Saltar a: navegación, buscar

Roger Bacon

Roger Bacon
Información sobre la plantilla
Rogerbacon.jpg
Pensador inglés de la Edad Media
NombreRoger Bacon Ilchester
Nacimientoaprox. 1214[1]
Ilchester en Somerset
Fallecimientoaprox. 1292[1]
Otros nombresDoctor Marabilis

Roger Bacon. Pensador inglés de la Edad Media, innovador, promotor de la ciencia experimental de los nuevos tiempos, ideólogo de la población artesana de las ciudades. Fustigó las costumbres, la ideología y la política del feudalismo. Por sus ideas, Bacon fue apartado en 1277 de la enseñanza en la Universidad de Oxford y encerrado en la celda de un monasterio por orden de las autoridades eclesiásticas. [1]

Bacon era materialista por su concepción del mundo, aunque inconsecuente. Al condenar la formación libresca propugnada por la escolástica y el ciego acatamiento a las autoridades, exhortaba al estudio experimental de la naturaleza, a la investigación personal y a la renovación de la ciencia. Defendió el método de conocimiento basado en la experimentación y en la matemática. Bacon entendía que el fin de todas las ciencias estriba en aumentar el poder del hombre sobre la naturaleza. A pesar de los prejuicios alquimistas, astrológicos y mágicos que se encuentran en sus obras. Bacon enunció varias audaces conjeturas científicas y técnicas.[1]

Síntesis biográfica

Nació cerca de Ilchester en Somerset, aunque según algunos fue en Bilsey, Gloucester. La fecha de nacimiento es igualmente incierta. La única fuente es su afirmación en el Opus Tertium, escrito en 1267, que cuarenta años han pasado desde que aprendió el alfabeto. La fecha de 1214 asume que significa que 40 años han pasado desde que se matriculó en Oxford a la edad de 13. Si no quería decir eso, la fecha de nacimiento sería más probable alrededor de 1220.

Estudió en Oxford, donde leyó a Aristóteles. No hay evidencia de que obtuviera un doctorado; el título Doctor Mirabilis fue póstumo y figurado. Viajó a Francia en 1241, a la Universidad de París, entonces el centro de la vida intelectual de Europa, donde la enseñanza de Aristóteles, hasta ese momento prohibida porque Aristóteles era sólo accesible a través de comentaristas islámicos, había sido recientemente reiniciada. Tras completar sus estudios, fue profesor de Artes en esta Universidad, entrando en contacto con Alejandro de Hales y Guillermo de Auvernia.

En 1247 retornó a Oxford y estudió intensamente durante muchos años, omitiendo mucha vida social y académica. Allí fue discípulo de Roberto Grosseteste y Adam Marsh. Encargó caros libros que tenían que ser copiados a mano, en ese tiempo e instrumentos. Posteriormente se hizo franciscano. Probablemente tomó los hábitos en 1253, después de 10 años de estudio que le habían dejado física y mentalmente exhausto.

Las dos grandes órdenes, Franciscanos y Dominicos, habían empezado a conducir la discusión teológica. Alejandro de Hales lideraba a los Franciscanos y Alberto Magno y Tomás de Aquino a la orden rival. La habilidades de Bacon fueron pronto reconocidas, y se benefició de la amistad de hombres eminentes como Adam Marsh y Roberto Grosseteste, obispo de Lincoln. En el curso de su enseñanza e investigación realizó y describió varios experimentos.

Desarrollo profesional

Al único profesor que respetaba era Petrus de Maharncuria Picardus, o de Picardie, que es quizás cierto matemático, Petrus Peregrinus de Picardie, que parece ser el autor de un tratado, De Magnete, guardado en la Biblioteca Imperial de París. El contraste entre la oscuridad de ese hombre y la fama de la que se beneficiaban los jóvenes doctores despertó la indignación de Bacon. En la Opus Minus y Opus Tertium arremete contra Alejandro de Hales y otro profesor, que, dice, adquirieron su aprendizaje por enseñar a otros, y adoptó un tono dogmático, que originó que fuese recibido en París con aplausos, como alguien igual a Aristóteles, Avicena o Averroes.

Bacon fue siempre fiel a sus opiniones, mantenía lo que creía que era verdad y atacaba a quien estaba en desacuerdo, lo que le causó repetidamente grandes problemas. En 1256 fue designada una nueva cabeza de la rama científica de la Orden Franciscana: Richard de Cornwell, con quien Bacon había estado fuertemente en desacuerdo en el pasado. Pronto Bacon fue trasladado a un monasterio en Francia, donde durante cerca de 10 años sólo pudo comunicarse con sus colegas intelectuales mediante escritos.

Bacon escribió al cardenal Guy le Gros de Folques, que se interesó por sus ideas y le pidió que escribiese un tratado completo. Bacon, que estaba restringido por una regla de la orden franciscana que le prohibía publicar trabajos sin un permiso especial, inicialmente dudó. El cardenal se convirtió en el Papa Clemente IV y urgió a Bacon a que ignorase la prohibición y a escribir el libro en secreto. Bacon lo hizo y envió su trabajo, el Opus Maius, un tratado sobre las ciencias Gramática, Lógica, Matemáticas, Física y Filosofía, al Papa en 1267. Fue seguido el mismo año por el Opus Minus conocido también por Opus Secundum, sumario de los principales pensamientos de su primer trabajo. En 1268 envió su tercer trabajo, el Opus Tertium, al Papa, que murió ese mismo año, aparentemente antes de ver, incluso, al Opus Maius, aunque sabía que el trabajo había llegado a Roma.

Conflictos en la vida

Algunos claman que Bacon cayó en desgracia y fue más tarde encarcelado por la Orden franciscana en 1278 en Ancona, por su difusión de la Alquimia árabe y, sin duda, también sus protestas por la ignorancia e inmoralidad del clero favorecieron acusaciones de brujería. Supuestamente permaneció en prisión durante diez años, hasta que la intercesión de un noble inglés promovió su liberación.

Sobre este episodio, la famosa Historia de la Ciencia de David Linberg, mencionado por James Hannam, dice que su encarcelamiento, si es que ocurrió, que dudo, probablemente fue consecuencia de sus simpatías por el ala radical de pobreza de los Franciscanos, una cuestión completamente teológica, más que de cualquiera de las novedades científicas que pudo haber propuesto. Bacon murió, sin seguidores distinguidos o discípulos y fue rápidamente olvidado durante mucho tiempo.


Roger Bacon es considerado por algunos como el autor del Manuscrito Voynich, debido a sus estudios en los campos de la Alquimia, Astrología y lenguas. A Bacon también se le atribuye el Manual de Alquimia Speculum Alchemiae.

Fue un entusiasta proponente y practicante del Método Experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo. Planeó publicar una enciclopedia completa, pero sólo aparecieron fragmentos.

Frase más famosa

La Matemática es la puerta y la llave de toda Ciencia.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Rosental M. y P. Iudin. Diccionario Filosófico. Ediciones Universo, Argentina, 1973, p. 37.

Fuentes