Saltar a: navegación, buscar

Rolando Ferrer

Rolando Ferrer
Información sobre la plantilla
Rolando-ferrer.jpg
Importante dramaturgo cubano
Nacimiento13 de julio de 1925
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento19 de enero de 1976
La Habana, Bandera de Cuba
OcupaciónDramaturgo, actor y director de teatro
Obras destacadasLa hija de Nacho (1951)
Lila, la Mariposa (1954)
La taza de café (1959)
Función homenaje (1960)
El corte (1961)
Fiquito (1961)
Los próceres (1963)
Las de enfrente (1964)
A las siete la estrella
El son entero

Rolando Ferrer. Dramaturgo, actor, director teatral cubano. Entre las constantes de su teatro se hallan, los temas de la mujer y la familia, las indagaciones en la psicología nacional, la resignificación de los referentes de la cultura popular y la singular y aguda reelaboración del habla popular; presentados en una gran variedad de puestas en escenas, entre ellas: Lila, la mariposa, considerada el momento más alto de su dramaturgia y uno de los títulos imprescindibles en la historia de la dramaturgia cubana.

Comienza su teatro con La hija de Nacho (1951), pero es con Lila, la Mariposa (1954) que logra un título importante. Insistiendo en una escena psicologista de tendencia freudiana, Ferrer consigue una pieza de corte moderno, pero con elementos muy nacionales y casi vernáculos. La caracterización de Lila, y el tono de frustración y desgarramiento de la obra, la sitúan como un aporte a la temática de la época anterior a 1959. Con posterioridad a la Revolución, Ferrer se destacó como traductor, adaptador y director de escena. Ha escrito además La taza de café (1959), Función homenaje (1960), El corte (1961), Fiquito (1961), Los próceres (1963), Las de enfrente (1964), A las siete la estrella y El son entero.[1]

Síntesis biográfica

Nació en Santiago de Cuba en 1925 y murió en La Habana en 1976. Publicó en Ciclón, Carteles y Bohemia. Trabajó como profesor de Historia del Teatro en el Departamento de Aficionados del Teatro Nacional de Cuba y como asesor literario y director artístico del grupo teatral La Rueda. Mereció dos menciones en el concurso de teatro ADAD y una en el de cuento "Hernéndez Catá".

Trayectoria artística

En 1949 Rolando Ferrer hizo su debut como dramaturgo con la obra Cita en el espejo, en un programa que incluyó textos de otros dos autores emergentes. Por esa época se desempeñó como actor en el grupo Las Máscaras, dirigido por Andrés Castro, que en 1951 estrenó su obra La hija de Nacho y, en 1954, Lila, la mariposa, considerado el momento más alto de su dramaturgia y uno de los títulos imprescindibles en la historia de la dramaturgia cubana. En 1957 integró el elenco que estrenó en Cuba La soprano calva (la pieza de Eugene Ionesco, que inauguró mundialmente el teatro del absurdo), bajo la dirección de Julio Matas en la Sala Atelier.

Con posterioridad fueron estrenadas sus obras en un acto:

  • La taza de café (1959)
  • Función homenaje (1960)
  • Fiquito (1961)
  • Los próceres (1963)
  • Las de enfrente (1964)

Y escribió otras piezas cortas y dos títulos destinados a los niños:

  • Cosas de Platero
  • Busca, buscando

Características de su dramaturgia

Su dramaturgia presenta dos etapas:

En la primera resalta la pieza de largo aliento, deudora de una escena psicologista, que toma como centro conflictos familiares y se desarrolla en un universo cerrado, ajena a confrontaciones sociales y perspectivas clasistas.

En la segunda prima la obra en un acto, de moda en la escena internacional de la época y, tal vez, más acorde con la realidad social de intensas transformaciones que conformó el contexto insular de los años sesenta y setenta. Es este un período que revela una franca vocación social, y a la vez, un afán de búsqueda y experimentación.

Entre las constantes de su teatro se hallan los temas de la mujer y la familia, las indagaciones en la psicología nacional, la resignificación de los referentes de la cultura popular y la singular y aguda reelaboración del habla popular.

Versiones realizadas

Entremeses japoneses, espectáculo concebido y dirigido por Rolando Ferrer. Grupo La Rueda

Se destacó también como versionista. Realizó peculiares versiones de:

Como director, puso en escena:

Su personalidad poética al respecto se caracterizaba por el énfasis en los detalles, clave para producir una escena sugerente y evocadora.

Homenaje

Las Jornadas de Lecturas Dramatizadas Rolando Ferrer, que auspicia la Compañía Teatral Rita Montaner, son parte de un esfuerzo que lleva a cabo este colectivo y, especialmente su director, el dramaturgo y director Gerardo Fulleda León, por promover, apoyar y fortalecer una dramaturgia nacional. Las lecturas comenzaron a realizarse en el año 2000 como una iniciativa de Fulleda ante la escasez de publicaciones de textos dramáticos y la insuficiencia de puestas en escena de autores nacionales.

Las Jornadas de Lecturas Dramatizadas "Rolando Ferrer", que rinden homenaje a ese clásico de la dramaturgia cubana, tienen lugar durante tres días del mes de enero y forman parte de las Jornadas Villanueva en saludo al Día de Teatro cubano, el 22 de enero. En la Sala El Sótano, sede de la Compañía y de las Lecturas, cada año se dan a conocer nuevas obras de autores cubanos, quienes tienen la oportunidad de escuchar sus textos interpretados por actores y directores de diversas agrupaciones teatrales. Dramaturgos como Norge Espinosa, Ulises Rodríguez Febles, Nara Mansur, Roberto D.M Yeras, Abel González Melo, Lilian Susel, Edgar Estaco, Liliam Ojeda o Elvira Van Brakle; han participado con sus obras en este evento.

Dentro del marco de las actividades por las Jornadas Villanueva, La Compañía Teatral Rita Montaner decidió realizar, desde hace ya cinco años, el Taller Rolando Ferrer, con el propósito de dar a conocer textos de los dramaturgos de nuestro país de todas las generaciones, tendencias y géneros. Se comenzó con lecturas hechas por los propios autores y desde hace tres años han pasado a ser lecturas dramatizadas. El peso de las lecturas ha recaído casi siempre en los actores y los directores de la Compañía Teatral Rita Montaner, pero también asisten invitados. La sección de Dramaturgia de la UNEAC, que preside Gerardo Fulleda León, y el Centro Cubano del ITI, bajo la égida de Héctor Quintero, respaldan estos encuentros del mes de enero.

Enlaces externos

Referencias

  1. Leal, Rine. Breve historia del teatro cubano. Editorial Félix Varela. La Habana, 2006, p. 95 ISBN 959-258-690-X

Fuentes