que llamaban Sinsonte, el que una vez detenido junto al pequeño grupo por la denuncia que había hecho de la conspiración un abogado de apellido Pérez Borroto, reconoció a 80 de los comprometidos, muchos de los cuales fueron detenidos el 10 de febrero de 1869 y acusados de estar de acuerdos con los revolucionarios de “La Demajagua”.

La conspiración fue golpeada fuertemente, arrestaron a casi todos los jefes de los pueblos comprometidos. Entre ellos a los alquizareños José Antonio Moya, quien era administrador de correos de esta población y a Federico Ovando, quien ocupaba el cargo de guarda almacén de los ferrocarriles de Alquízar. Unas 27 personas fueron encarceladas y remitidas sin proceso judicial a la isla, donde casi todos murieron meses después.

Fuente

  • Ernesto Figueroa Robayna, Historia del municipio de Alquízar, perteneciente a la provincia de La Habana, Cuba. (Inédito)